Hacienda lanza nuevas medidas para contener las prendas y los textiles chinos

Luis Videgaray anunció nuevas medidas para combatir la importación de prendas y textiles de Asia a precios subvaluados.
El sector textil mexicano reclama medidas para poder competir con las importaciones asiáticas.
En desventaja  El sector textil mexicano reclama medidas para poder competir con las importaciones asiáticas.  (Foto: Agencias)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La Secretaría de Hacienda anunció nuevas medidas para reforzar el combate a la importación de prendas y textiles asiáticos a precios subvaluados, es decir, inferiores al promedio del resto de los productos importados.

Luis Videgaray, secretario de Hacienda, detalló que 'desdoblará', a partir de mayo, 1,142 fracciones arancelarias. "Esto permitirá asignar precios estimados más acordes con las características de los productos", dijo durante la Asamblea Anual de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex).

Los precios mínimos estimados son parámetros que permiten saber si los precios que declaran los importadores de textiles y prendas son adecuados, o si están por debajo. Pero las fracciones eran tan amplias que era muy difícil establecer precios mínimos para cada tipo de producto. Por ejemplo, la fracción de ropa de bebé incluía desde mamelucos y pijamas hasta camisetas, pantalones, calcetines y accesorios.

"Ahora, tras el desdoblamiento, cada producto tendrá un precio mínimo estimado especifico", dijo Juan Ayub, presidente de la Canaintex.

Otras medidas

En diciembre de 2014, el gobierno federal implementó seis medidas para reducir la entrada de textiles y prendas importados de Asia en condiciones desleales. Tan sólo en ese año, 60% de los textiles que se vendieron en México entraron subvaluados, a precios que no cubren siquiera el costo de la materia prima. Por ejemplo: mezclilla con precios de entre 0.4 y 0.8 dólares el metro cuadrado, según datos de la Canaintex.

Esto perjudica a la industria nacional, que no puede competir frente a esos precios.

Las medidas establecidas por Hacienda funcionaron bien durante los primeros tres trimestres de 2015: el sector textil creció 2%, gracias a una caída de 87% en las importaciones de telas provenientes de China y Vietnam.

Pero los importadores establecidos en México encontraron luego la forma de burlar los controles en las aduanas e introducir nuevamente textiles a precios muy bajos, dijo Ayub.

Debido a esto, los empresarios textileros y los fabricantes de prendas solicitaron reforzar esas medidas. Además, reclamaron una mayor coordinación entre la Procuraduría General de la República (PGR) y el Sistema de Administración Tributaria (SAT), para que haya acciones penales en contra de los infractores.

Tras el anuncio de Videgaray, Ayub estimó que el sector textil crecerá entre 3% y 4% este año, luego de que en enero había bajado la expectativa a 2%.

El reto del TPP

Ayub dijo que reforzar la estrategia contra el comercio desleal es clave para sentar un precedente ante la próxima apertura comercial con Vietnam, tras la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

La preocupación del empresario se debe a que en la ronda de negociaciones de este tratado en Maui, Hawai, el país asiático negoció un acuerdo bilateral con Estados Unidos, que le permitirá importar un metro de tela de otro país fuera de la región, como China, por cada metro que compre en Estados Unidos.

Vietnam podrá usar esta tela para confeccionar prendas bajas, como pantalones o shorts, y exportarlos al mercado estadounidense libres de arancel. “Es un arreglo que daña al resto de los países firmantes del TPP”, dijo Ayub.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras la industria textil vietnamita avanza a ritmos de 15% anual desde 2001, según la Agencia de Promoción de Comercio de Vietnam, en México el sector apenas crece entre 2% y 4% anual.

El país asiático actualmente agrupa a 4,000 empresas en el sector que emplean a casi ocho millones de personas. Actualmente, es el segundo proveedor de textiles y prendas para Estados Unidos. “Nos preocupa que, al igual que China, subsidia a su industria. Es complicado competir así”, afirmó Ayub.

Ahora ve
Se parece a Donald Trump, pero es una gallina
No te pierdas
×