Los cinco principales problemas comerciales de Trump

Durante su campaña, el actual presidente de EU criticó los tratados comerciales con China y México, pero ¿cuál ha sido el avance de su gobierno en estos temas?
¿Promesas olvidadas?  Trump no ha llevado a cabo las propuestas comerciales de las que habló en su campaña.  (Foto: Reuters)
PATRICK GILLESPIE
NUEVA YORK (CNNMoney) -

El presidente estadounidense Donald Trump se abrió camino hacia la Casa Blanca hablando de comercio.

Incluso ha atribuido sus críticas a los acuerdos comerciales de Estados Unidos como una de las principales razones por las que ahora es el comandante en jefe. Trump continúa haciendo ruido, por ejemplo, al tuitear el 14 de noviembre que su asistencia a una conferencia en Asia “conducirá a ACUERDOS COMERCIALES JUSTOS, a diferencia de los horrores de los gobiernos anteriores”.

Pero un año después de su elección, las principales amenazas comerciales de Trump aún no han se han cumplido, aunque su gobierno se ha vuelto más proteccionista al aplicar aranceles a varios países a diestra y siniestra.

Este es el estado de los principales temas y cuestiones comerciales:

1. Las conversaciones del TLCAN no están progresando; Trump amenaza con retirarse

Trump indudablemente pondría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el pacto comercial entre Estados Unidos, Canadá y México, en la categoría de “horror”.

Fiel a su palabra, su gobierno ha comenzado a renegociar el trato con los vecinos del sur y el norte de Estados Unidos. La Ronda 5 de las conversaciones del TLCAN terminó el martes en la Ciudad de México.

Pero las negociaciones no están yendo bien: la Ronda 4 terminó con agudas censuras por parte de los líderes canadienses y mexicanos hacia el principal negociador de Trump, Robert Lighthizer. Él les devolvió las críticas. Se ha avanzado poco en cuestiones clave, como por ejemplo cómo y dónde son fabricados los automóviles en América del Norte.

Trump rutinariamente amenaza con retirarse del TLCAN.

Recomendamos: EU actualiza sus objetivos para un TLCAN moderno y balanceado

Las relaciones han sido inestables por otras razones. Estados Unidos Acaba de ganar una polémica batalla comercial por el atún importado de México. El gobierno de Trump también impuso aranceles de de hasta 18% sobre la madera blanda canadiense.

Además de todo eso, Estados Unidos y Canadá también están en medio de una amarga disputa sobre la queja comercial del gigante aeroespacial estadounidense Boeing contra su rival canadiense Bombardier.

2. Trump y China: muchas sonrisas, no mucho cambio

Trump elogió al presidente chino, Xi Jinping, durante su visita a Beijing la semana pasada, al tuitear que Xi “es un altamente respetado y poderoso representante de su pueblo”.

Pero en los 10 meses transcurridos desde que Trump asumió el cargo, las relaciones comerciales de Estados Unidos con China no han cambiado mucho.

Trump firmó contratos por 250,000 millones de dólares mientras estuvo en China en industrias como la energía, la tecnología y la aviación.

Pero algunos no son vinculantes, lo que significa que las empresas involucradas no tienen que cumplir los términos del acuerdo. Y un acuerdo para que China compre 37,000 millones de dólares en aviones Boeing podría no ser algo nuevo. En 2015, Xi anunció un acuerdo de 38,000 millones de dólares cuando visitó la planta de Boeing en el estado de Washington.

Recomendamos: China busca 'darle batalla' a Estados Unidos en el sector tecnológico

En términos más generales, Trump no amplió el acceso al mercado para las empresas estadounidenses en China, ni hubo ninguna información acerca de la investigación estadounidense sobre el robo de propiedad intelectual en China, algo que las empresas de Estados Unidos dicen que es un problema importante.

Trump también incumplió por completo la promesa de campaña de etiquetar a China como un manipulador de divisas. Durante su campaña, citó la manipulación de la moneda china como una razón clave por la que Estados Unidos, en su opinión, estaba perdiendo en el comercio con China.

Pero Trump nunca etiquetó a China como un manipulador de divisas, y dijo públicamente que no lo haría porque quiere que China ayude con la amenaza nuclear de Corea del Norte.

