Reseña: La película Suicide Squad, ¿arruina la esperanza de DC?

La cinta se mantiene fiel a los orígenes del cómic, sin embargo, estos villanos no terminan por convencer al público.
La última película de la apuesta de DC Cómics no ha tenido buena aceptación entre el público.
Suicide Squad  La última película de la apuesta de DC Cómics no ha tenido buena aceptación entre el público.  (Foto: Warner Bros./Cortesía)
Por: BRIAN LOWRY
LOS ÁNGELES (CNN) -

Nota el editor: El siguiente texto contiene información relevante sobre la nueva película de DC Entertainment.

Hubo un momento en el que parecía que Suicide Squad ofrecía a Warner Bros. y a DC Entertainment una oportunidad de redimirse después de que arruinaran Batman contra Superman: El origen de la justicia. Pero esta historia de malosos reclutados para hacer el bien tiene sus propios inconvenientes y genera solo algunos momentos de diversión en medio de un caos casi incesante.

A primera vista, Suicide Squad tenía la oportunidad de ser la respuesta de Warner Bros. a Guardians of the Galaxy, el gran éxito de Marvel con personajes de tercera categoría, relativamente desconocidos. Además, tanto frenesí previo aseguraba un buen estreno. Pero la cinta por sí sola no cumple. El escritor y director David Ayer (Corazones de acero) nunca pudo domar este proyecto repleto de villanos de origen desconocido ni darle una narrativa coherente.

De cierta forma es irónico que el grupo de malosos esté al mando de un asesino que nunca falla, llamado Deadshot (Will Smith), porque gran parte de la cinta parece no tener rumbo. Ni siquiera los esfuerzos creíbles de Smith y particularmente de Margot Robbie, quien encarna a Harley Quinn (la niña de los ojos del Guasón), pueden darle algo de vida a la cinta.

La cinta se muestra fiel con los orígenes del cómic y presenta a toda velocidad a los villanos diversos, quienes están presos en un centro ultrasecreto que se parece vagamente al lugar en el que conocimos a Hannibal Lecter en la cinta El silencio de los inocentes.

Aquí entra en escena Amanda Waller (Viola Davis), una agente de seguridad federal que planea crear la Fuerza X, un equipo de élite que consiste en "lo peor de lo peor", precaución necesaria, según ella, "en caso de que el próximo Superman se vuelva terrorista".

Es un concepto que surge de la cinta Los doce del patíbulo (con todo y promesa de reducir o revocar la sentencia), aunque para ser honestos, este grupo infernal no tendría muchas oportunidades si se enfrentara al hombre de acero.

Francamente, parece que están en desventaja respecto a la amenaza poco impresionante a la que se enfrentan en la cinta, Enchantress (Cara Delevingne), una hechicera antigua con un plan para destruir el mundo.

Aparte de Deadshot y Harley, los miembros más coloridos visualmente son la espadachina Katana (Karen Fukuhara) y Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), un metahumano de piel escamosa. Sin embargo, pasan demasiadas cosas como para desarrollar un apego particular por cualquiera de ellos.

Los subalternos renuentes de Waller quedan al mando del coronel Rick Flag (Joel Kinnaman), quien se la pasa compitiendo con Deadshot por ver quién es más macho. Por otro lado, el Guasón (Jared Leto) opera en los límites y planea la fuga de Harley.

Como es el enemigo principal de Batman, el Guasón produce un auténtico bufet de actuaciones exageradas. Por lo tanto, el trabajo de Leto no es particularmente memorable. Combina la risa de César Romero con la brutalidad casual de Jack Nicholson, pero no es probable que haga que olvidemos a ninguno de ellos y mucho menos a la huella indeleble que Heath Ledger dejó en el personaje (en ese caso, hasta Batman: The Killing Joke, la versión animada que la Warner Bros. acaba de estrenar en DVD, con la voz de Mark Hamill, es mejor que la de Leto).

Sin embargo, El escuadrón suicida tiene algunos momentos de irreverencia. Muchos corren a cargo de Robbie, quien da vida a Harley con un espíritu adecuado para el medio animado para el que la crearon: parte chica de calendario, parte Dr. Lecter.

Pero casi siempre la cinta da la impresión de querer someter al público a la fuerza, sobre todo con la banda sonora incansable de Steven Price.

Tal vez sea injusto comparar a Marvel con DC, pero también es inevitable, particularmente porque parece que el segundo está decidido a crear su propio universo cinematográfico con personajes interrelacionados. (Al igual que CNN, Warner Bros. y DC Entertainment son divisiones de Time Warner).

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

No obstante, Marvel sentó asiduamente las bases para ello (con una asiduidad un tanto exagerada, ya que algunas personas se quejan de que las cintas de Marvel son una preparación constante para el próximo episodio). En comparación, Batman contra Superman y ahora Suicide Squad se saltaron algunos pasos y tropezaron en su frenesí por llegar a la meta.

Suicide Squad se estrenó en México el 5 de agosto y es clasificación B.

Ahora ve
Donald Trump dice en discurso en Phoenix que el TLCAN podría terminarse
No te pierdas
×