El peso mexicano frente al dólar, ¿ya pasó lo peor?

A medida que se diluye el riesgo de Donald Trump, aparecen otros factores que presionarán a la moneda al cierre de año.
El peso ha sufrido una fuerte depreciación ante mayores posibilidades de que Trump llegue a la Casa Blanca.
Golpe  El peso ha sufrido una fuerte depreciación ante mayores posibilidades de que Trump llegue a la Casa Blanca.  (Foto: Expansión)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El peso mexicano tiene un respiro a medida que bajan las posibilidades de que Donald Trump llegue a la Casa Blanca, aunque todo el riesgo desaparecerá hasta que finalicen las elecciones del 8 de noviembre próximo, cuando volverán a aparecer riesgos ya conocidos como el alza de tasas de la Reserva Federal.

Lee: Diputados cambian pronósticos del dólar

La moneda ha ganado poco más de 7% frente al dólar desde el 26 de septiembre, cuando se realizó el primer debate entre Trump y su rival demócrata Hillary Clinton. Desde esa fecha, las posibilidades de triunfo del aspirante republicano han bajado.

“Pensamos que ha disminuido notablemente el riesgo considerando la mayor parte de las encuestas y previsiones de probabilidad de quién gane la elección”, dijo a Expansión Rafael Camarena, economista de Santander.

“Hasta que no suceda el evento (las elecciones) no podríamos decir que ha disminuido por completo”, agregó.

De ganar Hillary Clinton las elecciones, Camarena espera que el tipo de cambio se ubique en niveles cercanos a los 18 pesos por dólar spot. Sin embargo, aparecerán otros elementos que pondrán presión a la moneda mexicana.

Uno de ellos, es la posibilidad de más de 65% de que la Reserva Federal eleve las tasas de interés en su reunión del 14 de diciembre de este año ante la mayor fortaleza de la economía estadounidense.

Ese movimiento hace más atractivos los activos estadounidenses, por lo que los inversionistas abandonan países emergentes como Brasil y México, lo que genera presión en las monedas.

También seguirá pesando la debilidad en las finanzas pública ante el aumento que ha habido en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medición más amplia de la deuda pública, que pasó del 40.4% del PIB en 2013 a 47.6% al cierre de 2015.

Son factores que el Banco de México mencionó como riesgos en sus últimas minutas de política monetaria. Por ello, la atención está puesta también en la discusión del presupuesto que se realiza en el Congreso de la Unión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Menor crecimiento económico y falta de claridad sobre las finanzas y capacidad productiva de Pemex, así como de la capacidad de implementación de los ajustes fiscales son elementos suficientes para explicar el desencanto de los inversionistas con el ‘Mexican Moment’”, dijo en un reporte Finamex.

La mediana de los analistas consultados por Bloomberg estima que el tipo de cambio se ubicará en 18.78 pesos en el último trimestre del año.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×