Damien Hirst reaparece con monumentales “tesoros sumergidos”

Una muestra del británico en Venecia es probablemente la exposición de arte más costosa montada por un artista contemporáneo.
Con 189 piezas, conoce estos “tesoros de las ruinas de lo increíble”
Nick Glass
VENECIA, ITALIA (CNN) -

Damien Hirst ha estado ausente por unos años, y su estrella se ha atenuado (al igual que sus precios). Así que a la edad de 51 años, parece que era hora de que el artista británico se reinventara.

Hirst siempre ha creído en sí mismo. Nunca ha hecho las cosas a medias. Así que la prensa del mundo del arte se dio cita en Venecia hace unas semanas para averiguar qué traía entre manos.

Lee: Arte en Hong Kong, vía de inquietud de la nueva generación

La gente encargada de las relaciones públicas lleva semanas trabajando para reunirnos allí. Una de las obras, me dijeron, tiene más de 18 metros de altura.

La exposición tiene un título maravilloso e intrigante: “Treasures from the Wreck of the Unbelievable” (Tesoros del naufragio de lo increíble).

Llena un espacio de 5,000 metros cuadrados en el Palazzo Grassi y la Punta della Dogana (la antigua Aduana) en el Gran Canal, edificios propiedad del multimillonario francés, coleccionista de arte y dueño de Christie's, Francois Pinault.

Lee: La pasión de Picasso por las culturas antiguas se muestra en París

Aunque ninguno de los dos ha confirmado una cantidad, tanto Hirst como Pinault, evidentemente, han gastado una enorme cantidad de dinero montando esta exhibición. De hecho, es probablemente la exposición de arte más costosa montada por un artista contemporáneo.

Pero sea cual sea el costo, nos preguntamos: ¿Damien Hirst se hundiría o nadaría en Venecia?

Una antigua fantasía

La última vez que entrevisté a Hirst en Londres en 2010, él me contó sobre los panes para esta exposición. Lo felicité por el título, siempre ha sido bueno con los títulos. Era "una especie de fantasía en un barco que naufragó", explicó.

Lee: La larga y complicada relación del arte con la religión

Y eso es lo que resultó ser: Hirst ha dado rienda suelta a sus fantasías.

La muestra está compuesta por 189 obras. La idea es que él descubrió el naufragio de una antigua nao en el fondo marino de África oriental que se hundió cargada de tesoros de diversas culturas - azteca, inca, egipcia, romana y otras.

La gente de Hirst ha suministrado profusas imágenes de obras de arte al momento de ser recuperadas. Todo es muy exótico, muy fotogénico y ayuda a embellecer la fantasía.

La obra de más de 18 metros de altura resultó ser una estatua negra llamada "Demon with Bowl". Se eleva impresionante en el patio del Palazzo Grassi. Casi me lesiono el cuello adnirándola. Te preguntas cómo se las arreglaron para meterla al edificio.

Parece hecha de bronce, pero en realidad es de resina. No pude ver ninguna unión o juntura, parece entera, hecha en bloque, pero no puede ser ¿cierto?

Lee: ¿Arte hecho de carne humana?

Muchas de las obras - osos, leones, una esfinge - están incrustadas con lo que parece ser coral. Y sin embargo no puede ser coral, todo es de colores brillantes, y el auténtico coral pierde rápidamente el color fuera del agua.

Hirst lo sabe y juega con nosotros. Le dijo al New York Times: "Todo se trata de lo que quieres creer".

¿Un retorno a la forma?

Sentí que la exposición mostraba que la imaginación de Hirst se había revitalizado, que tenía algo nuevo que decir. Pero después de un tiempo, encontré el trabajo un poco repetitivo.

Lee: Un dibujo de Rembrandt estuvo mal catalogado... 250 años

Mis colegas estaban más entusiasmados.

Dos críticos de arte británicos, Jonathan Jones del Guardian y Matthew Collings del London Evening Standard, le dieron a la muestra cinco estrellas.

Jones dijo que estaba "arrobado", y que Hirst regresó a sus mejores tiempos de tiburón en formaldehido. Al principio, Collings sintió rechazo pero luego terminó fascinado.

Lee: Una historia breve sobre el arte y el erotismo

Existía la impresión de que el artista se había redimido a sí mismo y a su carrera.

Lo que es incuestionable es que Hirst es uno de los pocos artistas en el mundo con la riqueza para montar esta muestra. Al parecer, ya se han ofrecido algunas de las obras a precios que oscilan entre 500,000 dólares y 5 millones de dólares.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

¿Recuperará su inversión? El tiempo dirá.

"Treasures from the Wreck of the Unbelievable" estará del 9 de abril al 3 de diciembre de 2017 en Punta della Dogana y Palazzo Grassi en Venecia, Italia.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×