Luuna le 'quita' el sueño a las empresas de colchones

La compañía, finalista de los Emprendedores del Año, planea cerrar una segunda ronda de inversión por 90 millones de pesos en 2017.
Focus.  Los productos de descanso son la especialidad de esta empresa fundada por William Kasstan, Laurène Maire, Guillermo Villegas y Carlos Salinas.  (Foto: Jesús Almazán)
Samantha Álvarez /
Presentado por

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) – Tres marcas se disputan en México el mercado de colchones. Juntas tienen 55.7% del mercado: Tempur Sealy, con 25.4%; Spring Air, con 18.1%, y Simmons Bedding, con 12.2%, según Euromonitor. Luuna revoluciona esta industria y se lleva un trozo del pastel con sus colchones empacados al vacío y sin resortes.

La semilla de la empresa se plantó en abril de 2014, cuando William Kasstan llegó a México desde Inglaterra. Nunca pensó que recibir un colchón para su nueva casa sería tan complicado y requeriría tanta logística. La entrega tardó 10 días, subirlo tres pisos no estaba incluido en el flete y, además, no cabía por la puerta.

Le contó su mala experiencia a Carlos Salinas, amigo y compañero de trabajo en Rocket Internet, y a su novia, Laurène Maire, quienes vivían en Colombia. Y decidieron que ahí había negocio.

Lee también: Someone Somewhere une a artesanos y 'millennials'

A mediados de 2015, Salinas y Maire llegaron a México. Guillermo Villegas, experto en e-commerce, por su trabajo en Linio, y amigo de los tres, se unió al nuevo proyecto: Luuna. Y en el departamento de la pareja, rentado por Airbnb, se gestó la idea de revolucionar la industria de colchones.

“En México y Latinoamérica esta industria se ha manejado de manera tradicional, no ha habido disrupción. Hay muchas marcas y pocas familias que manejan el negocio. Eso hace que no tengan mucha motivación para mejorar su servicio ni precios”, dice Maire.

Los colchones de Luuna, producidos en Monterrey, están hechos de poliuretano de alta densidad, látex y memory gel. Cuestan 65% menos que un producto premium, y pesan entre 21 y 41 kilos. El valor de la compañía está en su servicio al cliente, pues ofrece entrega inmediata y 30 noches de prueba.

Lee también: Los 10 finalistas de Emprendedores del año

En marzo de 2016, Luuna levantó una ronda de inversión de 15 mdp con Mountain Nazca –que tiene una participación accionaria de 12%– y otros inversionistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Luuna no sueña con llegar a ser grande, ya lo está logrando: “En 2016 facturó 50 mdp, este año llegaremos a 200”, dice Kasstan, su CMO.

En julio, la empresa abrió su filial en Tailandia. “Es un mercado de 1,000 millones de dólares. El reto está en mantener la calidad, no sólo en el producto, sino en la cadena de comunicación, el customer experience y reflejar confianza y solidez como marca a gran escala”, dice Héctor Sepúlveda, Managing Partner en el fondo Mountain Nazca.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×