¿Qué es lo que el sector automotriz defenderá del TLCAN?

Con el Tratado de Libre Comercio, las exportaciones de vehículos de México hacia Estados Unidos y Canadá se triplicaron. Ahora, Trump quiere revisar el acuerdo y la industria se prepara para negociar.
México se convirtió en uno de los principales productores de autos del mundo gracias al TLCAN.
Sector en alerta  México se convirtió en uno de los principales productores de autos del mundo gracias al TLCAN.  (Foto: Reuters)
Ivet Rodríguez
QUERÉTARO (Expansión) -

Entre las cosas que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, planea hacer en sus primeros 100 días como presidente de Estados Unidos, está la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá. De los 22 capítulos que tiene este acuerdo, a la industria automotriz le interesa mantener intactos dos puntos: los beneficios arancelarios y el contenido regional, que es el porcentaje mínimo de autopartes fabricadas en la región que deben incluir los vehículos.

Actualmente, este tratado permite a las empresas automotrices —y en general a toda la industria manufacturera que opera en México— exportar a Estados Unidos y Canadá sin pagar aranceles. “Esta condición ha sido clave para el desarrollo de esta industria en México”, dijo Manuel Padrón, coordinador nacional de Comercio Exterior y miembro del Comité de Dirección del Grupo Global de la Industria Automotriz del despacho legal Baker & McKenzie.

Recomendamos: Canadá y México dispuestos a negociar el TLCAN con Donald Trump

Desde que el TLCAN entró en vigor, en 1994, las exportaciones de vehículos de México hacia Estados Unidos y Canadá se triplicaron, y la inversión extranjera directa de este sector en México acumuló 45,000 millones de dólares (mdd), según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y de la Secretaría de Economía.

“Nosotros queremos que este beneficio se mantenga”, dijo en entrevista Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), organismo que agrupa a los fabricantes de componentes que operan en México.

Grabar las importaciones con un arancel, como ha propuesto Trump, afectaría la competitividad del sector.

Si bien los entrevistados aún no tienen cifras del impacto de imponer un impuesto, según cálculos de CNN Money, si Trump impusiera un arancel de 35% a todos los autos que Ford exportó de México a Estados Unidos en 2016, la compañía tendría que pagar unos 2,800 millones de dólares. Eso sería más que las ganancias de esa empresa en su trimestre más reciente.

Lee: Cambios al TLCAN, golpe para México: Banco Mundial

Según Albin, otro punto que preocupa a la industria de autopartes es una posible reducción en el porcentaje de contenido regional. Ahora, las armadoras que operan en México, Estados Unidos y Canadá deben incluir en sus vehículos 62.5% de autopartes fabricadas en estos tres países, para poder comercializar sus autos libres de arancel en la región.

Esta condición, negociada hace más de 20 años por los tres gobiernos, detonó la industria de autopartes en México y Estados Unidos, principalmente. Actualmente, entre 60% y 80% de los componentes que tienen los vehículos comercializados en la región provienen de estos dos países, según datos de la AMIA.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×