¿Trump causará un alza en los precios de los alimentos en EU?

Whole Foods, Sprouts y otras cadenas de supermercados han registrado alzas desde el día de las elecciones, a medida que los inversores prevén una mayor inflación.
Los supermercados son los más esperanzados de que suba la inflación tras el triunfo del republicano en las pasadas elecciones.
A la espera de resultados  Los supermercados son los más esperanzados de que suba la inflación tras el triunfo del republicano en las pasadas elecciones.  (Foto: Reuters)
Por: PAUL R. LA MONICA
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Whole Foods tiene una reputación de ser una empresa en la que los liberales tienden a comprar más que los conservadores; a pesar de que su presidente ejecutivo, John Mackey, se refirió una vez al Obamacare como algo similar al “fascismo”.

Pero los inversionistas de Whole Foods parecen estar emocionados por un mundo bajo el gobierno de Donald Trump. Las acciones subieron 7.16% desde el día de las elecciones y hasta este lunes. Y no es el único supermercado que registra superrendimientos últimamente.

Su rival de comida orgánica Sprouts ha ganado 5.47%, mientras que Kroger, un alza de 8.25%, y SuperValu ha subido más de 9%.

Lee: ¿Amazon va por Trump con su nuevo comercial?

Y las acciones de United Natural Foods, proveedor de muchas cadenas de supermercados, se han disparado casi 14%.

Entonces, ¿qué tiene que ver Trump con el ir a la tienda a comprar carne y papas? En pocas palabras, el mercado está apostando a que el plan de estímulo de Trump conducirá a más inflación.

Eso debería elevar los precios de los diversas materias primas agrícolas; y eventualmente provocar mayores precios de los alimentos en el supermercado.

Esa no es exactamente la mejor noticia para los consumidores. Pero las cadenas de supermercados han estado esperando ansiosamente a que la inflación aumente. Los precios más baratos de los alimentos han perjudicado sus márgenes de ganancia y los precios de sus acciones.

Kroger, que ha sido el favorito de la industria de los supermercados en la última década, ha caído 20% este año. También las acciones de Sprouts. SuperValu ha caído más del 30%.

Whole Foods se ha mantenido un poco mejor, al caer solo alrededor del 10%.

Lee: La estrategia de Ford en México contradice a Trump

Sin embargo, la acción sigue estando muy lejos de los máximos que tocó en los días de gloria de hace unos años, antes de que la compañía estuviera bajo el fuego de los reguladores en todo el país debido a sus altos precios y a que los clientes se retiraran en masa.

Irónicamente, Whole Foods ha terminado por bajar un poco sus precios. Ya no merece el apodo de Whole Paycheck (salario completo) que alguna vez tuvo. Pero los precios más baratos son la razón por la que la firma y sus rivales están en dificultades.

Sin embargo, la esperanza más amplia es que el estímulo de Trump y del Congreso dirigido por republicanos ponga más dinero en los bolsillos de los consumidores. Y estos seguirán gastando incluso si suben los precios. Eso es lo que el presidente ejecutivo de Kroger, Rodney McMullen, dijo a CNBC la semana pasada.

Pero las acciones de comestibles han retrocedido un poco desde sus máximos postelectorales en los últimos días. Los inversionistas podrían estar teniendo dudas acerca de cuán grande sería el impulso de Trump que realmente recibirán.

Por un lado, no es como si el ascenso de Trump significara que las materias primas agrícolas realmente vayan a subir; independientemente de los planes de gastos de Trump y lo que haga la Reserva Federal con las tasas de interés.

Hay preocupaciones legítimas sobre escaramuzas en el comercio global —o hasta una guerra abierta— si Trump termina imponiendo tantos aranceles proteccionistas a China, México y otros países como ha discutido.

Recomendamos: 10 empresas con “negro panorama” por Trump

Si eso ocurre, los precios de muchos grandes productos agrícolas producidos por agricultores estadounidenses podrían tambalearse.

Teniendo esto en cuenta, vale la pena señalar que el precio del trigo, el maíz y la soya han caído desde que Trump ganó, incluso a medida que el petróleo, el cobre y otros productos sensibles desde el punto de vista económico han subido.

Los inversores también podrían estar empezando a recordar lo brutalmente competitivo que es el negocio de los supermercados.

Walmart y Costco también son grandes jugadores en el sector de los comestibles. Amazon también está invirtiendo más en entregas online de provisiones.

La popular cadena de supermercados de Nueva York Fairway se declaró en quiebra el año pasado.

Y la propietaria de Safeway, Albertsons, presentó documentos para volverse pública en julio de 2015, pero ha dejado la oferta pública inicial en un cajón (¿detrás de latas que ya pasaron su fecha de caducidad?) debido a las débiles condiciones del mercado.

Así que, los inversionistas ahora podrían estar esperando para ver qué provocará realmente un gobierno de Trump a los precios de los alimentos antes de decidir poner más acciones de supermercado en su carrito de compras.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×