Arca, compradora compulsiva

La embotelladora de Coca-Cola dispara su crecimiento con varias adquisiciones en América Latina. Su próximo objetivo es Estados Unidos.
La empresa tiene 22 plantas en México, como ésta de Monterrey, en las que invierte para crecer.
Más producción  La empresa tiene 22 plantas en México, como ésta de Monterrey, en las que invierte para crecer.  (Foto: Foto: Juan Rodrigo Llaguno)
Sheila Sánchez Fermín /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La idea de liderar la industria de las embotelladoras de Coca-Cola en México y el resto de América comenzó hace cuatro años, cuando las mexicanas Arca y Grupo Continental —bajo la dirección de las familias Arizpe, Barragán, Fernández y Grossman— se fusionaron para crear el tercer grupo del sector más grande del mundo, en ese entonces.

El resultado fue exitoso. La alianza formó una compañía con 22 plantas en México, que generó ahorros inmediatos por 80 millones de dólares (mdd) al año, con respecto a los costos que las dos firmas tenían antes por separado, según destacaron algunos analistas del sector en ese momento.

La naciente Arca Continental despegó con una ventaja competitiva en el mercado mexicano: la fusión de ambas empresas sumaba ya un volumen de ventas de 1,200 millones de cajas por unidad, la mitad de lo que, en aquella época, vendía su principal competidor, Coca-Cola FEMSA —sociedad entre la mexicana FEMSA y The Coca-Cola Company—. Antes, competirle a FEMSA era un sueño casi imposible.

La nueva compañía también logró posicionarse en América Latina y competir de cerca con empresas como las chilenas Embotelladora Andina y Coca-Cola Polar.

"Desde la fusión de Arca Continental en 2011 a la fecha, hemos aumentado en más de 180% el valor de capitalización de la empresa”, detalla por correo electrónico Manuel Barragán, presidente del consejo de Arca Continental.

Hoy, la compañía regiomontana ha logrado establecer más de 40 plantas productivas en México, Estados Unidos, Ecuador, Perú y Argentina, con ventas superiores a 76,000 millones de pesos (mdp). La embotelladora quiere ahora expandir su negocio en Sudamérica a través de adquisiciones en esa región.

"México es una industria totalmente consolidada (para las embotelladoras), donde últimamente no hay alguna actividad muy fuerte en fusiones y adquisiciones que pueda justificar un crecimiento importante aquí”, detalla Alejandra Campos, analista de Intercam.

Por eso, la firma mira hacia Sudamérica, donde puede crecer mucho más que en México. El objetivo de Arca para el siguiente año es alcanzar los 100,000 mdp de ventas. Para lograrlo, anunció este año una inversión de 7,000 mdp para fortalecer las actuales operaciones en esa región, con mejoras en plantas y desarrollo de tecnología.

La fuerza latina

Las operaciones de Arca Continental en Sudamérica durante 2015 arrojaron un volumen de ventas de más de 26,000 mdp, de acuerdo con su informe anual.

"Sudamérica es una región muy importante dentro de la estrategia global de crecimiento rentable de la empresa, por lo que seguiremos buscando el fortalecimiento de las operaciones en la región”, asegura Francisco Garza, director general de la empresa, vía correo electrónico.

Siguiendo esta lógica, las operaciones de fusiones y adquisiciones por parte de Arca Continental en esta región se han sucedido con mayor fuerza durante este año. Primero, con la compra de la peruana Corporación Lindley, transacción que concretó al 100% en marzo y que aumentó en un 115% su volumen de ventas en la zona. Hoy tiene ocho plantas en ese país.

"La idea es invertir en eficientar los gastos y volver a vender o volver a recomprar más acciones, siendo todavía más rentables porque estas empresas regionales no tienen toda la administración y la infraestructura para poder hacer este tipo de operaciones, ni tampoco los flujos de efectivo, y ellos sí lo pueden hacer”, según Ernesto Gómez, director de IDEAR, empresa que analiza fusiones y adquisiciones.

Luego, en abril, la compañía mexicana compró un ingenio azucarero del Grupo Minetti en Tucumán, Argentina. Allí pondrá en marcha un plan estratégico para la modernización y equipamiento de las instalaciones y aumentar su producción de 80,000 a 120,000 toneladas de azúcar.

