3 soluciones si necesitas un crédito urgente

Los créditos de nómina y personales son más baratos que disponer de tu tarjeta de crédito, empeñar o solicitar un préstamo exprés.
Mala planeación.  Si gastas más de lo que tienes, posiblemente tus deudas te orillen a pedir prestado con intereses altos.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Si te urge dinero, probablemente podrías tomar una mala decisión y aceptar préstamos inmediatos a tasas de interés altas y terminarías pagando dos o tres veces lo que te prestaron.

Para que no te suceda, es importante comparar plazos de pago, tiempo de respuesta de la institución financiera que te prestará, tasas de interés, Costo Anual Total (CAT) y montos a pagar, eso evitará que tu emergencia financiera se vuelva un dolor de cabeza.

Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), sugiere que si tienes un problema de endeudamiento, utilices el crédito para saldar tus deudas, no para seguir consumiendo.

“Al contratar el crédito, no lo hagas a través de cajeros automáticos, pide a un ejecutivo que te atienda personalmente, compara y pide que te entreguen tu corrida financiera (el documento que te especifica cuánto pagarás mensualmente de intereses y capital)”, agrega en entrevista.

Lee: ABC para limpiar tu historial crediticio

1. Crédito de nómina

Es un tipo de crédito que te otorga la institución financiera donde tu empleador te deposita tu nómina.

Generalmente para que un banco te otorgue un préstamo debe conocer tu historial crediticio y pedir referencias, pero en este caso toma como garantía que tienes un trabajo formal, el tiempo de antigüedad que tienes en el mismo y si estás recibiendo un sueldo constante. Será de ahí se donde se cobre el crédito.

“El empleado tiene derecho de elegir con qué banco quiere tener su cuenta de nómina y podrá cambiarla sin costo. Este derecho se llama portabilidad de nómina”, detalla Juan José Salas, director general de la firma Finanzas Personales México.

Los intereses anuales que cobran los bancos por otorgarte este crédito son en promedio del 22 y 23%, además incluyen una comisión por apertura y manejo de cuenta, especificó Di Costanzo.

En un ejercicio realizado por Expansion.mx en el simulador de crédito de nómina de la Condusef, para una persona con un sueldo mensual de 30,000 pesos y con una capacidad de pago de 3,000 pesos mensuales, solicitamos un préstamo de 50,000 pesos a 24 meses.

Dadas estas condiciones, las tasas de interés que le otorgaron van desde el 27.6% con Inbursa, hasta 29.9% con Banorte, el CAT es de 31.4% y 35.1% respectivamente. La mensualidad que pagaría con el primer banco es de 2,848 pesos, mientras que con el segundo es 2,889. Al final el monto total a pagar llegaría casi a los 70,000 pesos. Es decir, pagaría 20,000 pesos de intereses por el préstamo.

2. Crédito personal

Este tipo de crédito se otorga por invitación. Los bancos con quienes posiblemente tienes una tarjeta de crédito o tu nómina analizarán tu historial crediticio y tu comportamiento al pagar. Ellos te enviarán invitaciones a través de correo tradicional, e-mail, vía SMS o avisos en el cajero automático, explicó Juan José Salas.

Un crédito personal puede ser más barato si escoges bien. Expansión.mx ingresó las mismas condiciones del préstamo de nómina al simulador de la Condusef, pero ahora solicitando un crédito personal.

Lee: ¿Qué ocasiona un mal historial crediticio?

Dadas estas condiciones, la Caja de Ahorro Popular Mexicana, sociedad cooperativa de ahorro y préstamo, ofreció un crédito personal a una tasa de interés anual del 23.8% y con un CAT del 32.2%. Con esta opción la mensualidad a pagar sería de 2,735 pesos y el monto total de la deuda se elevaría a 65,532 pesos. Al final, terminarías pagando 15,000 pesos más de lo que solicitaste.

Mientras que Scotiabak ofreció una tasa de interés anual del 28.3%, un CAT del 32.8%, mensualidades de 2,880 pesos y un monto total a pagar de 70,516 pesos. Con esta institución pagarías 20,500 pesos más de lo que solicitaste.

El crédito personal no es revolvente, es decir, solo se dispone de él una vez y por un plazo definido. No existe una rotación del dinero, conforme el acreditado va liquidando su adeudo, no puede disponer nuevamente de los recursos hasta que los haya liquidado por completo.

3. Disposiciones de efectivo de tu tarjeta de crédito

Lo primero que debes saber antes de correr al cajero a disponer de efectivo de tu tarjeta de crédito es que el banco solo te prestará el monto que tengas disponible en tu plástico y te cobrará una comisión por retiro entre 1.5 y 10% del monto solicitado.

“Ante una emergencia financiera, es mejor recurrir a un crédito de nómina o personal que disponer de tu tarjeta de crédito porque los costos son más altos”, explica Mario Di Costanzo. En promedio los intereses en tarjeta de crédito van del 30 al 35% anual.

Lee: Pagar en efectivo o con tarjeta de credito, ¿qué te conviene más al realizar tu compra?

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Según datos del Banco de México a junio de 2016, las instituciones financieras habían emitido 23.4 millones de tarjetas de crédito a personas físicas, con un saldo de 305.7 miles de millones de pesos. De acuerdo con la Condusef, 88% de las operaciones con el plástico se utilizan para la compra de bienes y servicios y el 12% restante para disposición de efectivo.

Juan José Salas advierte que ésta es la opción menos recomendable si necesitas un financiamiento. A ella se suman los préstamos prendarios donde los intereses anuales pueden ser de entre el 60 y 400%, o los préstamos exprés en plataformas online, que pueden tener intereses de hasta 600% al año. "Solicitar un préstamo de este tipo es producto de una mala planeación financiera. La solución es aprender a vivir con menos de lo que ganamos (para no tener problemas de deudas)", afirma.

Ahora ve
Zimbabwe vive horas de júbilo tras la histórica renuncia de Robert Mugabe
No te pierdas
×