OPINIÓN: 6 factores que generan riesgos como el 'estallido' en Tultepec

La pirotecnia, al igual que la electricidad, o los autos, o las carreteras, no es per se algo malo, los accidentes ocurren por distintos factores que deben afrontarse y resolverse.
ALEJANDRO MANTECÓN

Nota del editor: Alejandro Mantecón es director de la empresa mexicana Pyrosmart, que se dedica a la producción de explosivos y material pirotécnico, y tiene entre sus clientes a la NASA, el FBI y Disney. Es miembro de la International Pyrotechnics Society. Síguelo en su cuenta de Twitter:@EAMantecon. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(Expansión) – Tocar el tema de la pirotecnia en México es normalmente un asunto sensible. Sin embargo, hoy la explosión del mercado de San Pablito en Tultepec en el Estado de México, sucedido hace apenas unos días, lo hace aún un tema mucho más delicado.

Lee: El origen de la tragedia en Tultepec todavía no se esclarece

Lamentablemente este no es un accidente único. Pese a su magnitud y su devastación, que lo situaron de manera singular en los noticieros nacionales e internacionales, estos trágicos eventos se repiten de manera constante en el país derivado de una suma de factores que de manera previsible generan los enormes riesgos en esta actividad.

1. La ley en que se basan los trabajos de la industria pirotecnia en el país es una ley obsoleta y restrictiva cuyo propósito fundamental fue el control de las armas y explosivos en una época en la que la seguridad industrial y el cuidado al medio ambiente no eran aspectos primordiales.

2. Esta ley no promueve la verificación en ninguna forma de las competencias laborales de las personas dedicadas a esta actividad. De esta manera se otorgan permisos en función de la localización de las instalaciones o la ausencia de antecedentes penales, pero no en función a una verificación de conocimientos para el manejo de productos pirotécnicos.

3. El laberinto para la obtención de los permisos y la fiscalización desleal que sufren los permisionarios incentivan la informalidad de los participantes en la industria, lo que genera graves condiciones que incluyen: la inexistencia de un registro confiable del tamaño de la actividad y sus participantes, la evasión de medidas de seguridad y el fomento a la corrupción entre otros aspectos.

Experto en seguridad habla sobre las condiciones del mercado de explosivos


4. En su gran mayoría, los accidentes no son analizados con rigor, lo que evita la implementación de mejoras y la corrección de los factores que generaron el problema.

5. La variabilidad de las características de las materias primas y la falta de un laboratorio verificador derivan en una amplia y peligrosa inconsistencia tanto en la manufactura como en la estabilidad de las fórmulas químicas, así como en el desempeño de las funciones de los artificios pirotécnicos.

6. No aplicamos en México la norma internacional de clasificación de productos peligrosos en el que se incluye a los explosivos y la pirotecnia y su normatividad.

Por todo esto existe hoy la necesidad y la oportunidad de que el ‘estallido’ de San Pablito, un eufemismo utilizado de manera común en el gremio, transforme la historia a través del pensamiento basado en riesgos, enfoque en procesos y distintas acciones -como el acceso a fondos de CONACYT o Fondos Mixtos estatales que permitan la modernización-, la mejora en las competencias laborales de los trabajadores y la adecuación de los procesos.

Lee: Explosiones en Tultepec dejan al menos 35 muertos

Es indispensable, adicionalmente, cambiar la posición de los distintos actores en la industria: la autoridad competente debe fomentar y facilitar el conocimiento y la regularización de los participantes para analizar así las distintas propuestas y no la persecución y estigmatización de la actividad.

La pirotecnia, al igual que la electricidad, o los autos, o las carreteras, no es per se algo malo, los accidentes ocurren por distintos factores que deben afrontarse y resolverse. Hoy, lo importante no es buscar culpables sino soluciones, y el mayor poder que tenemos es la acción, y el primer elemento de la seguridad en la inteligencia.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×