Los cinco errores que afectan las finanzas de los millennials

Tienes veintitantos, es tiempo de divertirse, pero estas acciones podrían hacer que te arrepientas en el futuro.
El consejo más importante que los adultos tienen para los jóvenes, según una encuesta es el de ahorrar tempranamente.
Acción preventiva  El consejo más importante que los adultos tienen para los jóvenes, según una encuesta es el de ahorrar tempranamente.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: WALTER UPDEGRAVE
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Eres joven, quieres empezar con buen pie tu camino financiero, pero no quieres cometer errores que te impidan alcanzar tu objetivo. ¿Qué consejo puedo darte?

Mi primera sugerencia es que te relajes. Es inteligente querer empezar con el pie derecho tu vida financiera, pero tienes veintitantos y también es tiempo de divertirse, explorar diferentes caminos y estar abierto al azar.

Si te obsesionas demasiado con meter la pata, podrías perder experiencias satisfactorias y gratificantes. Además, cometer errores y recuperarse de ellos es una manera importante de aprender y crecer.

Dicho esto, también es cierto que algunos errores pueden infligir un daño financiero más profundo y duradero que otros, aun cuando no parezcan tan peligrosos a primera vista.

Te enumeraré cinco errores financieros que tienen la capacidad de minar seriamente tus perspectivas económicas. Evítalos y con ello aumentarás dramáticamente tus probabilidades de lograr el éxito financiero.

Error 1: Comenzar tarde a ahorrar

Más que cualquier otro error, yo diría que éste es el que impide a las personas alcanzar al menos cierto grado de seguridad financiera.

Por ejemplo, en una reciente encuesta a jubilados hecha por Pentegra Retirement Services el 39% de los encuestados dijo lamentar no haber comenzado a ahorrar antes, y el 63% respondió que el consejo más importante que podía ofrecer a las personas que apenas comienzan sería empezar a ahorrar tempranamente.

Las personas mayores saben de lo que están hablando.


Alguien de 25 años que gana 30,000 dólares y ahorra el 10% de su salario al año tendría un ahorro de poco más de 620,000 dls a los 65 años, suponiendo que recibe un aumento anual del 2% y un retorno anual del 6% de sus inversiones.

Si esa persona esperara 5 años para empezar a ahorrar, el tamaño de su reserva caería a casi 140,000 dólares. Si esperara 10 años la cifra se reduciría en más de 250,000 dólares.

Afortunadamente, este error puede evitarse fácilmente. Si en tu empleo tienes un plan de retiro 401k, suscríbete y aporta al menos lo suficiente como para sacar el máximo provecho de cualquier aporte que haga la empresa para igualar el tuyo.

Si no cuentas con un plan 401k, abre una cuenta Roth IRA o IRA tradicional en una compañía de fondos mutuos y haz transferencias mensuales automáticas desde tu cuenta corriente.

Acumula también un fondo de emergencia equivalente a los gastos de al menos tres meses en una cuenta de ahorros, para que tengas un colchón en caso de un despido laboral o gastos inesperados.

El punto principal es habituarse a ahorrar regularmente y mantener ese régimen a lo largo de la vida laboral.

Error 2: Endeudarse innecesariamente

A veces tiene sentido pedir prestado, por ejemplo, para comprar una casa, un coche o financiar una educación que puede aumentar tu poder adquisitivo. Pero la deuda que asumimos para mantener un estilo de vida que excede nuestro salario es la que nos mete en problemas.

Recuerda que pagar la deuda puede mermar tu presupuesto. Según el último sondeo anual de NerdWallet sobre la deuda de los consumidores, la familia estadounidense promedio gasta más de 6,650 dólares sólo en pagos de intereses al año.

Antes de endeudarte, pregúntate: ¿Es algo que realmente necesitas? Y si la respuesta es sí, entonces pregúntate: ¿Te serviría una versión menos cara?

Y, por último, considera si los pagos mensuales de capital e intereses que harás durante años podrían tener un mejor uso destinándose a una cuenta de ahorro y de inversión que puede crecer en valor y ofrecer un colchón frente a los reveses económicos.

Error 3: Creerle a Wall Street cuando dice que “invertir es complicado”

El mensaje que mandan las firmas de Wall Street se reduce a esto: es necesario estar atento a los mercados financieros, repartir tu dinero entre todo tipo de inversiones arcanas y complejas y estar listos en cualquier momento para soltar las inversiones que posees por otras nuevas.

Y, por supuesto, para lograr todo esto con éxito, necesitas su ayuda, para lo cual hay que pagar un precio.

Disparates. Nadie, ni siquiera los profesionales del mercado, pueden adivinar los mercados financieros.

Y la investigación del profesor Terrance Odean de la Universidad de California muestra que tratar de hacerlo mediante la compra-venta frecuente acaso perjudique más tus rendimientos en lugar de mejorarlos.

Conviene mejor un enfoque 'menos es más': construir una cartera básica y muy diversificada de fondos de acciones y de bonos que concuerde con el nivel de riesgo que estés dispuesto a tomar y luego, aparte de reequilibrarla de vez en cuando, mantener esa cartera sin importar las cuitas del mercado.

Error 4: Pagar de más por la ayuda financiera

Ya se trate de los gastos anuales que pagues a un administrador de fondos mutuos o las comisiones que pagues a un asesor por ayudarte a elegir los fondos adecuados y proporcionarte otro tipo de asesoramiento financiero, el hecho es que pagar más de lo que debes merma los rendimientos que ganas y dificulta que tus ahorros crezcan. Es por ello que debes controlar dichos gastos en la medida de lo posible.

Cuando se trata de inversiones, la forma más fácil de controlar los gastos es ceñirse lo más posible a los fondos índice y los fondos cotizados de bajo costo.

Si lo haces, fácilmente te puedes ahorrar más de 1% al año en comparación con el típico fondo mutuo de acciones.

Si crees que necesitas trabajar con un asesor financiero, asegúrate de saber de antemano lo que tendrás que pagar, qué servicios específicos te brindarán y compara antes de comprar para cerciorarte de que los honorarios del asesor son competitivos.

Otra opción es contratar a un asesor por hora en lugar de pagar un porcentaje de los activos o suscribirte a un 'robo-asesor', un servicio en línea que utiliza algoritmos para proporcionar asesoramiento de inversión a bajo costo.

Error 5: No monitorear tus progresos

No tienes que obsesionarte constantemente por cuestiones de dinero. Pero tampoco puedes simplemente fijar un rumbo y luego asumir que todo irá bien.

Es necesario revisar periódicamente tus finanzas -por ejemplo, una vez al año- para asegurarte de que estás avanzando.

La mejor manera para saber si estás progresando es monitorear tu patrimonio neto, es decir, la diferencia entre el valor de tus activos y pasivos, o lo que tienes frente a lo que debes.

Si ahorras periódicamente e inviertes con sensatez, con el tiempo tu valor neto debe crecer. Si se estanca, puede ser una señal de que no estás ahorrando lo suficiente, no estás invirtiendo tus ahorros prudentemente o has incurrido en demasiada deuda.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Evidentemente, también hay muchas medidas positivas que puedes tomar para mejorar tus perspectivas, una de las más importantes es cultivar tu carrera de manera que puedas ganar (y ahorrar) más durante tus años laborales. Pero una buena defensa vale mucho.

Y si evitas cometer los cinco errores de arriba, mejorarás dramáticamente las probabilidades de lograr el éxito financiero que buscas.

Ahora ve
Así es la potente computadora que SpaceX envió al espacio
No te pierdas
×