Sare retoma la construcción de vivienda, va por 1,100 en 2016

La desarrolladora de vivienda retomará la construcción luego de tres años y buscarán adaptarse al nuevo panorama de la industria.
Sare espera retomar el ritmo de construcción de vivienda en 2016 tras varios años detenidos.
A construir  Sare espera retomar el ritmo de construcción de vivienda en 2016 tras varios años detenidos.  (Foto: Cortesía)
Ana Valle
CIUDAD DE MÉXICO -

Antes de que Urbi, Geo y Homex cayeran en concurso mercantil, Sare, otra desarrolladora de vivienda, ya se encontraba en una negociación con acreedores. La reestructura les llevó tres años, pero en 2016 esperan retomar el crecimiento de la empresa con la escrituración de hasta 1,100 viviendas.

Esta semana, Sare llegó a un acuerdo con Banorte por un crédito de 46 millones de pesos, que les dio una quita de 2 millones de pesos, que les deja un crédito de 44 millones de pesos a pagar en 36 meses. Con ello, la empresa ya sólo tiene un crédito por reestructurar, adelantó Juan Carlos Díaz, director general de Sare.

En 2011, Sare inició un proceso de recalendarización de pasivos por cerca de 2,800 millones de pesos que concluyó en 2012, y al que siguió una reestructura paulatina con cada uno de sus acreedores y la venta de reservas territoriales.

“Nos queda nada más pendiente de firmar la reestructura de los créditos con Bancomer, ahí vamos por buen camino para poder cerrarla a más tardar al final de junio. El crédito tiene un saldo de 68 millones de pesos”, explicó en entrevista con Expansion el directivo.

La empresa retomó su operación desde el último trimestre del año pasado y comenzó a operar 11 de los 16 desarrollos estratégicos de la compañía, al escriturar propiedades y generar un flujo de efectivo positivo.

La viviendera comenzó a construir a lo largo de 2015, y reactivó algunos de los desarrollos que tenía a media construcción, y que le permitió atender a algunos clientes. Sare escrituró cerca de 170 casas y 133 viviendas más en el primer trimestre de 2016.

“Sigue siendo un volumen bajo, pero en un trimestre hicimos todo lo del año pasado. Y sin anticipar números, el segundo trimestre va a ser bueno y vamos a seguir viendo el crecimiento sostenido de la compañía”, dijo el directivo.

Ahora, Sare vuelve la escrituración de vivienda de sus 16 desarrollos ubicados en la zona conurbada de la Ciudad de México, el Estado de México, Querétaro, Puebla y Quintana Roo, donde hicieron una alianza con Cadu para inicialmente desarrollar un proyecto de vivienda en Cancún.

En los tres años que estuvo detenida la empresa, el panorama del sector cambio, y se crearon nuevas reglas de vivienda, que según Sare fue benéfico.

“Aunque no fue bueno parar a la compañía, el tiempo nos favoreció y en esos años las ubicaciones de nuestros desarrollos las fue alcanzando el desarrollo urbano. Prácticamente toda nuestra reserva está en los contornos de operación de la Conavi”, enfatizó el directivo.

El directivo recuerda que uno de los grandes retos que han tenido ha sido regresar a los fraccionamientos inconclusos, con las autoridades y los propios compradores, para generar crédibilidad.

Al igual que otras vivienderas que atravesaron por proceso de reestructura, Sare también tuvo cambios en su equipo directivo y se renovó 66% de los miembros del Consejo de Administración.

Juan Carlos Díaz tomó posesión de la dirección general de la empresa hace poco más de un año, luego de que Tavistock Investment Group capitalizó a la compañía. Sare era presidida por la familia Sánchez, sus fundadores, quienes hoy no tienen ingerencia en las decisiones gerenciales de la empresa.

La familia Sánchez quedó con 14% de participación accionaria, mientras que Tavistock tiene 42% y el resto está en manos de inversionistas en el mercado bursátil.

Volverán a pedir crédito

La buena salud financiera de Sare ahora le permitirá no sólo retomar su ritmo de crecimiento en busca de retornos atractivos, sino también ser una empresa atractiva para obtener créditos puente.

“El haber regularizado todo este tema de la deuda, el haber hecho frente a los compromisos y obligaciones, va a generar la posibilidad de obtener créditos puente en el corto plazo”, dijo el director general de Sare.

La empresa desarrollaba vivienda horizontal y ahora estarán incluyendo vivienda vertical de tipo medio y residencial, con precios de entre 450,000 y 1.6 millones de pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El año pasado, la empresa compró cuatro reservas territoriales el año pasado, y ahora comenzarán a utilizar esos recursos integramente para la construcción.

“Esperaríamos tener al cierre del año nuestros 16 desarrollos estratégicos operando, construyendo, vendiendo y escriturando”, comentó Díaz.

Ahora ve
El Model S de Tesla dejó más que sorprendido a este hombre de 97 años
No te pierdas
×