Deuda, pensiones y estados ahorcan al presupuesto 2018

El gasto público se limita ante las crecientes erogaciones en pensiones y el servicio de la deuda, así como las transferencias a estados, según el proyecto del gobierno federal.
Deudores  El costo financiero de la deuda aumenta por las mayores tasas de interés y el mayor monto contratado y/o emitido.  (Foto: iStock)
Dainzú Patiño /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El gobierno federal tiene obligaciones ineludibles y crecientes que prácticamente le ahorcan la posibilidad de destinar recursos a otros sectores. Así una gran parte del gasto público para 2018 destinará en pagos deuda y pensiones, y transferencias a estados.

La suma de estos gastos representará el 43.1% del gasto total del sector público en 2018, según las cifras del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) presentado el viernes pasado, y que deberá ser aprobado por el Congreso.

“Todos estos elementos crecen más rápido que los ingresos tributarios. El año que entra tendremos mayores participaciones, mayor presión por el gasto en pensiones, mayor costo financiero.”, explicó José Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda.

Aunado a ello se tiene que realizar un recorte de 28,300 millones de pesos (mdp) en los gastos de las dependencias del gobierno federal, en comparación con el gasto aprobado para este año, dijo Meade, en conferencia de prensa.

Lee: Hacienda aún gozará de los frutos de la reforma fiscal en 2018

Al tener este tipo de presiones, lo poco que te queda para recortar es el gasto para dependencias, y gasto de inversión, comentó Alejandro González, director de Gestión Social (Gesoc).

Menores recursos para las dependencias federales implican menores recursos para la aplicación de programas presupuestarios, consideró González.

Intereses y comisiones en aumento

De los tres rubros, el que más crece es el costo financiero de la deuda (intereses y comisiones), 17.83% en términos nominales con respecto a lo programado para 2017, señala el proyecto enviado a la Cámara de Diputados, la cual deberá aprobar antes del 15 de noviembre.

El incremento en este costo fue impulsado por un nivel nominal de deuda mayor y la prevalencia de una tasa de interés más alta durante 2017, refiere Hacienda en los criterios económicos para 2018.

A estados crece más que la inflación

Las participaciones, es decir, los recursos públicos que transfiere el gobierno federal a los estados para solventar los gastos de su administración, crecen 8.6%, se espera que se les transfieran 806,517 mdp.

La repartición de estos recursos se beneficia por el crecimiento de la recaudación de ingresos tributarios y petroleros, de acuerdo a la Ley de Coordinación Fiscal.

Por lo que, si se quisieran recortar estos recursos a los estados, primero se tendría que hacer una reforma a esta Ley, explicó el director de Gesoc.

Lee: Los estados ganan más, pese a cualquier escenario

Pensiones, el gasto ineludible

El pago de pensiones está proyectado en 793,700 millones de pesos, un aumento de 5.1%, es de las mayores presiones para el presupuesto público y de las más crecientes conforme envejece la población .

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Son (recursos) cuantiosos, con una tendencia al alza”, dice Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“El pago de pensiones seguirá incrementándose en los próximos años, y terminará en el siguiente siglo. El Estado habrá de diseñar mecanismos para ampliar el margen de maniobra presupuestario, pagar este compromiso, sin que tenga repercusiones en la sostenibilidad financiera, económica y promoviendo la equidad entre las generaciones”, consideró Villarreal.

Ahora ve
Trump asegura ante la ONU que EU tiene el poder de destruir a Corea del Norte
No te pierdas
×