Con el 'brexit', Londres le dice 'bye' a su meta de un superávit presupuestal

A una semana de conocerse la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el ministro de Finanzas George Osborne aceptó que se reforzará la severidad para detener el déficit.
Reducción  El país seguirá combatiendo el déficit, pero no logrará tener un superávit, según Osborne.  (Foto: iStock)
LONDRES (Reuters) -

El ministro británico de Finanzas, George Osborne, renunció este viernes a su meta de transformar el déficit de presupuesto de Reino Unido en un superávit para el 2020, en medio de potenciales tensiones económicas tras la impactante decisión del país de retirarse de la Unión Europea.

Se trata del revés más reciente para Osborne, quien en otro tiempo fue considerado el futuro líder de Reino Unido pero que no ha presentado su candidatura para suceder al primer ministro David Cameron luego de que ambos fracasaran en su campaña para mantener al país dentro de la UE.

Lee: Libra esterlina, ¿el inicio del derrumbe?

"El gobierno debe proporcionar credibilidad fiscal, así que seguiremos siendo severos en cuanto al déficit, aunque debemos ser realistas en torno a alcanzar un superávit a fines de esta década", dijo Osborne en un discurso este viernes.

Incluso antes del referéndum, muchos economistas habían cuestionado la capacidad de Osborne para alcanzar un superávit a fines de la década debido a la escala de recortes de gastos o alzas fiscales necesarias para alcanzarlo.

Martin Beck, economista de EY ITEM Club, dijo que el anuncio de Osborne podría ayudar a contrarrestar el impacto del brexit en la confianza en la economía.

"Esta es una medida positiva en momentos de incertidumbre económica. Alcanzar un superávit es algo que siempre va a presionar la actividad en los próximos años", dijo Beck.

Lee: Opinión: Tras 'brexit', derecha e izquierda en el mundo se vuelven irrelevantes

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que el Banco Central probablemente necesitará inyectar más estímulos a la economía británica en los próximos meses, debido al impacto del brexit.

Osborne heredó un déficit de más de 10% del Producto Interno Bruto (PIB) cuando asumió como ministro de Finanzas en 2010. Desde entonces, el déficit ha disminuido y se ubicó en poco más de 4% del PIB en el año financiero 2015/2016 que terminó en marzo.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×