El 'uber' de los seguros se sube a la ola digital para crecer

La aseguradora Cardif México, filial del gigante europeo BNP Paribas, ve un potencial de crecimiento en el sector asegurador por medio de análisis de datos y ofrecer productos a la medida.
La unidad mexicana de BNP Paribas Cardif triplicará su tamaño para el cierre de este año, estimó Nicole Reich, directora general de la filial.
A paso veloz  La unidad mexicana de BNP Paribas Cardif triplicará su tamaño para el cierre de este año, estimó Nicole Reich, directora general de la filial.  (Foto: iStock)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La unidad mexicana de BNP Paribas Cardif, el negocio asegurador de uno de los bancos más grandes en Europa, busca triplicar su tamaño en México al cierre de este año y romper con la maldición que ha seguido a esta industria en el país: la poca prevención del mexicano.

La inversión en tecnología y el boom de ‘startups’ enfocadas en los seguros (insurtech) permite a las aseguradoras como Cardif aprovechar la información de sus usuarios para poder hacer una oferta que cubre a las necesidades de aseguramiento de cada persona y a un precio que se ajuste a su bolsillo.

“Hay una apuesta importante en data analytics (…) El tema de cómo haces el producto accesible tiene mucho que ver en cómo usas los datos, cómo los analizas”, comentó en entrevista Nicole Reich, directora general de Cardif México, empresa que no tiene un solo agente de seguros pero vende más de 2,000 millones de pesos en pólizas al año. "Somos el ‘uber’ de los seguros", señaló.

Cardif México aplica un sistema de análisis de datos que va de la mano de su laboratorio CardifLab, que le permite ofrecer planes de protección a través de sus 27 socios comerciales que están en el sector bancario, automotriz y retail, y que son los que finalmente venden los seguros al cliente.

Esta innovación comienza a mover al sector asegurador en México. En este año, Seguros Monterrey New York Life puso en marcha una inversión de 100 millones de dólares para renovar su plataforma digital. Otro ejemplo es AXA que enfoca sus estrategias en desarrollar aplicaciones y productos para atraer al mercado millennial.

“La computación en la nube, el Internet de las Cosas (IoT), el uso de analytics avanzado, el sistema de posicionamiento global (GPS), los teléfonos móviles, las plataformas digitales, los drones y la inteligencia artificial están proporcionando nuevas formas de medir, controlar, y costear el riesgo, aumentar el involucramiento con los clientes, reducir costos, mejorar el nivel de eficiencia y expandir la cobertura de las pólizas”, señaló la consultora Everis en un estudio elaborado para la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

La industria aseguradora ve una oportunidad en estas nuevas tecnologías para buscar elevar el 2.1% que representa el sector para la economía mexicana. Un porcentaje que está por detrás de países latinoamericanos como Chile que duplica esta cifra.

Lee: BNP Paribas ve en México negocio de 38,000 mdd

“Lo que se va viendo en la industria de seguros es una mezcla de tecnologías mucho más rápidas para dictaminar los siniestros y pagarlos, y más sofisticación para desarrollar el producto, porque todo el reto del seguro es tarificarlo bien”, puntualizó Nicole Reich, quien permaneció dos años bajo el radar tras su inesperada salida del Grupo Financiero Scotiabank México, cuando el banco no pasaba por sus mejores momentos.

Además de estas tecnologías para poder lograr un mayor número de personas aseguradas, la directora de Cardif México ve necesario unificar la regulación para que seguros como el de responsabilidad civil de autos sean obligatorios a nivel federal, así como cambiar la cultura de prevención y protección de los mexicanos.

México, la apuesta del francés

La directora Cardif México, empresa que lleva 11 años en el país, confía en cerrar este año con al menos 2,500 millones de pesos (mdp) en primas, es decir tres veces el tamaño que tenía la empresa tres años atrás cuando tomó el control de la unidad mexicana, que por tamaño de primas ocupa el cuatro lugar de los seis países latinoamericanos en los que tiene presencia el grupo francés.

En palabras de Nicole Reich este ritmo no es suficiente pues mínimo quiere crecer el doble de estos 2,5000 mdp y entrar entre los primeros cinco lugares entre los 37 países en los que tiene presencial el grupo asegurador francés, aún ante el escenario de incertidumbre que vive México con la renegociación del Tratado de Libre Comercio América del Norte y las políticas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“México es un país estratégico para BNP. No ha parado la inversión en México y ni parará, porque es uno de los países claves para el crecimiento a futuro”, dijo Reich, quien agregó que prueba de este interés del grupo francés por expandir su presencia en territorio mexicano es el inicio de su negocio de gestión de activos en 2016.

Cardif México, que fue la última filial latinoamericana que abrió el banco europeo, aumentó 20% anual sus primas al cierre del primer semestre de 2017. La empresa tiene dos millones de clientes y seis millones de pólizas.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×