Conoce a las empresas de `bajo perfil´que cotizan en la BMV

Radio Centro, Cementos Moctezuma, Grupo Industrial Saltillo, Grupo KUO, Altos Hornos de México, son algunas empresas que están dentro de la bolsa mexicana que se manejan con baja cotización.
Las emisoras de baja bursatilidad representan una oportunidad de inversión a largo plazo y por el bajo precio de la acción.
Estrategia.  Las emisoras de baja bursatilidad representan una oportunidad de inversión a largo plazo y por el bajo precio de la acción.  (Foto: Shutterstock)
Rosalía Lara
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En la bolsa mexicana se pueden encontrar acciones de empresas como América Móvil, Cemex y Walmart, que despiertan gran interés entre los inversionistas, pero también hay otras que no resultan tan atractivas.

Se trata de aquellas empresas de baja bursatilidad, que son emisoras que están inscritas en la bolsa, cumplen con los requerimientos y la información solicitada por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), pero que casi no cotizan.

En esta situación se encuentran, por ejemplo: Cablevisión, Radio Centro, Cementos Moctezuma, Grupo Industrial Saltillo, Grupo KUO, Altos Hornos de México, Gigante, Palacio de Hierro, Bafar, Sports World, Grupo Posadas, Autlán y Médica Sur, entre otras.

Lee: Ganadoras y perdedoras de la BMV en 2016

Los responsables de que una emisora sea de alta, media o baja bursatilidad son los tenedores de las acciones, que son todos los que tienen los títulos de alguna empresa en sus manos.

“Hay empresas, que es la mayoría de las que tienen baja bursatilidad, que tienen cotizado lo mínimo que pide la comisión (30% de su capital social) y ese porcentaje se encuentra, en su mayoría, entre 3 y 4 jugadores, que no van a vender sus acciones, porque son lo que se llama inversionistas de control (aquellos que tienen injerencia en las decisiones de la firma)”, explicó Julián Fernández de Bursamétrica.

No hay una razón en particular para que una firma decida su bursatilidad, pero una de las más comunes para que los inversionistas decidan no poner en movimiento sus acciones es porque en lugar de repartir las utilidades de la empresa (dividendos) entre más tenedores de acciones, las ganancias las reinvierten en la firma.

Inversión a largo plazo

Invertir en emisoras de baja bursatilidad tiene sus ventajas y desventajas.

Entre las desventajas y quizá el motivo principal para alejarse de ellas es el riesgo de poca liquidez. “Si es una empresa de baja bursatilidad, los inversionistas no quieren (acciones de) esa empresa, porque si llegan a comprar acciones el día de hoy, cuando quieran venderlas van a tardar varios días para poder deshacerse de esas acciones”, explicó Fernández.

Además, según el analista, la empresa se pone en riesgo pues toda la información es pública.

Sin embargo, también hay ventajas al invertir en estas emisoras, en especial si la inversión es a largo plazo.

Recomendamos: Las 5 firmas del IPC más atractivas para 2017

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Es muy buena idea siempre tener empresas de baja bursatilidad dentro de un portafolio. Nuestra recomendación es que debe haber un conocimiento de parte del cliente de que hay poca liquidez en el mercado, si es una persona que tiene que disponer constantemente de su dinero, no debería tener arriba de 30% de su portafolio en emisoras de baja bursatilidad, porque en el momento que llegara a necesitar su dinero, podría tener un conflicto”, comentó Luis Garinian, portfolio manager de Marlin Investment Group.

Para Garinian, hay emisoras que representan una gran oportunidad pues son empresas con modelos de negocios no tan conocidos y que suelen estar en valuaciones muy atractivas, como es el caso de Grupo Industrial Saltillo.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×