EU y Cuba, ¿amigos de nuevo tras décadas de distanciamiento?

Castro agradeció a Obama su apoyo para acabar con el embargo estadounidense; admitieron que persisten diferencias pero se enfocarán en los temas que los acercan.
Los mandatarios se reunieron por más de dos horas en el Palacio de la Revolución /
Reu-Barack-Obama-Raul-Castro-Palacio-Revolucion-saludo  Los mandatarios se reunieron por más de dos horas en el Palacio de la Revolución /  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO -

Quince meses después del anuncio del descongelamiento de relaciones entre EU y Cuba, el presidente Barack Obama aseguró que el futuro de Cuba "será decidido por los cubanos", a lo que respondió Raúl Castro que a partir de ahora se concentrarán "en lo que nos acerca y no en lo que nos separa".

Los presidentes estadounidense Obama y cubano Castro saludaron de esta forma la visita de Estado, el comienzo de un "nuevo día" en las relaciones entre ambas naciones, marcadas en el siglo XX por la hostilidad de la Guerra Fría.

"Nos complace recibirle en esta visita, presidente Obama. Podríamos hacer más si se levantara el bloqueo contra Cuba", dijo Castro y destacó que Guantánamo y el embargo son los obstáculos principales en las relaciones de los países. 

El presidente Obama saludó en español y agradeció la hospitalidad del pueblo cubano. Bromeó que siempre se habla de los largos que pueden ser los discursos de los Castro, pues sus palabras se extendieron más que las del líder cubano.

"Comenzaremos los viajes comerciales y reanudaremos los cruceros. Seremos socios comerciales", añadió.

Obama espera que este cambio empuje al gobierno comunista de la isla a conceder más libertades a su pueblo y a abrir nuevos canales económicos para las empresas estadounidenses.

Pero el presidente estadounidense y sus aliados también esperan un éxito mayor: un ejemplo duradero del poder de la diplomacia en el trato con los enemigos de largo tiempo.

Las diferencias: derechos humanos

Obama dijo a su homólogo Castro que las discrepancias entre su país y Cuba en materia de derechos humanos y democracia son el principal escollo para sellar el acercamiento entre los otrora rivales de la Guerra Fría.

Castro, de 84 años, no se quedó callado y respondió que se opone a la manipulación política del tema y al "doble rasero" de quienes quieren imponerles cambios en la política de la isla de gobierno comunista, de acuerdo con un reporte de Reuters.

"Seguimos teniendo diferencias muy serias, incluidos la democracia y los derechos humanos", dijo Obama en una conferencia de prensa conjunta, donde Castro respondió preguntas no habituales.

En respuesta a una pregunta sobre los presos políticos, Castro exigió airadamente que se le muestre una lista de aquellos detenidos, lo que refuerza la posición de Cuba de que no mantiene presos de conciencia.

"Dame una lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", dijo Castro visiblemente enojado. "Si hay una lista, por la noche van a estar sueltos", agregó Reuters.

Los acuerdos alcanzados

Además de evaluar los logros alcanzados en la relación bilateral, los presidentes anunciaron nuevos acuerdos para fortalecer la cooperación en sectores como educación, salud, agricultura y energía.

En un comunicado, la Casa Blanca detalló los acuerdos firmados, entre ellos uno para sumar un millón de dólares más a la iniciativa estadounidense 100 Strong in the Americas, que promueve intercambios educativos entre jóvenes de todo el continente.

Esos nuevos fondos se usarán específicamente para intercambios educativos entre EU y Cuba, de acuerdo con la Casa Blanca.

También en la parte educativa, por primera vez Cuba será incluida como país participante en varios programas de becas de EU.

Además, Estados Unidos invitará a 10 emprendedores cubanos a participar en junio en una cumbre global de emprendimiento en Silicon Valley (California) y el jugador de baloncesto Shaquille O'Neal viajará a Cuba, también en junio, para liderar un programa deportivo dirigido a jóvenes en colaboración con el Ministerio de Deportes de la isla.

En materia de salud, los dos países acordaron "profundizar" su cooperación científica en la prevención de enfermedades como el zika y el cáncer.

Otro de los acuerdos se refiere a la lucha contra el tráfico de personas y para ese fin Cuba y EU invitarán al relator especial de Naciones Unidas en esta materia para que visite ambos países.

Los mandatarios se reunieron por más de dos horas en el simbólico Palacio de la Revolución, en La Habana, punto álgido de la visita del presidente estadounidense a la isla.

Ambos mandatarios, que se encuentran por tercera vez desde que decidieron normalizar la relación entre sus dos países en diciembre de 2014, intercambiarán sobre el futuro de sus vínculos, marcados por profundas diferencias.

Obama, junto con su esposa Michelle y sus hijas Sasha y Malia, cumple en Cuba una visita de tres días, la primera de un presidente estadounidense en 88 años.

La reunión este lunes en el Palacio de la Revolución constituye el primer encuentro con Castro desde su arribo a La Habana el domingo por la tarde.

A su llegada al aeropuerto, el gobernante estadounidense fue recibido por el canciller Bruno Rodríguez.

Antes de ingresar al Palacio de la Revolución, Obama depositó una ofrenda floral ante el monumento al prócer cubano José Martí, ubicado en la Plaza de la Revolución.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El gobierno cubano ya le hizo saber a Obama que no está dispuesto a negociar ningún cambio en su política comunista por pedido o presión de Estados Unidos, su otrora rival por más de medio siglo.

CNN en Español colaboró con este reporte. Con información de AFP y Reuters

Ahora ve
Lina es el auténtico automóvil del futuro por ser biodegradable
No te pierdas
×