La estrategia de Ford en México son los autos compactos, no el Lincoln Navigator

La armadora no trasladará la producción de Kentucky a México, como dijo Trump que pretendía hacer, porque no está en línea con su estrategia de negocio.
Las armadoras estadounidenses distribuyen la producción entre Estados Unidos y otros países según los tipos de vehículos. México está destinado a los autos compactos.
Una estrategia compartida  Las armadoras estadounidenses distribuyen la producción entre Estados Unidos y otros países según los tipos de vehículos. México está destinado a los autos compactos.  (Foto: Foto: Ivet Rodríguez)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves que había evitado que Ford trasladara la producción de la camioneta Lincoln Navigator, de la planta de Kentucky, a México. Sin embargo, esto es no entender la lógica del sector automotriz, pues hacer ese traslado no habría tenido ningún sentido de negocio para Ford, que en los últimos nueve años ha trabajado en consolidar en México una plataforma para producir autos compactos.

A fin de lograr la máxima eficiencia productiva y ampliar los márgenes de ganancia, los fabricantes de vehículos desarrollan varios vehículos sobre una misma plataforma. Esto permite generar economía de escala y reducir costos, pues en lugar de comprar, por ejemplo, 1,000 componentes de un tipo para un modelo y 1,000 para otro, compran 2,000 iguales para los dos vehículos, explicó Argenis Bauza, consultor especializado en cadena de suministro de KPMG.

Lee: Trump dice que Ford no trasladará a México la producción de una planta de EU

Al final, dos autos desarrollados bajo la misma plataforma comparten entre 60% y 80% de las autopartes y se diferencian por variaciones en la carrocería y en algunos componentes interiores.

Este es el caso de los modelos compactos Ford Fusion y Lincoln MKZ, desarrollados bajo la misma plataforma y producidos en la planta de Hermosillo. “Aunque comparten los mismos proveedores, los diseños de los componentes son distintos”, dijo a Expansión, Fernando Ávila, director general de Lincoln México, durante el lanzamiento del nuevo MKZ en junio.

Lo mismo ocurre con las camionetas Lincoln Navigator y Ford Expedition, producidas en la planta de Louisville, Kentucky.

Y aunque Trump presumió haber detenido el movimiento de empleos de Kentucky a México, Ford nunca había dicho que planeaba mover dichos puestos a México

Ford —y en general todos los fabricantes de vehículos— han organizado sus plantas según las distintas plataformas que manejan. Es por esto que, en una planta enfocada en modelos compactos como la de Hermosillo, no se podría fabricar una camioneta como la Navigator, construida sobre una plataforma completamente diferente.

Opinión: El modelo presidencial de Trump

En todo caso, si Ford hubiera planeado mover la producción de la planta de Kentucky a México, como afirmó Trump ayer, hubiese tenido que construir una nueva fábrica para producir tanto la Lincoln Navigator como la Ford Expedition.

Pero esto tampoco concuerda con la estrategia de negocio planteada por Ford en 2007, a partir de la cual la automotriz estadounidense decidió concentrar la producción de camionetas y pickups en países como Estados Unidos y llevar la producción de sus vehículos pequeños o medianos a mercados de bajo costo, como México.

“Este tipo de autos (los compactos) ofrecen menores márgenes que los modelos más grandes, pues hay mayor competencia. No todas las armadoras fabricamos camionetas SUV, y mucho menos pickups, pero todas hacemos autos compactos. Para poder competir en este último segmento, hay que castigar un poco el precio de los autos”, dijo a Expansión Gabriel López, presidente y director general de Ford de México, en mayo pasado, tras el anuncio de la nueva planta de San Luis Potosí.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A principios de 2014, Ford trasladó la producción de sus pickups F-650 y F-750 de México a Estados Unidos. También invirtió en Estados Unidos para ensamblar todos los SUV, como los modelos Escape, Edge y Explorer, así como el Navigator, que vende bajo la marca Lincoln. En México dejó el ensamble de modelos compactos: el Ford Fusion, el Ford Fiesta y el Lincoln MKZ.

En abril de 2015, la firma del óvalo azul anunció la construcción de una nueva planta en San Luis Potosí para migrar la producción de su compacto Focus, que tenía en la planta de Wayne, Michigan.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×