En 2017 aumentará el gasto… para el pago de la deuda

Hacienda estima que el próximo año se pagarán niveles nunca vistos en el costo financiero; mientras que el gasto programable tendrá que recortarse.
A analistas preocupa esta tendencia
El costo financiero va a la alza.  A analistas preocupa esta tendencia  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE México (Expansión) -

El aumento en las tasas de interés locales y externas así como el fortalecimiento del dólar frente al peso provocará que en 2017 el gobierno tenga que destinar más dinero para pagar el costo financiero, que se incrementará un máximo desde que se tiene registro, mientras que el gasto público tendrá que ser recortado.

Para el próximo año Hacienda calcula que, el costo financiero, es decir el costo de la deuda, sume un máximo desde que se tiene registro de 551,125 millones de pesos (mdp), un equivalente al PIB de 2.7%, frente a los 462,373 mdp estimados para 2016, lo que implica un aumento real de 15.4%, según los Pre-Criterios Generales de Política Económica.

“Esto refleja el elevado endeudamiento en que se incurrió en los últimos tres años, al final del día lo que implica es tener que asignar más recursos para el pago sobre todo de los intereses del endeudamiento y esos recursos ya no se pueden direccionar hacia actividades productivas del Estado o gasto social (…) Genera una afectación en la administración de las finanzas públicas”, comentó el director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz.

Para el cierre de este año, Hacienda espera que la deuda total sea equivalente a 48.6% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), un máximo histórico y un aumento de 10.9 puntos porcentuales frente al 37.7% de 2012.

El costo financiero es un componente del gasto no programable, para el que Hacienda calcula un total de 1.289 billones de pesos el próximo año, que representa un aumento de 74,039 mdp respecto a 2016.

Al aumento en el gasto no programable también se suma el mayor pago de participaciones a entidades federativas que aumentará en 0.8% a 706,979 mdp, derivado de la mayor recaudación federal participable, y el mayor pago de Adefas, es decir el pago de adeudos de ejercicios anteriores, el cual aumentaría 86.9% real a 30,990 mdp, que componen el gasto no programable.

Bajan recursos para programas

En tanto, para 2017 Hacienda tendrá que recortar el gasto programable en 175,133 mdp frente al estimado de 2016 en medio de la caída de los precios del petróleo.

Así, programas como el de Atención a la Salud contará con menos recursos para el siguiente año, esto es, 18,919 mdp nominales desde el estimado de 19,447 mdp de 2016; Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico tendrá un presupuesto de 14,308 mdp desde 14,558 mdp; Programa de Vacunación contará con 1,880 mdp desde desde 1,920 mdp;

El programa de Vigilancia Epidemiológica tendrá 642.2 mdp desde 735.2; el programa de Prevención y Control de Enfermedades contará con 646.5 mdp frente a 809.6 mdp que se estimaron para 2016, entre otros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El recorte al gasto público y, hasta cierto punto, las alzas en las tasas de interés, tendrán un impacto sobre el crecimiento del PIB. Además, somos más pesimistas en torno a la economía estadounidense que la Secretaría de Hacienda”, dice en un reporte el economista en jefe de Bank of America-Merril Lynch, Carlos Capistrán.

En este sentido, De la Cruz comentó que dado que el gasto público no se direcciona hacia proyectos productivos el crecimiento económico se limita y prevé que la tendencia del aumento en el costo financiero vaya a la alza. Hasta ahora los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana van desde 1.9% a 2.5%, frente al 2.5% de 2015.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×