Slim y Baillères buscan tener éxito por fin en las rondas petroleras

Los multimillonarios mexicanos se han topado con una fuerte competencia en su intento por crecer en el sector petrolero.
Competencia  De las 167 empresas que han participado en las rondas petroleras, 56 ya cuentan con al menos un bloque para trabajar.  (Foto: EFE)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las primeras rondas petroleras han abierto la oportunidad para que algunas de las mayores fortunas de México compitan por ingresar al nuevo sector de la extracción y producción. Pero hasta ahora apenas han tenido suerte.

Carlos Slim y Alberto Baillères, los empresarios que encabezan Grupo Carso y Grupo Bal, dos de los mayores conglomerados del país, han presentado propuestas en al menos dos de las cinco rondas de bloques petroleros que el gobierno mexicano ha presentado a licitación.

Carso Energy y Carso Oil & Gas, dos firmas de Slim, presentaron propuestas para las rondas 1.2 y 1.3 otorgadas el año pasado, en las que se quedó sin ganar ningún bloque de los licitados. Ahora, Carso Oil & Gas se encuentra registrada para participar en la Ronda 2.3, que se llevará a cabo este miércoles de manera simultanea con la Ronda 2.2.

Recomendamos: Estos son los nuevos buscadores de petróleo

En cambio, Petrobal, que forma parte de Grupo Bal, ya ha ganado un bloque en la Ronda 1.2, donde ha comenzado a perforar junto a la estadounidense Fieldwood. Pero la empresa, que dirige Carlos Morales Gil, ex director de Pemex Exploración y Producción, se ha ido en blanco en las rondas 1.1, 1.3 y 2.1, a las que también acudió con otros socios.

Las firmas de Slim y Baillères no son las únicas que han tenido dificultades en las licitaciones, en un sector muy competido donde hay empresas con mucha experiencia y donde todos quieren su parte del pastel.

La petrolera Perseus, en la que participa el ex director general de Axtel, Tomás Milmo, también ha conseguido adjudicarse dos bloques en la Ronda 1.3, la única donde ha presentado propuestas, y está en la lista en las subastas del miércoles. Pero el conglomerado Alfa, al que pertenece Axtel tras su fusión con Alestra, no ha tenido suerte de cara a las licitaciones: su subsidiaria Newpek Exploración y Extracción no ganó en la Ronda 1.3, y Pacific Rubiales, la petrolera colombiana donde tiene participación, tampoco tuvo suerte tras participar en las rondas 1.1, 1.2 y 1.3.

En busca de opciones

Estas petroleras tuvieron su mayor oportunidad en la Ronda 1.3, donde se subastaron pequeños campos en tierra, que no requerían de experiencia previa en el sector. Pero justo en esa ronda se dieron las ofertas más agresivas en lo que va de las licitaciones, por lo que tampoco resultó fácil conseguir bloques en esa subasta.

“Es bueno tener hambre, pero no a cualquier costo. No significa que sea malo en sí que no hayan ganado”, considera el analista de la consultora Wood Mackenzie, Pablo Medina.

A todas las licitaciones se han presentado 167 compañías diferentes, de las cuales 56 han ganado al menos un bloque de los subastados por el gobierno hasta la Ronda 2.1, adjudicada en junio, según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×