5 escenarios para México a partir del futuro del TLCAN

Una cancelación del Tratado podría sumir a México en una recesión; mientras que una actualización se anticipa como lo más positivo para la economía local.
La calificación de México está en riesgo con la política comercial de Trump.
Presiones  La calificación de México está en riesgo con la política comercial de Trump.  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El rechazo de Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, hacia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es otra piedra en el camino para la economía mexicana, que en los últimos 20 años no ha podido superar el promedio de crecimiento de 2.5% anual.

La incertidumbre generada por Trump ha puesto en espera a algunas inversiones de acuerdo con el banco de inversión UBS y el consenso de los economistas considera que, en el caso extremo de un rompimiento del Tratado México podría entrar en una recesión económica.

Te recomendamos: Salarios y crecimiento, las deudas del TLCAN con México

Estos son algunos de los escenarios que puede enfrentar la economía mexicana con base en el futuro del TLCAN, del cual dependen 80% de las exportaciones mexicanas, que representan 25% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

1. Sin cambios. Este podría ser un escenario positivo para México, pero la calificadora Fitch advierte que esto se antoja improbable dado el tono proteccionista de la administración de Trump.

En caso de suceder México seguiría el camino para crecer este año 1.4%, una desaceleración desde el 2.06% de 2016.

2. Ajustes comerciales. De realizarse cambios en el TLCAN que restrinjan la entrada de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, la agencia calificadora Moody’s ve un impacto negativo de 5% en las ventas mexicanas hacia ese país y una contracción del PIB de México de poco menos de 1%.

3. Un impuesto. Un gravamen a las exportaciones de entre 20 a 35% como el Border Adjusment Tax (BAT) que proponen los republicanos, implicaría una caída de 10% en las ventas mexicanas hacia Estados Unidos y una contracción económica de poco más de 1%, de acuerdo con Moodys.

Además, esto puede llevar a un incremento en la deuda federal si la política fiscal mexicana se vuelve expansionaría, es decir, aumenta el gasto para compensar el golpe de la política comercial.

Te puede interesar: México está más expuesto a choques externos

“Esto por si solo probablemente no llevaría a la economía a una recesión, una fuerte deprecación del peso podría contrarrestar el impacto. Pero si el impuesto conduce a una pérdida significativa de empleos en las maquiladoras, sería un golpe potencialmente masivo para la economía del norte de México, lo que tendrá repercusión negativa para todo el país y probablemente sería suficiente para causar una recesión”, dijo a Expansión Adam Collins, analista de la firma británica Capital Economics.

4. Desaparición del TLCAN. El peor escenario, es decir, una salida del TLCAN, llevaría a México a una recesión profunda con una caída del PIB de más 3% y un descenso de 25% en las exportaciones.

“El mayor riesgo para la economía mexicana con este escenario es si Trump da un paso más allá y se retira de la Organización Mundial del Comercio o ignora sus reglas. Esto prermitiría a Trump cumplir con su promesa de campaña e imponer un arancel de 35% a las exportaciones. Aunque esto parece haber salido de su agenda”, dice en un reporte Neil Shearing, economista en jefe de mercados emergentes de Capital Economics.

Lee: Trump miente, el TLCAN no tiene la culpa

5. Actualización del TLCAN. Otro escenario postivo sería una actualización del TLCAN, que modernice y contemple sectores que quedaron exlcuidos como el de energía, indica Fitch.

Apenas este miércoles, el principal asesor comercial de Donald Trump, Peter Navarro, dijo que Estados Unidos quiere que México y Canadá se unan para crear una potencia manufacturera regional que evite la entrada de otros países a la región.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Tenemos una gran oportunidad, en particular con México, de usar las reglas de origen para desarrollar una potencia regional provechosa para ambos y de la que trabajadores y manufactureros de los dos lados de la frontera resultarán muy beneficiados", dijo Navarro a Bloomberg.

Las reglas de origen determinan qué porcentaje de un producto debe ser fabricado en Estados Unidos para que porte la etiqueta "Made in USA".

Ahora ve
Desconsolada, Ariana Grande volvió a casa tras el atentado en Manchester
No te pierdas
×