Los 10 espectáculos pirotécnicos más imponentes del mundo

Las leyes en la mayoría de los países occidentales gobiernan casi todos los aspectos del arte de la pirotecnia, desde su tamaño, forma y sonoridad hasta la capacitación para manipularla.
A una hora en coche de la CDMX, Tultepec es famosa por la fiesta anual de fuegos artificiales, tan espectacular como peligrosa. El año pasado, 36 personas murieron en una explosión en el mercado de la ciudad de San Pablito.
Festival Nacional de Pirotecnia, México.  A una hora en coche de la CDMX, Tultepec es famosa por la fiesta anual de fuegos artificiales, tan espectacular como peligrosa. El año pasado, 36 personas murieron en una explosión en el mercado de la ciudad de San Pablito.  (Foto: Cortesía Jesse Veverka/Passfire)
Peter Shadbolt
(CNN) -

Con nombres imponentes, los fuegos artificiales suelen prometer mucho más de lo que ofrecen en la forma de emociones potencialmente mortales.

Las leyes en la mayoría de los países occidentales gobiernan casi todos los aspectos del arte de la pirotecnia, desde su tamaño, forma y sonoridad hasta la capacitación para manipularla, los simulacros de seguridad y los seguros que deben contratarse.

Pero algunas comunidades no siguen del todo esa normativa. Y son precisamente estos sitios los que cautivaron a los hermanos estadounidenses Jesse y Jeremy Veverka.

Lee: Mexicano transforma el negocio de la pirotecnia

Los cineastas pasaron cinco años viajando por el mundo para documentar los lugares donde los fuegos artificiales artesanales todavía chiflan y truenan ante multitudes emocionadas de espectadores, baterías de buscapiés zigzaguean por las calles y cohetones vuelan tan alto que representan una amenaza para la aviación comercial.

El viaje se tradujo en "Passfire", un documental de 2016 que narra asombrosas muestras de pirotecnia en los seis continentes.

Como un pirotécnico de la India le dijo a los documentalistas: "¡Un maestro pirotécnico es un artista!" Cualquiera puede ser un camarógrafo, pero para convertirse en un artífice de fuegos artificiales se necesitan cinco elementos: el talento de un artista, la mano de un escultor, el corazón de un poeta , el ojo de un pintor, el coraje de un guerrero".

OPINIÓN: 6 factores que generan riesgos como el 'estallido' en Tultepec

El cineasta Jesse Veverka nos guía a través de este incendiario - y a veces mortífero - mundo pirotécnico.

Yasothon, Tailandia

El festival pirotécnico Prapheni Bun Bang Fai en Yasothon toma el humilde cohete y lo lanza a una altura que sería la envidia de Cabo Cañaveral.

El festival - celebrado generalmente entre abril y junio – tiene plataformas de lanzamiento de 65 pies de altura, armadas con cohetes de bambú o de PVC.

Son cosa seria, pesan más de una tonelada y alcanzan altitudes de más de 20,000 pies.

"Fijamos una cámara GoPro (y un iPhone) a un cohete para obtener imágenes, pero el rastreador GPS del iPhone no funcionó, así que no pudimos encontrarlo", explica Veverka. "El cohete debe haber aterrizado a unas 10 millas de distancia y lo único que pudimos hacer fue poner un mensaje en la radio local ofreciendo una recompensa por su devolución.

Lee: San Pablito, el mercado de pirotecnia más grande de México

"La GoPro regresó al poco tiempo gracias a la recompensa - con la ventaja añadida de que traía imágenes de los agricultores que la encontraron, jugaron con ella y se tomaron fotos”.

Diwali, India

Diwali, el "festival de luces" de cinco días celebrado por millones como parte del Año Nuevo hindú, es una extravagancia de fuegos artificiales.

La celebración es tan intensa que el gobierno de Nueva Delhi se opuso a la pirotecnia, prohibiendo la venta de petardos para evitar la nube de smog sulfuroso que se asienta en la ciudad durante días después del festival.

En otras partes de la India, es normal que los templos hindúes de todo el país se carguen con explosivos para inaugurar el Año Nuevo Hindú cada otoño.

El efecto es literalmente de terremoto.

"Lo que es único (de la India) es que disparan los fuegos artificiales desde agujeros en la tierra", dice Veverka.

"En cualquier otro lugar, usarías un tubo de mortero e introducirías el proyectil. Estos fuegos artificiales son lo que llamamos en Estados Unidos "salutes" o "maroons" y sólo explotan ... pero son realmente grandes.

Tultepec, México

A una hora en coche de la Ciudad de México, la ciudad de Tultepec es famosa por una fiesta de fuegos artificiales tan espectacular como peligrosa.

Durante el mes de marzo, el colorido Festival Nacional de la Pirotecnia involucra una serie extraordinaria de “castillos”.

Los armazones llamados "Torito" tienen la forma de toros de papel maché, aunque están rellenos de miles de fuegos artificiales, mientras que los castillos forman una estructura para los enormes fuegos artificiales conocidos como ruedas Catherine.

"De hecho se considera una bendición si sales con una pequeña quemadura durante el festival", dice Veverka.

OPINIÓN: ¿Qué hacer para evitar tragedias como la de Tultepec?

Pero la falta de regulación y de formación profesional ha ocasionado accidentes. El año pasado, 36 personas murieron en una gran explosión de fuegos artificiales en el mercado de San Pablito.

Chios, Grecia

El festival de Rouketopolemos, en la isla griega de Chios, despierta una fuerte rivalidad entre parroquias que data de la época otomana.

