Dólar y distorsiones de la economía amenazan a la inflación

La inflación subyacente ya registra los efectos del dólar caro.
Adiós a los precios bajos  En lo que va de 2016 el peso se ha depreciado 13.84%  (Foto: Fotoarte )
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los desequilibrios externos y de finanzas públicas ya se reflejan en presiones a la inflación, que apunta a cerrar 2016 y 2017 por arriba de 3%, frente a 2.13% del cierre de 2015.

En parte las presiones obedecen a la depreciación del peso frente al dólar, en lo que va de 2016 la moneda ha perdido 13.84% y se cotiza en los peores niveles de su historia, esto en medio de desequilibrios fiscales y externos, que han sido aprovechados por especuladores para apostar en contra del peso.

Lee: Así se ve el impacto del dólar sobre la inflación

La inflación subyacente, que elimina los precios de los bienes y servicios más volátiles, subió 2.96% anual en agosto, mientras que el componente de mercancías no alimenticias avanzó 3.77%, un máximo desde junio de 2010, este componente es el que refleja el traspaso de la caída del peso.

“La posición macroeconómica de México se deterioró en meses recientes, con un aumento en el déficit de la cuenta corriente al 3% del PIB, un aumento en la deuda pública de 10 puntos porcentuales sobre el PIB en tres años, un deterioro en el balance de Pemex, la desaceleración de la actividad económica y un aumento en la inflación subyacente”, dice en un reporte el economista en jefe de Bank of America-Merril Lynch de México, Carlos Capistrán.

“El deterioro ha dejado al país vulnerable a nuestra vista y los mercados financieros han usado al peso como una cobertura para los diversos riesgos globales”, agrega Capistrán.

Aunado a esto el próximo año se pueden esperar mayores precios ante la probable liberalización del precio de la gasolina, como lo propuso en el Paquete Económico la Secretaría de Hacienda.

Para 2016 el director de estrategias de mercado, Guillermo Aboumrad espera un cierre de 3.2% para la inflación subyacente y de 3.7% para 2017.

“El riesgo más importante además del tipo de cambio es el impacto del alza en el precio de la gasolina una vez que quede liberalizado”, dijo Aboumrad a Expansión y espera que con precios del petróleo rondando los 50 dólares por barril y un tipo de cambio promedio de 18.50 pesos en 2017, se traduzcan en un aumento de entre 7 a 8% en el precio de la gasolina.

En tanto, la última encuesta de expectativas económicas de Citibanamex arrojó que la expectativa de la inflación subyacente para 2016 se incrementó a 3.24% desde un previo de 3.20%. Mientras que para 2017, se incrementó a 3.40% anual desde 3.32%.

Por lo pronto, la inflación al productor sigue a la alza, sin considerar el petróleo subió 5.59% anual en agosto. Entre los rubros más afectados destacan los que dependen en mayor medida de productos importados, como la fabricación de equipo de computo que aumentó 13.67%.

Mientras tanto, las presiones generadas por la caída del peso llevaron al Banco de México a elevar la tasas de interés referencial. Entre los riesgos a la alza, el banco central no descarta que el peso presente mayores caídas y que esto afecte las expectativas para los precios al consumidor.

Precios a la alza
Precios a la alza  La inflación subyacente seguirá con su tendencia alcista.
Ahora ve
Con la toma de posesión de Emmerson Mnangagwa, terminó la era Mugabe en Zimbabwe
No te pierdas
×