El desafío del nuevo CEO de Delta Air Lines: mantener el alza en las ganancias

Ed Bastian toma control de la empresa este lunes con miras de superar los 1,000 millones de dólares en ganancias que reportó la aerolínea en el primer trimestre de 2016.
Delta estrena un nuevo director ejecutivo con la esperanza de mantener sus ganancias recientes.
Vuelo estable  Delta estrena un nuevo director ejecutivo con la esperanza de mantener sus ganancias recientes.  (Foto: CNNMoney)
Chris Isidore
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Ed Bastian toma control de Delta Air Lines este lunes en un momento en que la economía en la industria jamás ha estado mejor. Pero este factor representa un desafío para el nuevo director ejecutivo de la aerolínea.

Delta acaba de reportar cerca de 1,000 millones de dólares en ganancias en el primer trimestre de 2016, un aumento del 27%. Hasta ahora, los bajos precios de la compañía han sido más que compensados por los ahorros en el costo del combustible. La aerolínea está proyectando que continuarán los márgenes de ganancias.

“Él hereda una aerolínea en muy buenas condiciones y ha estado trabajando de cerca con el director ejecutivo anterior, Richard Anderson”, dijo Philip Baggaley, analista de crédito para aerolíneas de Standard & Poors.
Bastian y Delta enfrentan varios desafíos para mejorar lo hecho en 2015.

Preocupaciones sobre sus trabajadores: El sindicato de pilotos de Delta está demandando un aumento de sueldo del 40%, luego de que la compañía y el gremio no pudieran llegar a un acuerdo de contrato en 2015, que hubiera elevado los sueldos de los pilotos en 14.5%.

El aumento en el precio del combustible: Los precios del combustible para aviones han comenzado a subir hasta un 60% desde su precio más bajo a principios de este año, incluso si se mantienen por debajo de los niveles de 2015.

Tarifas en caída: Las tarifas están cayendo y es probable que continúen con precios más baratos hacia 2017. Delta reportó que la cantidad que pagó cada pasajero por milla cayó un 5% en el primer trimestre del año, lo que resultó en una pequeña caída en sus ganancias.

Lee: Regulador Autoriza con condiciones la alianza entre Aeroméxico y Delta

Delta no está sola. Sus competidores también han sido golpeados por preocupaciones de los inversionistas sobre temas similares. Las acciones de Delta han caído un 17% en 2016. American Airlines y United han caído aún más. Solo Southwest ha salido avante, con un aumento del 3% en 2016.

Bastin no ha comentado directamente sobre la demanda de los pilotos para que les aumenten el sueldo en un 40%, y se ha limitado a decir, “nuestros pilotos son los mejores y queremos que nuestros pilotos sean los mejor pagados y ese es nuestro compromiso con ellos”.

El analista Philip Baggaley dijo que será duro para la aerolínea el retrasar o incumplir con las demandas de sueldos que pide el sindicato. Pero aún y cuando la compañía pueda cumplir con esta promesa por hora, esto pudiera representar problemas más adelante.

“Esto funcionará si la economía es fuerte y los precios del combustible se mantienen bajos”, dijo Baggaley. “Pero si una o ambas cosas cambian, pudiera reducir las ganancias muy pronto”.

Sin embargo, la industria aeronáutica está casi irreconocible en comparación con su estado hace una década.

Delta y Northwest se declararon en bancarrota en 2006. Bastian fue integral para guiar a Delta a través de este proceso como su jefe financiero. Él era uno de los candidatos a la dirección ejecutiva de Delta en 2007, cuando el consejo optó por el exjefe de Northwest, Richard Anderson, para guiar a la compañía tras el periodo de bancarrota.

En 2008, Delta compró a Northwest por 3,100 millones de dólares, lo que la llevó a una consolidación que segmentó el mercado a cuatro principales aerolínea- American, United, Delta y Southwest –, controlando más del 80% del tráfico aéreo nacional. Delta terminó en segundo lugar, detrás de American, en términos de tráfico durante ese año.

Los emergentes y una mejora constante de la economía estadounidense, ayudó a las tres grandes aerolíneas, que habían perdido dinero, a volverse rentables. La caída en los precios del combustible, que comenzó a mediados de 2014, impulsó las ganancias de las compañías a niveles récord.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×