La renuncia de Carstens llega en mal momento para México

La decisión del funcionario se da en momentos de incertidumbre frente a la victoria de Donald Trump y de expectativas desfavorables para la economía.
Durante su gestión, la inflación estuvo en varios momentos en el objetivo de 3% +/- un punto porcentual.
Legado  Durante su gestión, la inflación estuvo en varios momentos en el objetivo de 3% +/- un punto porcentual.
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El anuncio de la renuncia de Agustín Carstens como gobernador del Banco de México (Banxico) llega en un momento complicado para el país ante la llegada del gobierno de Donald Trump a Estados Unidos y el impacto que tendrían sus políticas para la economía nacional.

“El timing no es el mejor en el sentido de que hay mucha incertidumbre respecto al impacto que tendría la política económica respecto al comercio de Estados Unidos”, dijo a Expansión Benito Berber, analista de Nomura.

Carstens anunció este jueves que dejará de presidir el banco central del país en julio del próximo año para encabezar el Banco de Pagos Internacionales (BIS), una institución que fomenta la cooperación financiera y monetaria entre los bancos centrales de varios países.

Lee: ¿Qué es el BIS y qué hará Carstens ahí?

“Es justo decir que la ganancia del BIS es la pérdida de México”, dijo a Expansión Neil Shearing, economista en jefe para mercados emergentes de la firma británica Capital Economics.

Lee: ¿Quién es Agustín Carstens?

Los expertos señalan que tras su partida, poca gente tiene la credibilidad que alcanzó el todavía gobernador frente a los inversionistas. “Carstens ha sido una influencia estabilizadora durante la turbulencia en los mercados y es un funcionario respetado ante los ojos de los inversionistas”, agregó Shearing.

Sin embargo, la calificadora Moody’s, que en este año colocó en perspectiva negativa la nota del país A3, confió en que las políticas económicas continuarán tras la salida del gobernador.

“Reconociendo que el doctors Carstens ha sido un gobernador efectivo y de gran credibilidad del Banco de México, es importante señalar que México tiene un largo antecedente de continuidad de sus políticas económicas, mismas que consideramos perdurarán”, dijo Jaime Reusche, analista soberano de México de la calificadora.

Lee: Estas son las reacciones de personajes y organismos al nuevo trabajo de Carstens

“La necesidad de avance con los esfuerzos de consolidación fiscal y los riesgos relativos a los pasivos contingentes de Pemex, son factores que tienen una mayor incidencia en el perfil crediticio del país”.

El legado

Carstens preside el Banco de México desde el 1 de enero de 2010 y fue ratificado en 2015 para un nuevo periodo que iría de 2016 a 2021. Durante su gestión, la inflación estuvo durante varios meses dentro del objetivo del Banco Central de 3% +/- un punto porcentual.

“Ha sido un gobernador que ha logrado mantener la inflación baja por un periodo largo y pese a la depreciación del tipo de cambio”, dijo a Expansión Enrique Cárdenas, director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

Lee: 7 frases de Carstens sobre la economía mexicana

Berber destacó que la credibilidad del Banco de México y de Carstens también se reflejó en las expectativas de inflación. “Las (expectativas) de mediano plazo, que son las que te miden la credibilidad, (estuvieron) alrededor de 3.4 o 3.5%, independientemente de qué pasaba con el peso o con la economía estaban relativamente bien ancladas”.

El Banco de México es la institución encargada de mantener el poder adquisitivo del peso en el país, esto es, mantener a raya a la inflación, y para ello tiene distintas herramientas como el manejo de la tasa de referencia (actualmente en 5.25%) a fin de asegurar que el nivel de precios al consumidor no supere el objetivo de 3% +/- un punto porcentual.

Hasta la primera quincena de noviembre, la inflación fue de 3.29%, aunque se espera que supere el 4% el próximo año ante un efecto más acentuado de la depreciación del peso, que en 2016 acumula una caída de más de 13% frente al dólar, y la liberalización del precio de las gasolinas.

Respecto a los retos del funcionario que quede en lugar de Carstens, Cárdenas dijo que son momentos complicados en los que tener a un funcionario experimentado es necesario.

“Quizá sí se requiera una visión más abierta en el Banco de México. Los tiempos que se vienen requieren ser pragmáticos, de encontrar soluciones no tradicionales a los problemas”, dijo.

Luis Robles Miaja, presidente del consejo de BBVA Bancomer, confió en que hay gente calificada aunque no dio nombres.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“México tiene gente de primera para poder suceder a Agustín, por lo mismo es un tema que ya se tomará su decisión. Será seguramente una decisión acertada porque candidatos no faltan”.

Con información de Carmen Luna y Verónica García de León

Ahora ve
¿El nuevo TLCAN contemplará los trabajos agrícolas temporales en EU?
No te pierdas
×