Los 6 principios del marketing emocional que debes aplicar

Las empresas tienen que dejar de generar estrategias para satisfacer las necesidades del consumidor y enfocarse en complacer sus deseos.
Coherencia.  Investigar gustos, hábitos y preferencias de los usuarios facilita la generación de contenido que enamora.  (Foto: iStock)
Zyanya López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La experiencia del usuario debe ser la obsesión de las marcas, incluso por encima de las ventas. Para Elia Guardiola, fundadora y directora de Serendipia, plataforma especializada en marketing emocional, storytelling y redes sociales, las empresas no tendrían que concentrarse en satisfacer las necesidades de los consumidores, sino en complacer sus deseos.

“Todas las marcas tienen que enfocarse en ofrecer una gran experiencia de compra al consumidor, demostrarle que no es un número más para la empresa, sino una persona que importa”, explicó Guardiola durante su intervención en el EMMS 2017, evento de mercadotecnia online organizado por Doppler, firma de email marketing.

Starbucks y su ritual de nombrar los vasos de los consumidores es un claro ejemplo de marketing emocional, esto hace que el cliente se sienta único:

Starbucks.
Starbucks.  Colocar el nombre del consumidor en su vaso es un ejemplo de marketing emocional.  (Foto: Tomada de Facebook)

Palabras mágicas

‘Momentos WOW’, eso es lo que una marca debe ofrecerle al usuario, según Elia Guardiola. Según la experta hay seis palabras mágicas que van a lograr que una marca cuente historias que seduzcan:

Lee más: Cómo cautivar al consumidor en el punto de venta

1. Reciprocidad. Dar algo personalizado, memorable e inesperado a los usuarios para que ellos den algo a cambio. Tiene que ser información distinta a la que ofrece la competencia y que satisfaga sus necesidades.

2. Coherencia. Investigar los gustos de los usuarios, hábitos y preferencias, pues de esta manera se genera contenido que realmente les interese.

3. Prueba social. Comunicar a través de números y mensajes motivadores. Por ejemplo, ‘hemos logrado vender más de 1,000 productos, gracias a su confianza’. Asimismo, agregar testimonios que comprueben la eficiencia de lo comercializado.

4. Empatía. Emitir mensajes con tono amigable y siempre personalizado. El consumidor está cansado de ver siempre lo mismo, por eso solo pone atención a aquello que lo motiva.

5. Autoridad. Aportar credibilidad al mensaje emitido, que éste empodere al consumidor y le permita sobresalir en el mercado por sus conocimientos.

6. Escasez. Informar las ofertas que existen, el tiempo y las cantidades limitadas. Ofrecer promociones exclusivas hace sentir especial al consumidor, que forma parte de un grupo élite.

Lee más: Cinco 'neurotips' para venderle a la mente y no a la gente

Crear motivación

Pero cuidado, alertó la fundadora y directora de Serendipia, el marketing emocional no es lo mismo que crear una necesidad. “No hay que confundir. No se trata de manipular al consumidor, sino de difundir los valores de la marca a través de historias con las que se identifique”.

Para muestra el anuncio de Nike en el que invita a olvidar el sedentarismo. “Esto es motivación y no mangoneo”, declaró Guardiola:

Nike.
Nike.  Invita a los usuarios a dejar el sedentarismo sin manipulación.  (Foto: Tomada de Facebook)

Lograr este tipo de publicidad tiene su chiste. Sin embargo, responder estas tres interrogantes facilita el camino:

1. ¿Qué decimos? El mensaje a comunicar no puede confundir a los consumidores, sino resolverles un cuestionamiento. Es importante saber plataformas de difusión elegir para llegar al usuario adecuado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

2. ¿Quién lo dice? Las marcas deben genera credibilidad y autoridad, aquí la importancia de seleccionar a las personas que transmiten los mensajes, pues de ellos depende que el cliente compre o no el producto.

3. ¿Cómo lo decimos? No se habla por hablar, cada mensaje tiene un tono de comunicación. No es lo mismo dirigirse a millennials, que a los baby boomers.

Ahora ve
Arqueólogos buscan descubrir qué hay debajo de las pirámides de Chichen Itzá
No te pierdas
×