El alza en Wall Street se desliga de Trump y le apuesta a la economía de EU

El avance de la Bolsa de Nueva York está apoyada en una mejora en la economía debido a que los inversores ven menos posibilidades de que Trump lleve a cabo una amplia reforma tributaria.
A 6 meses del inicio de su presidencia, Trump no ha logrado cumplir sus promesas de una reforma tributaria y recortes de impuestos.
A la espera  A 6 meses del inicio de su presidencia, Trump no ha logrado cumplir sus promesas de una reforma tributaria y recortes de impuestos.  (Foto: Reuters)
Por MATT EGAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Es posible que la racha alcista postelectoral en Wall Street —a menudo referida como el rally Trump— realmente no necesite la agenda del presidente de Estados Unidos para sobrevivir.

Las promesas del presidente Donald Trump de recortes de impuestos “masivos”, gastos de infraestructura y desrregulación impulsaron a las acciones estadounidenses a nuevas alturas después de su victoria en noviembre pasado.

Pero a seis meses del inicio de su presidencia, Trump no ha logrado promulgar esa agresiva agenda económica. Su gobierno ha estado sumido en escándalos políticos, el control republicano de ambas cámaras ha degenerado en luchas internas, y el estancamiento general persiste en Washington.

Lee: El plan de Trump amenaza algunos beneficios fiscales en EU .

A pesar del tumulto y la inactividad, el mercado bursátil sigue rompiendo récords: el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq han alcanzado un máximo histórico esta semana.

Entonces, ¿por qué Wall Street no se preocupa por los problemas de Trump? Es posible que los inversores ya hayan recortado sus apuestas sobre la capacidad de Trump para llevar a cabo una amplia reforma tributaria o enormes recortes de impuestos, dicen los analistas.

“No estoy convencido de que el mercado alcista dependa tanto de la reforma tributaria”, dijo Ed Yardeni, presidente de la consultora de inversiones Yardeni Research. “La realidad es que la economía realmente no necesita estímulo. Ya se está desempeñando notoriamente bien, a pesar de Washington”, dijo.

Lee: El plan fiscal de Trump puede costarle hasta 7 billones de dólares a EU.

El mercado de valores se ha mantenido a flote —e incluso ha subido más— no por Trump, sino por un telón de fondo de condiciones de crecimiento económico estable, bajo desempleo, sólidos beneficios empresariales y tasas de interés históricamente bajas. Además, la economía mundial, liderada por Europa, finalmente ha comenzado a cobrar impulso.

La tasa de desempleo de Estados Unidos, en 4.4%, ahora se ubica justo por encima de su nivel más bajo desde 2001. Las ganancias del primer trimestre crecieron a su ritmo más rápido desde 2011, y los analistas esperan sólidos resultados para el segundo trimestre. Las ganancias corporativas, el verdadero motor de los precios de las acciones, también parecen saludables.

Por supuesto, Wall Street sigue prestando atención al drama en Washington. Las acciones cayeron brevemente el 11 de julio después de que Donald Trump Jr. tuiteó una serie de correos electrónicos sobre su reunión con una “abogada del gobierno ruso”. El mercado también cayó este jueves después de que Bloomberg News informara que el asesor especial Robert Mueller, quien ha estado investigando posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia, había ampliado su investigación a los negocios del presidente.

“El gobierno ha demostrado ser inusualmente disfuncional y Trump no es evidentemente el negociador que afirmó ser”, escribió esta semana en un informe Paul Ashworth, economista en jefe para Estados Unidos de Capital Economics.

Es por eso que Wall Street ya no parece estar apostando por recortes fiscales masivos.

Lee: Trump es ahora el porrista número uno de Wall Street, luego de que lo criticara.

Basta con ver cómo se han desempeñado los obvios ganadores de los recortes fiscales: las compañías que pagan altos impuestos. Goldman Sachs creó una canasta de acciones de “altos impuestos” como CVS Health que inicialmente se disparó después del 8 de noviembre, pero ahora operan a niveles más bajos que antes de la elección de Trump.

“El optimismo expresado por el mercado se ha evaporado en su mayoría”, dijo Mark Luschini, director de estrategia de inversiones de Janney Capital.

El menguante entusiasmo también puede observarse en el desempeño del dólar estadounidense, que se disparó después de las elecciones, pero cayó esta semana a su nivel más bajo desde agosto pasado.

Los inversores parecen haber llegado a la conclusión de que reescribir el código fiscal corporativo sería increíblemente complejo. Al menos un analista dijo que las compañías lucharán como si fueran Los Juegos del Hambre acerca de ciertas disposiciones.

“La laguna fiscal de una persona es el modelo de negocio de otra persona y los intereses arraigados lucharán hasta la muerte”, escribió Chris Krueger, analista senior de política del Cowen Washington Research Group, en un informe reciente.

En abril pasado, la Casa Blanca publicó una propuesta de impuestos de una sola página pidiendo que la tasa impositiva máxima para todas las empresas bajara del 35% a solo 15%, lo que crearía ganancias inesperadas para muchas empresas. Trump también propuso una exención fiscal única para alentar a las compañías estadounidenses a que devuelvan parte de los 1.3 billones de dólares que han mantenido en el extranjero.

Lee: Krugman y Roubini trolean a Trump y a su plan fiscal.

Sin embargo, nadie puede saber hasta qué punto avanzarán esas propuestas en medio del clima político actual.

A pesar de que Wall Street no está apostando a que se aprueben recortes de impuestos, el que no sean aprobados probablemente sí tendría un impacto.”

“Habrá decepción, pero no hay razón para un mercado bajista”, dijo Sam Stovall, director de estrategia de inversiones de CFRA Research. Dijo que un fracaso en los recortes de impuestos podría provocar un retroceso de más del 5%, o tal vez incluso una corrección “leve” de más del 10%.

Por otro lado, si Trump logra grandes recortes de impuestos, podría reactivar el mercado alcista al impulsar significativamente las ganancias empresariales.

Recomendamos: Los ricos, los más beneficiados con el plan fiscal de Trump.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Considerando la imprevisibilidad del entorno político actual, los inversionistas serían prudentes en adoptar un enfoque de mantenerse a la espera.

“Observamos a Washington, pero no estamos haciendo ningún movimiento en anticipación. Esperemos a que llegue a buen término y luego reajustamos”, dijo Brian Peery, un gestor de cartera de Hennessy Funds.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×