El Senado brasileño ordena continuar con proceso de impeachment contra Rousseff

Renan Calheiros, presidente de la Cámara alta, ordenó continuar el proceso contra la presidenta e ignoró la decisión del presidente interino de la Cámara de Diputados de anularlo.
Pelea por Dilma  La decisión de llevar a la presidenta de Brasil ha divido a las cámaras del Congreso  (Foto: Reuters/Archivo)
BRASIL (Reuters) -

A pesar de que este lunes el presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Waldir Maranhao, anuló sopresivamente la sesión que a mediados de abril aprobó el impeachment contra Dilma Rousseff, el presidente del Senado indicó la continuación del proceso.

Renan Claheiros, presidente del Senado brasileño, ignoró la decisión "intempestiva" que más temprano tomó Waldir Maranhao.

"Aceptar esa broma con la democracia me dejaría personalmente comprometido con el atraso del proceso. Al fin y al cabo no cabe al presidente de la Cámara de Diputados decir si el proceso es justo o injusto", dijo Calheiros en el plenario.

La decisión de anular el proceso fue tomada a 48 horas de que el Senado votara si instala el juicio de destitución contra Rousseff, Maranhao cuestionaba que los diputados anticiparon sus votos y limitaron la actuación de la defensa, pero ya fue revocada.

Lee: Comisión del Senado de Brasil recomienda iniciar el juicio contra Rousseff

La votación de los 81 senadores acerca del juicio político a la presidenta de Brasil, se llevará a cabo el miércoles tal como estaba planeada, confirmó Calheiros, quien destacó que el objetivo es terminar con el proceso ese mismo día.

"Vamos a convocar a la sesión para el miércoles a partir de las 9:00 (...) Esperamos tener la participación de al menos 60 oradores. Si eso pasa tendremos una sesión de unas 10 horas, pero el objetivo es concluir la votación el mismo miércoles", sostuvo el presidente de la Cámara.

Lee: La Corte Suprema de Brasil separa del cargo al presidente de la Cámara baja

Rousseff es acusada de manipular las cuentas públicas y quedó expuesta a ser separada de su cargo por hasta 180 días, mientras el Senado tramita su juicio y decide si es culpable, lo que terminaría anticipadamente su mandato, previsto hasta 2018.

La presidenta se enteró de la anulación este lunes durante un acto público, pero dijo que aún no tenía la información oficial. "Desconozco sus consecuencias. Tengan cautela, vivimos una coyuntura de mañas y artimañas", afirmó antes de lanzarse a saludar a los efusivos asistentes que gritaban "¡No al golpe!".

Aún se desconoce su reacción ante la nueva determinación del titular del Senado de seguir con el proceso.

Recomendamos: Fiscal pide que Rousseff sea investigada por caso de corrupción de Petrobras

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Precisamos defender la democracia, luchar contra el golpe, luchar contra todo ese proceso extremadamente irregular", añadió Rousseff.

Si Rousseff es suspendida esta semana, el vicepresidente Michel Temer, un exaliado del gobierno que se ha convertido en su principal enemigo, asumirá la jefatura de Estado de forma interina. Y si Rousseff es finalmente juzgada culpable, Temer, del partido de centroderecha PMDB, quedará al frente del país hasta 2018.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×