2016: lo bueno, lo malo y lo feo de la economía mexicana

Mayor endeudamiento en un entorno de menor crecimiento económico y el consumo interno como principal motor son algunos aspectos característicos.
Los analistas ven con preocupación los desequilibrios macroeconómicos.
Cambio de percepción  Los analistas ven con preocupación los desequilibrios macroeconómicos.  (Foto: Fotoarte )
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El presidente Enrique Peña Nieto se prepara para dar su cuarto informe de gobierno en medio de un deterioro de las finanzas públicas.

Dos agencias calificadoras han recortado la perspectiva de la calificación crediticia de México de "estable" a "negativa" ante el creciente ritmo de endeudamiento, en un contexto de una baja actividad económica.

Expansión preguntó a tres economistas los factores que consideran como positivos, negativos y preocupantes (bueno, malo y feo) en materia económica de 2016.

Lo bueno

El buen comportamiento del consumo interno y el hecho de que la inflación se ha mantenido contenida pese a la depreciación del peso frente al dólar, son los elementos positivos de este año.

“Las ventas minoristas han crecido a niveles récord y eso refleja que el consumidor está en buena condición”, dijo a Expansión el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo.

En los primeros seis meses del año las ventas minoristas crecieron a un promedio de 7.6% anual, de acuerdo con datos del INEGI.

“Hay buenos niveles de consumo, de crédito, han ayudado las remesas, algunos aumentos en los salarios, algo de empleo. En general el sector terciario se ha manejado bastante optimista y es lo que ha mantenido a la economía creciendo por arriba del 2%”, dijo en entrevista el director de análisis económico de CI Banco, Jorge Gordillo.

El economista Jonathan Heath, comentó que algo positivo del 2016 es que la inflación se ha mantenido controlada pese a la caída del peso frente al dólar, que solo en lo que va del 2016 ha perdido 8.68%.

Lo malo

El débil crecimiento de Estados Unidos y su sector industrial, del cual depende la industria mexicana, ha sido el peor aspecto de este año.

“Lo que nos preocupa de este sector es que normalmente es el que lidera el ciclo económico del país. Nos preocupa que el sector terciario pierda fuerza y se mueva el comportamiento de la industria, normalmente así pasa. Nos gustaría ver ya una reactivación de la industria”, dice Gordillo.

Las actividades inustriales registraron una caida de 1.5% en el segundo trimestre del año respecto al periodo previo.

De enero a julio las exportaciones manufactureras de México cayeron 3.9% anual, según datos del INEGI.

Para Jonathan Heath otro aspecto negativo es el bajo crecimiento de México. El consenso de los analistas apunta a que este año México se encamina a crecer por lo mucho 2%, mientras que en 2015 creció 2.5%.

Lo feo

Este año las calificadoras Moody’s y Standard & Poor’s han advertido a México sobre su acelerado ritmo de endeudamiento, su reducción se complica al darse en un entorno de bajo crecimiento y de una deprecación del peso. Mientras que las cuentas externas del país también se han deteriorado.

“Lo feo es el hecho de que la estabilidad macroeconómica que tuvimos básicamente toda la década anterior se ha estado desatando poco a poco, ya tenemos un déficit en la cuenta correinte muy elevado (…) Al mismo tiempo que las finanzas públicas después de tanto tiempo que costó reducir la relación deuda-PIB, ahora tiene una trayectoria ascendente e incluso ya peligrosa”, dijo Heath.

En el segundo trimestre del año el déficit de la cuenta corriente representó 3% como proporción del PIB. Mientras que Hacienda, encabezada por Luis Videgaray, estima que la deuda en su medición más amplia alcanzará un máximo de 50.5% como proporción del PIB al cierre de 2016 debido a un mayor costo financiero y un aumento del gasto en pensiones.

“Este año la percepción de México de la noche a la mañana se ha deteriorado significativamente y parece que el gobierno tiene menos capacidad para hacerle frente si el entorno se complica”, comentó Gordillo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A lo anterior se suma la preocupante situación financiera y de producción de Pemex.

“En estos dos últimos años no se pudo implementar mucho de la reforma (energética) y tuvieron que hacer cambios de emergencia para salvar a la empresa”, dijo el directivo de Barclays. En abril pasado el gobierno federal inyectó 73,500 millones de pesos a la petrolera para ayudarla a recortar sus pasivos.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×