México queda sin armas para contrarrestar el plan fiscal de Trump

La propuesta fiscal del presidente de Estados Unidos representa una amenaza que resta atractivo a la inversión en México.
Agresivo  Las autoridades mexicanas han reconocido que el país tiene poco espacio ante el plan de Trump.  (Foto: Reuters)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El bosquejo de reforma fiscal que presentó el presidente estadounidense Donald Trump en la víspera, complica el panorama tributario para México, en momentos en el que el país no tiene margen para igualar esos estímulos, ya que la calificación crediticia está en la mira de las agencias calificadoras lo que no deja espacio para recortar impuestos.

El plan pretende revisar por completo el sistema fiscal de Estados Unidos, pero el tema que puede afectar a México es la reducción del impuesto para las ganancias corporativas de 35% a 15%. Una baja en la tasa impositiva de Estados Unidos puede generar que el capital productivo se desplace o prefiera invertir en ese país.

Lee: Krugman y Roubini trolean a Trump por su plan fiscal

"Nosotros tenemos que partir de una primera realidad, tenemos mucho menos espacio fiscal que Estados Unidos", dijo en entrevista el mes pasado, José Antonio Meade, titular de Hacienda quien ha hecho énfasis en fortalecer el cobro del impuesto predial para que en el largo plazo aumente la recaudación tributaria en las entidades del país.

“No, creo que no (hay espacio para igualar a EU), las finanzas públicas están mucho más amarradas y menos flexibles. El gobierno esta buscando con mucho esfuerzo bajar su déficit y regresar a un canal de mejora de la deuda y pensar que quieres reducir impuestos va en contra de esta consolidación fiscal”, dijo en entrevista el director de análisis económico de CI Banco, Jorge Gordillo.

Después de que las tres principales calificadoras crediticias, Standard and Poor's, Moody's y Fitch, pusieron en revisión la calificación crediticia con propbable baja ante el rápido crecimiento de la deuda de México, Hacienda se ha comprometido a regresar al equilibrio fiscal (reducir déficit) este mismo año, mientras que la calificación crediticia de México pende de un hilo ante el rápido crecimiento que ha tenido la deuda pública. En cuatro años la deuda ampliada de México aumentó en 14 puntos porcentuales y representa 48.5% del PIB.

Te recomendamos: México prepara contraataque comercial vs EU

Gordillo agregó que el tema fiscal no es lo único que ven las empresas a la hora de invertir , por lo que lo más probable es que las que ya tomaron la decisión de estar en Mexico se queden aquí.

“Es una propuesta todavía muy general en una materia que es compleja. Hacienda será la que haga el análisis correspondiente y a partir de ahí, se definirá la ruta de acción del gobierno mexciano en su caso", dijo el canciller y exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray en una entrevista con Radiofórmula.

En tanto, el gobierno de Trump pretende fondear este plan con el mayor crecimiento económico que se logre con estos estímulos fiscales y al permitir menores deducciones.

Lee: Los ricos, los más beneficiados con el plan fiscal de Trump

No obstante, aún falta que sea aprobado por el Congreso de Estados Unidos, lo cual puede ser complicado luego de que la reforma a la ley de salud de Trump no fue aprobada pese a contar con la mayoría republicana. Aunado a que estímulos fiscales en economías en pleno empleo, como la de Estados Unidos, suelen generar presiones inflacionarias.

"La economía (de Estados Unidos) está bien, crece, da empleos y si la fuerzas no está mu claro cuál será el efecto", comentó Gordillo.

Te puede interesar: El plan fiscal de Trump puede jugar en su contra

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×