La Fed ya elevó tasas, es el turno del Banco de México

Los analistas esperan que el banco central eleve el precio del dinero, pero están divididos sobre el tamaño del ajuste.
La Fed sube el precio del dinero por segunda vez desde la crisis de 2008
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Una vez que la Reserva Federal elevó la tasa de interés de referencia, los ojos del mercado están puestos sobre el Banco de México (Banxico), que se espera mueva la tasa este jueves desde el nivel actual de 5.25%, aunque los analistas están divididos sobre el tamaño del aumento.

“Banco de México va a subir su tasa en 25 puntos base. Es una oportunidad muy buena de alinear su estrategia para seguir a la Fed y dejar detrás los incrementos de 2016 reaccionando a eventos geopolíticos y movimientos exacerbados del tipo de cambio”, dijo a Expansión Alejandro Padilla, director de estrategia de Renta Fija de Casa de Bolsa Banorte.

Durante 2016, Banxico elevó la tasa de interés de referencia en cuatro ocasiones desde 3.25% hasta 5.25%. Los movimientos obedecieron a la fuerte volatilidad en los mercados internacionales, la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea y la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En diciembre de 2015, el banco central mexicano elevó las tasas siguiendo el primer movimiento de la Reserva Federal en casi una década.

Ahora, con un ritmo de normalización más rápido en Estados Unidos (los miembros de la Fed ven tres aumentos el próximo año desde el nivel de 0.5-0.75% actual), se esperan más alzas de Banxico en línea con su contraparte estadounidense para mantener atractivos los activos financieros de México y evitar que una mayor depreciación del tipo de cambio provoque mayor inflación.

“Hay que recordar que la economía mexicana necesita flujos extranjeros para financiar el déficit en cuenta corriente y el déficit público y estaremos compitiendo con otros países emergentes con mayores tasas de interés nominales”, dijo en un reporte Finamex Casa de Bolsa, que pronostica un incremento en 50 puntos base.

“En 2017, Banxico estará lidiando con la reducción de flujos de cartera a mercados emergentes y de inversión extranjera directa y con mayores presiones inflacionarias”, agregó.

El foco sobre la inflación obedece a que se estima que la depreciación del peso frente al dólar y la liberalización de los precios de las gasolinas provoquen que el índice de precios al consumidor supere el objetivo de Banxico de 3% +/- un punto porcentual.

"La tasa de referencia podría terminar en 5.75% derivado de la depreciación cambiaria, que aumenta temores de mayor inflación y para mantener la relatividad de la política entre los dos países", señalaron analistas de Ve por Más.

El consenso de los analistas encuestados por Citibanamex estima que Banxico elevará la tasa aunque están prácticamente divididos sobre el tamaño del ajuste. Para 2017, esperan que cierre con una tasa mayor de 6%.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×