Citigroup y JP Morgan aumentan 17% sus ganancias; Wells Fargo las mantiene

Los bancos, que se ubican entre los más grandes de Estados Unidos, se han visto beneficiados por las intermediaciones de renta fija, luego de que la Reserva Federal subiera las tasas de interés.
(Reuters) -

Citigroup Inc. y JPMorgan Chase & Co reportaron este jueves un aumento de 17% en sus ganancias trimestrales, ante un aumento de las intermediaciones de renta fija, al ajustar sus posiciones los clientes luego de que la Reserva Federal subiera las tasas de interés y por cambios en los mercados de divisas y de créditos.

En cambio, Wells Fargo & Co. ,que ha estado sumido en litigios derivados de un escándalo por ventas, registró una utilidad casi estable en el primer trimestre, afectada por menores ingresos hipotecarios y unos mayores gastos.

Citigroup reportó un alza del 17% en su ganancia neta, a 4,090 millones de dólares, o 1.35 dólares por acción, en el primer trimestre finalizado el 31 de marzo, desde los 3,500 millones de dólares, o 1.10 dólares por acción, del mismo periodo del año anterior.

El cuarto banco más grande de Estados Unidos por activos dijo que los resultados del último trimestre incluyeron un beneficio neto de ocho centavos de dólar por acción por algunas desinversiones previamente anunciadas.

Los analistas en promedio esperaban ganancias de 1.24 dólares por acción, según Reuters. No estaba claro si los resultados reportados eran comparables.

Mientras que JPMorgan reportó previamente un aumento de 16.8% en sus utilidades trimestrales, a 6,450 millones de dólares en el primer trimestre terminado el 31 de marzo, respecto a los 5,520 millones de dólares o 1.65 dólares por título, del mismo periodo del año anterior, y superando la estimación promedio de los analistas de 1.52 dólares por papel.

Y Wells Fargo, el tercer banco más grande de Estados Unidos por activos, dijo que su ganancia neta aplicable a los accionistas comunes fue de 5,060 millones de dólares o 1 dólar por acción en el primer trimestre terminado este 31 de marzo, en comparación con los 5,090 millones de dólares o 99 centavos por título del mismo periodo de un año antes.

Las intermediaciones aumentaron en Wall Street el año pasado, ya que los inversionistas cambiaron sus posiciones en torno al referendo que selló la salida de Reino Unido de la Unión Europea, las elecciones en Estados Unidos y las alzas en las tasas de interés de la Reserva Federal.

Los clientes también pidieron más préstamos a medida que la economía se expandía, aunque el ritmo de crecimiento se ha relajado algo recientemente.

"Hemos comenzado bien el año. Todos nuestros negocios se están desempeñando bien y aprovechando el impulso del año pasado", dijo el presidente ejecutivo del banco, Jamie Dimon, en un comunicado.

Ingresos

Los ingresos totales de Citigroup subieron alrededor de 3% a 18,120 millones de dólares, superando la estimación promedio de los analistas de 17,760 millones de dólares.

Sus ingresos por intermediaciones de renta fija subieron 19% a 3,620 millones de dólares, mientras que las operaciones de renta variable aumentaron un 10%, a 769 millones de dólares.

Los ingresos combinados por intermediaciones subieron cerca de 17%, una cifra superior al aumento "de dos dígitos" que el director financiero del banco, John Gerspach, proyectó hace cinco semanas.

En tanto, los ingresos netos de JPMorgan, subieron 6.24% a 25,590 millones de dólares, comparado con una estimación de 24,880 millones de dólares

Lee: Inversores extranjeros y dólar llevan de fiesta a la Bolsa

Mientras los ingresos totales de Wells Fargo cayeron alrededor de 1% a 22,000 millones de dólares, incumpliendo la estimación promedio de 22,320 millones de dólares.

Las acciones de JPMorgan subían un 1.3% a 86.35 dólares en las operaciones previas a la apertura del mercado y las de Wells Fargo cayeron cerca de 1.5% en las operaciones posteriores a la apertura de Wall Street.

Wells Fargo ha enfrentado múltiples demandas e investigaciones regulatorias desde que el Gobierno de Estados Unidos encontró en septiembre de 2016 que algunos de sus empleados habían abierto hasta dos millones de cuentas sin el conocimiento de los clientes.

Recomendamos: Ahora Trump habla de un impuesto espejo a importaciones

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El escándalo dañó la imagen del banco y forzó la salida de su presidente ejecutivo, John Stumpf, pero los crecientes saldos de depósitos y un nivel estable en el cierre de sus cuentas muestran que la rentabilidad a largo plazo no debería verse obstaculizada.

Desde el escándalo, la compañía ha estado reportando cada mes la actividad de los clientes en su unidad de sucursales bancarias, en un esfuerzo por ser transparente con los inversionistas y recuperar su confianza.

Ahora ve
Esta es otra inevitable comparación entre Lio Messi y Cristiano Ronaldo
No te pierdas
×