Los nuevos clientes no hablan, ladran

Sentir y pensar como el dueño de una mascota es el secreto para atender a este mercado en crecimiento.
Los dueños de los animales no escatiman en el desembolso que genera la manutención de sus mascotas, pues para ellos, son miembros de la familia.
Un gasto invisible.  Los dueños de los animales no escatiman en el desembolso que genera la manutención de sus mascotas, pues para ellos, son miembros de la familia.  (Foto: iStock)
Diana Zavala /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las mascotas han dejado de ser “el mejor amigo del hombre” para ocupar un lugar en el sillón de la sala, la cama e, incluso, en la mesa como un familiar más. Llamarlos “perrhijos” o “gathijos”, vestirlos, llevarlos al spa y dejarlos en la guardería son prácticas comunes entre quienes aman a los animales. Esta necesidad de darle los mismos cuidados que a un ser humano abre una oportunidad de negocio para las franquicias.

Según datos de Euromonitor Internacional, el valor del negocio de servicios para mascotas en México creció 76.4% de 2011 a 2017. Y se pronostica que aumente 38.1% para 2021. En cuanto al valor del mercado de los productos para el cuidado y alimentación de los animales domésticos, ha sido de 28.2% en el mismo periodo y se prevé que siga subiendo en los siguientes cuatro años, señala la firma de investigación de mercados.

“Cada vez hay más personas que tienen a su mascota no como un perro guardián y buscan empresas que vean el aspecto emocional (de la relación mascota-dueño)”, menciona Pablo Pedrejón, fundador de Petsy, plataforma online en donde se comercializan productos para este nicho.

Lee: Digitalización y multiplicación, la tarea de las franquicias en 2017

De acuerdo con datos de esta empresa, el mercado crece 10% anual y representa 50,000 millones de pesos. Petsy confía en que el auge continuará y abrirá una sucursal física en Polanco, en la Ciudad de México, donde brindará servicio de hospital las 24 horas, estética y una tienda de 400 metros cuadrados.

Dos emprendedores más que decidieron explorar el terreno son Inteligencia Canina y The Dogfather, ambos negocios ya son franquicia. Shabib Casab, socio fundador de The DogFathe, menciona que su negocio crece anualmente al ritmo de 20%. Tiene ocho hoteles-guardería y seis estéticas en el país. En cada una de éstas recibe un promedio de 50 mascotas diarias.

Inteligencia Canina cuenta con guardería, pensión y escuela de adiestramiento. Tienen siete sucursales, inició en 1993, pero en 2014 se convirtió en franquicia.

Quien desee incursionar en el mercado de las franquicias dirigidas a las mascotas deberá aprender a pensar como quien tiene una. “Cuando entendamos que para alguien que quiere a los perros, el perro es miembro de la familia, comprenderemos que necesita ciertos servicios. El perro es el nuevo cliente”, dice Jorge Valencia, director general de la consultora Interfranquicias.

Recomendamos: El poder de los niños como consumidores

Las claves del éxito

La Asociación Mexicana de Franquicias y las consultoras Franquinet e Interfranquicias, orientan:

1) Para que tu negocio se gane la confianza y el reconocimiento del cliente, forma alianzas con marcas ya reconocidas y con alguna sociedad protectora de animales.

2) Un negocio enfocado en este nicho debe ser petfriendly.

3) Los negocios de baja inversión y fáciles de controlar son más aceptados por los inversionistas.

(Con información de Samantha Álvarez)

Nota del editor: Este reportaje se publicó en la revista Expansión 1207, del 1 de abril.

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×