En abril de cada año, dos iglesias separadas por 1,300 pies inician las festividades de Pascua - y muestran exactamente lo que piensan de la congregación rival - disparando unos 50,000 cohetes contra los campanarios del contrario.

Atrapados en el medio, los residentes protegen las ventanas con malla de alambre.

"Los cohetes son poderosos y pueden matar", dice Veverka. "Hubo una muerte allí mientras rodábamos".

A pesar de los esfuerzos locales para poner fin a este espectáculo anual, la batalla se ha convertido en un popular atractivo turístico.

China

Hace más de 1,000 años, China desarrolló la "pólvora negra" - el ingrediente principal en los fuegos artificiales - para encender pequeños cohetes de bambú.

Como sucedió con muchas innovaciones técnicas, el conocimiento de la pólvora viajó a Europa a través de la ruta de la seda a Europa, dando por resultado muestras majestuosas, como los fuegos artificiales de la corte real en los siglos XVII y XVIII.

Por desgracia, la tradición casi se pierde en China en el siglo XX cuando la convulsión de la era de Mao consideró que la fabricación de los fuegos artificiales pertenecía al antiguo pensamiento "contrarrevolucionario".

En la China moderna, los fuegos artificiales siguen siendo una práctica de celebración - tanto las grandes ciudades como las aldeas rurales organizan espectáculos explosivos durante los festivales nacionales, como el Año Nuevo Chino.

"China produce más fuegos artificiales ahora que cualquier otro lugar del mundo", apunta Veverka.

"Culturalmente no es tan interesante como otros lugares, pero los artistas (chinos) están haciendo cosas increíbles con la pirotecnia", añade, citando como ejemplo la "Sky Ladder", una escalera de 1,650 pies de altura hecha de fuego.

Yanshui, Taiwán

Nadie acude al Yanshui Beehive Fireworks Festival sin un casco o, por lo menos, una toalla envuelta en la cabeza.

Se cree que el festival celebra que la ciudad portuaria se libró milagrosamente de la peste en el siglo XIX.

Estructuras de madera, llegada la hora, escupen la pirotecnia como si se tratara de miles de abejas enojadas arrojadas contra la multitud.

En lugar de correr para cubrirse, los espectadores danzan y chocan entre sí, permitiendo que todo ese granizo sulfuroso golpee sus espaldas.

Después de todo, se considera afortunado ser golpeado por un cohete.

Con 600,000 cohetes miniatura volando de las estructuras en los dos o tres segundos que tarda el ensamblaje en quemarse, siempre hay gente afortunada caminando con cajas de cartón en la cabeza.

Puglia, Italia

Italia ha desarrollado su propia versión del festival anual "San Fermín" de España ... pero con fuegos artificiales.

Cada mes de mayo, la letárgica ciudad de San Severo en Puglia, en el talón de la península italiana, se despierta durante la Festa del Soccorso.

Visita il sito ufficiale dei festeggiamenti : www.festadelsoccorso.info #festadelsoccorso #sansevero

A post shared by Festa del Soccorso.info (@festadelsoccorso.info) on

Durante el evento, los jóvenes corren por la ciudad bajo una lluvia de petardos.

Veverka dice que los petardos pueden ser pequeños, pero definitivamente duelen.

"El riesgo y la tolerancia al riesgo es algo muy cultural", dice. "Aunque estos petardos son lo suficientemente poderosos como para mutilar dedos y manos, la gente de San Severo parece saber lo que están haciendo - están hasta cierto punto acostumbrados a ello”.

"Si hicieras lo mismo en, por ejemplo, el Times Square de Nueva York, sería un desastre".

Toyohashi, Japón

Conocidos como "Tezutsu Hanabi", estos tradicionales fuegos artificiales de mano fueron inventados hace más de 400 años.

Cada julio, estos explosivos artesanales - típicamente tubos de bambú llenos de pólvora negra - hacen una aparición espectacular en el Festival de Gion en la ciudad de Toyohashi.

Los maestros de la pirotecnia "Hanabishu" sujetan los chispeantes cilindros colocándose en un círculo mientras lanzan los pilares de la luz para crear una hermosa tormenta de fuego.

En el clímax de este espectáculo los tubos explotan simultáneamente.

Taunggyi, Myanmar

Para aquellos que prefieren fuegos artificiales de una naturaleza más moderada, el festival de globos de Myanmar utiliza globos de papel arroz con velas que se elevan lentamente en el cielo.

A diferencia de los faroles de mano de origen tailandés y chino, estos globos pueden tener un tamaño de más de 25 pies de altura.

A veces los globos llevan pirotecnia para condimentar el espectáculo, que tiene lugar en la ciudad central de Taunggyi en octubre o noviembre.

Globos de fuegos artificiales, Brasil

Brasil adoptó una tradición parecida a los globos de fuego que se abrió camino de Asia a Sudamérica gracias a los exploradores portugueses.

En ciudades como São Paulo y Río de Janeiro, los fuegos artificiales son llevados al cielo por globos de papel cubiertos en arte popular.

En Brasil, estas "festas juninas" - o "festivales de junio" - tienen la emoción añadida de ser ilegales.

"El gobierno prohibió estos festivales en 1996, pero todavía hay clubes que los practican, es algo un poco clandestino", comenta Veverka.

"La gente se reúne en un campo, suelta sus globos y luego se va".

Ahora ve
Se parece a Donald Trump, pero es una gallina
No te pierdas
×