Trump se ha puesto duro con China en algunos aspectos. Su gobierno ha impuesto aranceles a los productos chinos, como papel de aluminio, madera contrachapada, cajas de herramientas y otros artículos. Sin embargo, esos son problemas relativamente menores en comparación con el robo de propiedad intelectual y la práctica de dumping en materias primas importantes como el acero.

3. El TPP está regresando, sin Estados Unidos

Una de las primeras acciones de Trump como presidente fue retirarse del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (conocido como TPP), un amplio acuerdo comercial con otras 11 naciones que busca reducir las barreras comerciales. En ese momento, muchos consideraban que el TPP estaba muerto.

Pero hizo una reaparición sorpresiva esta semana. Durante el viaje de Trump a Asia, los ministros de comercio de todas las demás naciones del TPP —que incluyen a México, Canadá y Japón— acordaron los “elementos centrales” del TPP. Las conversaciones continuarán el próximo año.

Trump y su equipo comercial no están participando en las nuevas conversaciones. Prefieren firmar acuerdos directos, también conocidos como acuerdos comerciales bilaterales. Trump argumenta que es más fácil vigilar el cumplimiento de los acuerdos bilaterales en comparación con los grandes acuerdos multinacionales.

4. El déficit comercial de Estados Unidos se está haciendo más grande

Podría decirse que la mayor promesa comercial de Trump ha sido su compromiso de reducir el déficit comercial de Estados Unidos. Trump dice que un déficit comercial es como perder dinero. Los expertos en comercio dicen que un déficit comercial no significa en absoluto perder dinero, ni es un reflejo preciso de los costos y beneficios de un acuerdo comercial.

En lo que va del año, el déficit comercial de Estados Unidos es de 405,000 millones de dólares. Eso es es más alto que en el mismo periodo del año pasado (370,000 millones de dólares) y que en 2015 (376,000 millones de dólares), según cifras del Departamento de Comercio de enero a septiembre. Eso no significa que Estados Unidos haya perdido 405,000 millones de dólares. Significa que las empresas y consumidores estadounidenses importaron más de lo que exportaron, lo que está en línea con una economía de consumo.

Durante la primera mitad de este año, el déficit comercial de Estados Unidos con México y China también se hizo mayor. Sería difícil para Trump revertir esas tendencias de varios años de la noche a la mañana, pero algunos expertos argumentan que sería casi imposible que alguna vez reduzca el déficit comercial sin dañar a los trabajadores estadounidenses.

Muchos trabajos fabriles en Estados Unidos dependen de importaciones baratas de piezas, como tubos, ruedas y tornillos, para poder permanecer en Estados Unidos. Si Trump encarece esas importaciones, las empresas tendrán que subir los precios, lo que probablemente resulte en menores ventas y empleos.

5. Investigaciones inminentes: el “gran mazo” de Trump

La gobierno de Trump lanzó dos controvertidas investigaciones comerciales a principios de este año, que tienen un destino incierto. El Departamento de Comercio está determinando si las importaciones de acero y aluminio representan un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Si las investigaciones descubren que existe un riesgo para la seguridad nacional, Trump podría aplicar aranceles a todas las importaciones de acero o aluminio de todo el mundo. También podría elevar los aranceles tan alto como lo desee. Un exfuncionario del gobierno de Bill Clinton apodó a la llamada investigación de la Sección 232 un “gran mazo”.

Los expertos en comercio dicen que las investigaciones generarían el riesgo de una guerra comercial en la que Estados Unidos imponga aranceles a otras naciones y estas tomen represalias.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo en primavera que quería que las investigaciones concluyeran en junio. Pero han sido pausadas. Trump dijo al Wall Street Journal en julio que quería derogar el Obamacare, aprobar recortes de impuestos y quizás aprobar un proyecto de ley de infraestructura antes de retomar la investigación.

Jethro Mullen y Daniel Shane de CNNMoney contribuyeron al reportaje para este artículo.

Ahora ve
En apenas horas, ‘Star Wars: Los últimos Jedi’ recauda 45 millones de dólares
No te pierdas
×