GM mantendrá producción de autos chicos en México, pese a amenazas de Trump

Los planes de manufactura de un vehículo son hechos con mucha anticipación: directora ejecutiva Mary Barra. Además se trasladará de Canadá a México la fabricación de la camioneta GMC Terrain.
Barra aseveró que se trata de un negocio de largo plazo con inversiones fuertes capital.
Sin marcha atrás  Barra aseveró que se trata de un negocio de largo plazo con inversiones fuertes capital.  (Foto: AFP)
DETROIT (Notimex) -

Mary Barra, directora ejecutiva de la automotriz estadunidense General Motors, rechazó que esta empresa considerara transferir su producción de autos pequeños de México a Estados Unidos, pese a las críticas del presidente electo Donald Trump.

Barra aseveró que los proyectos de manufactura de un vehículo son realizados con mucho tiempo de anticipación y que éstos no pueden ser revertidos fácilmente.

Lee: Los proveedores que (no) llegarán con Ford

“Este es un negocio de largo plazo con inversiones altamente intensivas de capital. Son decisiones que fueron tomadas hace dos, tres o cuatro años”, explicó Barra en declaraciones a medios de información la tarde del domingo en la ciudad de Detroit.

La directora ejecutiva respondió así a la posibilidad de que General Motors pudiera transferir la producción de uno de sus modelos de México a Estados Unidos, luego de que Trump amagara con imponer a la empresa un “fuerte impuesto fronterizo” a estos productos.

“Cuando te fijas en los (modelos) Cruze sedán, los Cruze sedán para el consumo de Estados Unidos se construyen aquí”, añadió la directiva.

Recomendamos: Trump no influyó en la decisión de Ford en Mexico: CEO

Además, anunció que la empresa, con sede en Detroit, trasladará de Canadá a México la fabricación del modelo GMC Terrain e incrementará la producción de la planta en Onatrio de Chevrolet Equinox, de acuerdo con la agencia Notimex.

Ambos modelos saldrán a la venta con un rediseño durante el primer trimestre y el verano boreal, respectivamente.

La semana pasada, Trump afirmó en su cuenta de Twitter: “General Motors está enviando sin pagar impuestos en la frontera los modelos Chevy Cruze hechos en México a distribuidores de Estados Unidos. Háganlos en Estados Unidos o paguen un fuerte impuesto fronterizo”.

General Motors fabrica modelos Cruze en su planta de Lordstown, en el estado de Ohio, en tanto que su modelo de cinco puertas (hatchback) es fabricado en su planta de Coahuila, en México.

Unos 4,500 de estos autos construidos en México fueron vendidos en Estados Unidos en 2016, de acuerdo con la propia empresa.

El presidente electo también amenazó la semana pasada a la automotriz Toyota con cobrar un “fuerte impuesto fronterizo” si invertía en México a fin de exportar autos a Estados Unidos, además de que criticó durante meses a Ford por sus planes de aumentar su producción en territorio mexicano.

Lee: Nissan, Toyota, Honda y Mazda, ¿en alerta por Trump?

Ford anunció la semana pasada su decisión de cancelar su inversión de 1,600 millones de dólares en México.

Mientras tanto, el sábado pasado Fiat Chrysler informó que invertiría 1,000 millones de dólares para renovar una de sus plantas en el estado de Michigan para producir camionetas modelo Ram que ahora ensambla en México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En las declaraciones a medios de información, Barra consideró que “es muy pronto para especular” acerca del impacto potencial del posible impuesto fronterizo mencionado por Trump.

Subrayó que General Motors busca ser “parte de la solución que permita al país (Estados Unidos) fortalecerse junto con sus empresas”.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×