4 cosas que debes saber antes de comprar casa en 2017

A la expectativa de que el costo de los créditos siga subiendo, se suma la incertidumbre de los trabajadores de conservar su trabajo en el largo plazo.
Pese a que el costo del crédito hipotecario se eleve, 2017 es un buen año para comprar una casa, recomiendan expertos.
Tasas de interés.  Pese a que el costo del crédito hipotecario se eleve, 2017 es un buen año para comprar una casa, recomiendan expertos.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

A tres meses de haber arrancado el año, las tasas de los créditos hipotecarios otorgados por la banca comercial en México han aumentado entre 0.75 y 1%, debido a los movimientos en la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos y, en consecuencia, en la tasa de referencia del Banco de México, explican especialistas.

“El año pasado teníamos un piso en las tasas de interés de 8.5%, hoy encontramos una tasa mínima del 9.15% y el techo era 10.5%, hoy estamos en 12%”, especificó Manuel Gómez-Haro, director general adjunto de SOC Asesores Hipotecarios. Quien no desestima que en el primer semestre del año se dé otro ajuste en las tasas de 0.5%.

A la expectativa de que el costo de los créditos siga subiendo, se suma la incertidumbre de los trabajadores de conservar su trabajo en el largo plazo. De ahí que las personas duden si 2017 es un buen año para adquirir una deuda que tendrán que pagar durante 15 o 20 años.

Lee: Cómo construir tu vivienda en México si eres migrante

Si piensas adquirir un crédito este 2017 toma en cuenta lo siguiente:

1. Costos adicionales

Si las tasas de interés siguen subiendo, los inmuebles se volverán caros e inaccesibles a la gente. Además aumentará el precio por metro cuadrado de algunos materiales valuados en dólares como el acero y algunos acabados importados, alertó el director ejecutivo de Inmuebles24, Roberto Esses.

Aunado a esto, la sobre demanda del mercado inmobiliario en la ciudad de México ha hecho que haya una saturación y que ahora se construya vivienda vertical, lo cual también incrementa los costos. “Colonias como Roma, Condesa, Polanco, Juárez, Bosques de las Lomas y Narvarte, aumentaron su plusvalía en 15% durante 2016 y en los próximos meses se espera un nuevo incremento entre 10 y 15%”, dijo Esses.

2. Incertidumbre laboral

En una encuesta hecha a más de 2,000 usuarios de la plataforma Inmuebles24, 'Intereses de compra de vivienda de los mexicanos en 2017', dice que el 15% de los encuestados está indeciso en realizar la compra de un bien inmueble.

El 50% de ellos dice que la razón principal de su indecisión se debe a la situación económica actual del país, 30% dice no tener certeza sobre sus ingresos y el 20% dice que su situación económica personal no se lo permite.

El Infonavit, así como la banca comercial cuentan con un seguro de desempleo (éste se cobra dentro de la mensualidad que el trabajador paga), el cual puede cubrirte de seis a nueve meses la mensualidad de la vivienda en caso de que el trabajador pierda su empleo, especificó Manuel Gómez-Haro.

3. Las prioridades

La encuesta de Inmuebles24, muestra que la principal motivación para la adquisición de una vivienda es la mejora en la calidad de vida (67%), sólo 15% ve la compra de una casa como una inversión, 4% dice que su motivo principal es formar una familia y 14% porque busca independencia.

Otros factores que influyen en la compra son el precio (42% dijo que con base en eso tomaría una decisión), le sigue la ubicación del inmueble (30%) y, en tercer lugar, la cercanía a su lugar de trabajo (20%).

“La gente joven está más en movimiento y depende de dónde esté su trabajo, ahí quiere vivir y prefiere un esquema de renta, pues el tiempo promedio que dura en un trabajo es de dos a tres años”, dijo Esses.

Lee: Cómo eligen vivienda las parejas en México

4. El pago

En cuanto a la forma de financiamiento para adquirir una vivienda, el 33% de los encuestados por Inmuebles24 dijo que adquiriría su casa con un crédito Infonavit o Fovissste; mientras que 32%, con un préstamo bancario; 13% lo haría con Cofinavit (banco-Infonavit).

Sin embargo, advierte Gómez-Haro, un crédito con alguno de estos institutos del gobierno tiene tasas variables sujetas a la Unidad de Medida y Actualización (UMA), por lo tanto cada año aumentará la deuda.

“La tasa variable siempre estará subiendo y el ajuste se hará sobre el monto total de la deuda. Los ajustes anuales de la UMA terminan por ser más altos que las amortizaciones a capital que se hacen al pagar puntualmente el crédito”, señala Gómez- Haro, por eso conviene adquirir el crédito en tasa fija, pesos y a través de un banco.

En febrero, el Inegi dio a conocer que el valor de la UMA para este año será de 75.49 pesos, lo que significa un aumento de 3.36% con respecto al 2016.

Newsletter
Ahora ve
Una niña le “roba” el solideo al papa
No te pierdas