El plan de Nissan para llegar a los clientes de altos ingresos

La firma japonesa renueva su red de concesionarios en México e incluye modelos para un público de mayores ingresos.
Nissan incluye en su portafolio para México el modelo Nismo, un vehículo de alta gama en precio.
Nuevos modelos.  Nissan incluye en su portafolio para México el modelo Nismo, un vehículo de alta gama en precio.  (Foto: Cortesía.)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Nissan quiere dejar de ser una marca de bajo costo y convertirse en una opción más sofisticada para el mercado mexicano.

“Tenemos un cliente muy ‘racional’ en México y ahora queremos transmitir otros valores de marca al mercado mexicano”, dijo Jorge Vázquez, subdirector de planeación de producto de Nissan Mexicana.

Desde que llegó a México hace 55 años, la automotriz japonesa se posicionó como una opción de vehículos con alto rendimiento y bajo costo por el vehículo y en mantenimiento, como el Tsuru y las pick-ups de trabajo. Esta cualidad incluso le permitió rebasar en ventas a la estadounidense General Motors cuando estalló la crisis de 2008.

“En épocas de crisis, la gente busca lo más económico, y Nissan impulsó la venta de estos modelos con planes atractivos de financiamiento, con bajas tasas de interés y plazos más largos”, dijo Arturo Orozco, especialista del sector automotriz del IPADE.

Desde entonces Nissan se ha mantenido como la marca más vendida en México. En 2016, la japonesa comercializó 401,055 unidades, equivalente al 25% del total de vehículos nuevos vendidos en el país, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Recomendamos: Estos son los autos más buscados por los mexicanos en internet

Pero mantener esta posición es cada vez más retador para la firma japonesa. El año inició con el alza en el precio de las gasolinas en el país, la incertidumbre financiera generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norte América, volatilidad cambiaria, inflación e incrementos en las tasas de interés.

Aunque la brecha que separa a Nissan de su competidor más cercano General Motors aún es grande, de 60,315 unidades en el primer semestre del año, la marca japonesa ha recibido mayor presión por parte de los nuevos jugadores que han entrado al mercado mexicano, como KIA y Hyundai.

Estas marcas llegaron con vehículos que ofrecían buen nivel de equipamiento, una garantía de cinco años y con la promesa de ofrecer los costos de mantenimiento más bajos del mercado. “La llegada de estas dos marcas presionaría a los jugadores que ya llevaban más tiempo en el mercado”, dijo a finales del año pasado Guido Vildozo, analista de la consultora IHS.

En el primer semestre del año, estas dos marcas surcoreanas suman 8.3% del mercado. En conjunto ya superaron a Fiat-Chrysler, Ford, Honda, Mazda y Toyota.

Aunque Nissan mantiene su liderazgo, su participación de mercado se redujo al pasar de 25.1% en el primer semestre del 2016 a 24.7% en el mismo periodo de 2017.

Leer: Los 4 retos del nuevo CEO de Nissan

Esto motivo a la marca a iniciar un programa de reestructura en su red de concesionarios y ampliar su portafolio de productos. Sus 230 concesionarios operan ahora bajo el sistema Retail Environment Design Initiative, que contempla áreas de entrega exclusivas, visibilidad a la zona de servicio y la incorporación de elementos digitales en los inmuebles.

La firma inició con la renovación de su gama de modelos con vehículos de alta gama como el súper deportivo GT-R. La semana pasada lanzó la submarca NISMO (Nissan Motorsport), que por ahora integra las versiones deportivas del Sentra y del Z.

“No esperamos un gran volumen de ventas. La intención es mejorar la oferta de producto en México”, dijo Vázquez.

Romper el techo de cristal, según la CEO de Nissan México
Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×