¿Quieres renunciar? Prepara tu cartera

Si planeas dejar tu trabajo, toma en cuenta estos consejos para sobrevivir a la sequía salarial.
Renuncia  Si te sientes incómodo con tu situación laboral y planeas renunciar, debes conocer la información necesaria para que sobrevivas al desempleo.  (Foto: iStock)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Renunciar puede ser una decisión difícil, sobre todo, si afuera no te espera un trabajo nuevo. Según un estudio de Pwc, del total de desempleados en México, 5.4% se deben a renuncia voluntaria. Los motivos para dejar un empleo pueden ser muchos, pero contar con los recursos necesarios para afrontar varios meses sin ingresos fijos puede ser un obstáculo.

Si ya no te sientes cómodo con tu situación laboral y planeas renunciar a tu trabajo, es necesario que realices un plan que considere lo siguiente:

1. Antes de decir adiós...

Muchas empresas intentan no darle un finiquito al empleado que renuncia con el pretexto de no haber avisado con anticipación que abandonaría el puesto. Esto es una equivocación. Jorge Sales Boyoli, abogado mercantil en Bufete Sales Boyoli, aclara que no existe ningún precepto que obligue al trabajador a notificar antes de dejar el puesto.

“El trabajador tiene derecho a recibir un finiquito, que es el pago de prestaciones (aguinaldo, vacaciones y prima vacacional) por el tiempo que laboró. En la Ley Federal del Trabajo no existe mención alguna del plazo de tiempo que tiene la empresa para pagar el dinero acordado, por lo que se entiende que debe ser de inmediato”, explicó Sales Boyoli.

El periodo máximo para el recibo del finiquito sería de un año. En caso de que la empresa no cumpla con sus obligaciones, se podría proceder a una demanda laboral. Según Sales Boyoli, en México, el tiempo promedio para conseguir un empleo es de tres meses, así que se deben tener claras las consecuencias económicas tras la renuncia.

El experto indicó que para presentar una renuncia sin problemas legales posteriores, es necesario presentar una carta con el nombre del empleado que esté solicitando la salida y con una cláusula expresa de la cesión de las actividades laborales en la empresa. En el caso de querer recibir una carta de recomendación, la empresa no tiene la obligación de emitirla; sin embargo, sí de brindar una constancia de trabajo en la que se manifieste el plazo de tiempo en que el trabajador laboró.

2. ¿Ya pediste la renuncia?

Sonia Sánchez Escuer, especialista en finanzas personales y creadora de blogylana.com, dice que es necesario tener siempre preparados ahorros como un fondo adicional para la transición.

“Un fondo de emergencia sirve para accidentes. El fondo de transición es necesario ya que no se sabe cuando habrá un cambio de empleo. Especialmente si comienzan a haber incomodidades con la situación laboral”, manifestó.

Es importante tener siempre un plan de pago de deudas y no utilizar tarjetas de crédito o préstamos en emergencia para salir del "bache" porque resulta prejudicial en las finanzas personales.

Cuando se realiza una renuncia es necesario cambiar los hábitos de vida y recortar gastos en diversión y esparcimiento para el tiempo de búsqueda de empleo. La asesora financiera recomienda ser lo más prudente posible en el gasto de dinero ya que ningún ahorro está de más, "siempre se tiene que estar preparado para el peor escenario".

Una táctica es reducir los gastos que no son vitales a la mitad durante los meses previos a la renuncia, hasta el momento de poder cubrir estos gastos necesarios durante aproximadamente tres meses después de haber abandonado el trabajo, recomienda Sánchez Escuer.


3. Y ahora, ¿qué hago?

Existe un seguro de desempleo que ofrece el Gobierno de la Ciudad de México que se puede tramitar de manera sencilla. En la Ley de protección y fomento al empleo del Distrito Federal, se establece que el pago del seguro debe ascender a 30 días de salario mínimo y se debe entregar mensualmente durante un plazo no mayor a seis meses, cada dos años.

Los documentos necesarios para el procedimiento son una identificación oficial y comprobante de domicilio. El resto de los requisitos varía dependiendo si la persona cuenta con seguridad social y de otros casos extraordinarios. (Ver los requisitos aquí)

También existe la opción del retiro parcial de desempleo de tu Afore. A este beneficio se puede acceder solamente cada cinco años y después de haber pasado 46 días desempleado. Para hacer válida esta opción, la cuenta de ahorro debe tener al menos dos años de cotización o cinco de haber sido abierta.

Para realizar este trámite se necesitan el número de seguridad social, una clave bancaria estandarizada (CLABE) y una identificación oficial. El dinero que será brindado dependerá del tiempo que tenga la cuenta. Si tiene al menos dos años de cotización, se te entregará el equivalente a 30 días de salario. Si son mínimo cinco años de antiguedad, serán menos de 90 días.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Retirar dinero del Afore puede repercutir de manera negativa en el ahorro, ya que este fondo se crea con el propósito de la jubilación. Se restarán semanas de cotización y se reducirá el monto del ahorro.

“Estar desempleado es un trabajo de tiempo completo. Se tienen que invertir todas las horas posibles en la búsqueda de una nueva ocupación, ya que de eso dependen todos tus ingresos futuros”, finaliza Sonia Sánchez Escuer.

Ahora ve
Coyoacán tendrá una clínica veterinaria en honor a los perros rescatistas
No te pierdas
×