Esto ayudará a disminuir sus costos de producción en las tres plantas de gaseosas que tiene en ese país, y que distribuye a través de 25 centros. "Arca, lo que hace es utilizar su efectivo para ir creciendo el negocio y darle mayor retorno a sus inversionistas”, asegura José Cerbeira, analista de Actinver.

También en abril, la empresa incrementó su participación del 75% en el capital social de sus subsidiarias Arca Continental Argentina y Arca Ecuador, para alcanzar el 100% de la propiedad mediante una fusión.

‘Destapar’ inversiones

La noticia más reciente fue su inversión de 7,000 mdp para México, Ecuador y Argentina, con el objetivo de renovar las plantas productivas y las flotillas de distribución, comprar nuevos refrigeradores y exhibidores, y desarrollar sistemas de tecnologías de la información, entre otras cosas.

De esta cifra, 60% se destinará a México y 40% a Sudamérica. "Definitivamente es una inversión relevante, pues representa un aumento del 23% respecto a lo invertido en 2015”, comenta Garza. “Parte de dicha inversión sería para las dos nuevas líneas de embotellado en México y para las tres plantas actualmente en construcción en Sudamérica: una de lácteos Tonicorp, en Ecuador, con 90 mdd de inversión y que prevé concluir este año; una planta de Coca-Cola, en ese mismo país, con una inversión de 80 mdp; y otra en Argentina, por un monto similar de inversión”, añade el ejecutivo.

Las dos nuevas líneas de embotellado en México estarán en Chihuahua y Aguascalientes. Con ellas, Arca incrementará en 3.5% su capacidad de producción en el país, donde el mercado ya está maduro.

"Más que una apuesta en México, Sudamérica y en todos los territorios que atendemos, tenemos una estrategia de desarrollo con visión de largo plazo, pues vemos en la región un gran potencial y un gran dinamismo económico, con un perfil demográfico muy favorable, por lo que buscaremos consolidarnos como una empresa cada vez más relevante y competitiva”, afirma Barragán.

Lucha de titanes

El hecho de que América Latina sea líder en el consumo de refrescos, superada solamente por Asia, vuelve atractiva a la región, de acuerdo con Mark Strobel, analista de Euromonitor.

Esto ha provocado que Coca-Cola FEMSA, el principal rival de Arca, también se haya dedicado a comprar empresas en los últimos 15 años en países como Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela.

Recomendamos: Arca y Coca Cola Femsa van por territorio estadounidense

"Hace todo el sentido para ellos trasladar el modelo de negocio a embotelladoras de Coca-Cola que no tengan toda la variedad de la arquitectura de precios y las diferentes presentaciones, y por ahí aumentar la participación de mercado y el nivel de consumo per cápita en esas regiones”, explica Campos, de Intercam.

Sin embargo, el crecimiento de FEMSA, fundada en 1890, también se debe a la diversificación de la compañía hacia otros negocios, con el fuerte desempeño de Oxxo, con más de 11,400 tiendas en el país, y de sus estaciones de gasolina. El principal foco de atención de la embotelladora de FEMSA está en Brasil, un gran mercado potencial. Por eso, en los últimos años ha estado aumentando su producción en ese territorio, detalla Cerbeira, de Actinver.

El próximo lugar en disputa será el sur de Estados Unidos, en donde Coca-Cola Company franquiciará fábricas en California, Florida, Texas y Nevada.

Arca acaba de lograr su primera victoria en este sentido. El 25 de mayo, anunció una alianza con Coca-Cola para operar la producción y distribución de esa marca en Texas y algunas partes de Oklahoma, Nuevo México y Arkansas. Será la primera embotelladora en entrar directamente a ese país.

“El mercado más rentable a nivel mundial para la venta de refrescos es Estados Unidos”, señala Gómez, de IDEAR.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Garza, CEO de la empresa, destaca los resultados de esta estrategia de expansión. “En los últimos 13 años hemos pasado de ser una empresa regional, con ventas por cerca de 13,000 mdp, de los que el 99% provenían del negocio de bebidas en México, a ser ahora una compañía internacional y diversificada, seis veces más grande (...) y con operaciones en cinco países”.

Este reportaje se publicó originalmente en la edición de 'Las 500' de Expansión, que salió a la venta el 15 de junio.
Puedes adquirir la versión digital de Las 500 empresas más importantes de México 2016 en App Store y Google Play.
También está disponible el ranking interactivo en el que puedes consultar una base de datos de 13 indicadores de Las 500 en un histórico de 2006 a 2015, adquiérela en nuestra tienda.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×