La Federación Mexicana de Empresarios LGBT apuesta por la diversidad

En septiembre de 2014 se fundó la asociación, que actualmente cuenta con 1,300 empresas afiliadas y comprometidas con la inclusión.
Para hacer una labor de vinculación entre la comunidad LGBT y el sector empresarial se requiere mucho sentido social.
Respaldo.  Para hacer una labor de vinculación entre la comunidad LGBT y el sector empresarial se requiere mucho sentido social.  (Foto: iStock by Getty Images)
Diana Zavala /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En 2014, César Casas y un grupo de empresarios miembros de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) en México se propusieron impulsar la diversidad e inclusión en la iniciativa privada del país.

Para lograrlo, en septiembre de 2014 formaron la Federación Mexicana de Empresarios LGBT, que actualmente tiene afiliadas a cerca de 1,300 empresas y durante 2016 ha ayudado a las compañías a implementar políticas corporativas diversas.

Además, en los últimos dos años ha asesorado al gobierno de la Ciudad de México para declararse capital gay friendly, ha supervisado los trabajos de la norma de inclusión laboral y ha colaborado con el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) y con la Secretaría de Gobernación en la atención a problemáticas de derechos humanos.

Lee también: 12 empresas marchan por el orgullo LGBT

“Si bien las personas LGBT tenemos muchos derechos ganados, actualmente la sociedad no está lista para dar esa equidad, principalmente el mundo de los negocios”, dice César Casas, presidente de la federación. "Nuestro mayor logro ha sido convertirnos en una federación que puede ayudar a un empresario de la comunidad LGBT a hacer negocios a nivel mundial, ya sea con grandes multinacionales o con pequeñas empresas”.

Los ejes de acción de la federación se dividen en cinco rubros principales: certificación de empresas que pertenecen a la red de proveeduría diversa, capacitación y mentoría, aceleración e incubación de nuevas compañías, red mundial de negocios LGBT y atracción y retención de talento diverso.

Casas considera que el principal problema que enfrenta México en este sector es que las empresas tienen miedo de incluir a miembros de la comunidad LGBT en sus equipos de trabajo porque creen que perderán ventas. Y, aquellos que ya están implementando políticas de diversidad, lo hacen de manera sumamente cautelosa.

Lee también: La comunidad LGBT muestra su orgullo

El presidente de la federación menciona que a pesar de que algunos corporativos mexicanos tienen normas de inclusión, no cuentan con los medios para atraer talento LGBT, por lo que la asociación sirven como un lazo vinculante.

Un ejemplo de este trabajo es la relación que hicieron entre Aeroméxico, Marriot y proveedores locales de destinos turísticos de servicios y productos. “De esta manera pequeños proveedores terminan trabajando con los grandes. Las empresas friendly del sector vuelven a estar en el mercado por encima de las que no lo son, impulsando este tipo de negocios que somos capaces de desarrollar”, asegura el presidente.

Mirada hacia adelante

Erik Markeset es un empresario miembro de la comunidad LGBT. Aunque dice que no se ha manifestado como activista en el tema, considera importante que los empresarios “salgan del clóset” para crear mayores oportunidades de inclusión y un mejor ambiente laboral para la comunidad.

“Las empresas siempre quieren al mejor talento y ese talento puede estar en la comunidad LGBT,” explica Markeset, fundador de la empresa Tsol. “Si todos los homosexuales en México hicieran esto, el problema terminaría mañana”.

Hugo Bautista, miembro de la organización civil Cuenta Conmigo, considera que la tarea que realiza la federación es una labor titánica y que además el Estado debería sumarse a la iniciativa. “Los esfuerzos de la federación son importantes. Cuando sumamos fuerzas para que exista un reconocimiento de las personas LGBT pero que garantice la no discriminación en el empleo, vale mucho. Es muy importante que se sumen otras personas y su visibilidad”, menciona.

Por su parte, Luis Fragoso, experto en temas LGBT y maestro en Derecho, no considera que la labor de la federación sea incluyente. “Sólo se le está dando un espectro mercadológico pero desde mi óptica no son vinculantes”, aclara el especialista. Sin embargo, considera que el mercado LGBT en México es muy fértil, pero hace falta una difusión más seria y con mayor compromiso.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Casas planea que en 2017 la federación logre difundir de manera más acertada todas sus labores para que el número de afiliados crezca. "Somos muchísimas empresas afiliadas y las cosas van bien. Una vez que el corporativo nacional vea todos los que somos, se les quitará el miedo". concluye.

* Este contenido es un extra del reportaje de portada de la más reciente edición de la revista Expansión en el que se nombró al 2016 como el año del Activismo Ciudadano y que está a la venta en Sanborns, Starbucks y Vips, así como en otros establecimientos cerrados. También puedes descargar la versión digital en App Store y Google Play.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×