Tasas de interés negativas fallan en Europa: Deutsche Bank

Las medidas extraordinarias del BCE asustan a los inversores y provocan que menos dinero fluya hacia la economía.
Las tasas negativas en Europa buscan penalizar a bancos y ahorradores que mantienen su efectivo.
Medida costosa  Las tasas negativas en Europa buscan penalizar a bancos y ahorradores que mantienen su efectivo.  (Foto: Reuters)
Por: HEATHER LONG
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La economía de Europa está avanzando con dificultad. El Banco Central Europeo (BCE) ha tomado medidas extraordinarias para resucitar la economía, pero ha ido demasiado lejos, dicen dos importantes participantes del mercado.

En junio de 2014, el BCE recortó las tasas de interés a territorio negativo, un movimiento que fue llamado experimental y poco convencional. El banco central presionó las tasas aun más hacia el terreno negativo este año. Dicha estrategia ha sido contraproducente, advierte Paul Achleitner, presidente del Deutsche Bank.

“La gente ve eso y ve las tasas de interés negativas como una señal de advertencia de que el futuro es aun menos seguro de lo que es hoy en día”, dijo Achleitner en un evento del Consejo Americano de Alemania en Nueva York la noche del miércoles.

El reconocido inversor estadounidense Jeffrey Gundlach llamó a las tasas de interés negativas en Europa y Japón “la gran plaga del siglo 21”, en una conferencia por Internet esta semana.

El punto que persiguen las tasas negativas es penalizar a bancos y ahorradores que mantienen su efectivo. Ellos obtienen un interés del 0% o deben pagar una penalización en algunos casos. La idea es estimular a los alemanes, franceses, italianos, españoles y demás a salir y gastar su dinero.

Pero Achleitner dice que eso no está sucediendo.

“Si le das al consumidor estadounidense 100 dólares más, es probable que los gaste. Si le das al consumidor alemán 100 dólares más, va a ahorrarlos”, explica.

Esta mentalidad temerosa explica el giro histórico de los acontecimientos en el mercado de bonos de Alemania esta semana. Por primera vez, el rendimiento del bono alemán a 10 años pasó a ser negativo, es decir, la gente está lo suficientemente preocupada como para estar dispuesta a perder un poco de dinero al mantener un bono seguro del gobierno.

“Los mercados están rechazando su medicina de tasas de interés negativas”, dice Gundlach, presidente ejecutivo de DoubleLine Capital, una destacada compañía de inversión de bonos.

Los bancos en Europa están haciendo lo mismo que los consumidores: están acumulando efectivo.

“Las tasas de interés negativas hacen que sea imposible para los bancos ganar dinero”, dice Gundlach. Las acciones de Deutsche Bank han caído 40% este año a medida que los inversores se preocupan por la salud de sus finanzas. Los temores de una brexit solamente se están sumando a los problemas de los bancos europeos.

Achleitner dice que los bancos europeos no se han recuperado de la crisis financiera como los bancos estadounidenses. Los bancos europeos todavía no tienen suficiente dinero en efectivo en sus arcas para evitar la próxima crisis y cumplir los nuevos requisitos del BCE.

Por eso, cuando el BCE comenzó a seguir la estrategia de la Reserva Federal de Estados Unidos e implementó la flexibilización cuantitativa para tratar de colocar más dinero en la economía, los bancos europeos se aferraron al efectivo. No cambiaron de dirección y comenzaron a prestarlo.

“Simplemente podríamos llegar a la conclusión de que tal vez no podemos gestionar el crecimiento desde arriba”, advierte Achleitner. Dice que el sector privado y el capital de riesgo tienen que hacer más.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), no está de acuerdo. Dice que los datos muestran que los bancos han estado prestando más.

“En general, las medidas de política monetaria impuestas desde junio de 2014 claramente han mejorado las condiciones de préstamos para las empresas y los hogares”, dijo Draghi en abril.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×