El mapa de la batalla por el Obamacare

Si bien los republicanos aún no presentan un plan detallado para reemplazar a Obamacare, muchas de sus propuestas comparten características similares.
Los avances logrados con el Obamacare en peligro con la nueva administración
Por: Tami Luhby
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La más reciente ronda en la épica batalla por la reforma de salud en EU ha comenzado.

Tras décadas de darle vueltas al asunto, los demócratas ganaron la pelea en 2010, volviendo su filosofía de cuidado de la salud universal en la ley del país. Le llamaron Affordable Care Act (Ley de Ciudado de la Salud Asequible).

Ahora la ventaja está del lado de los republicanos, quienes súbitamente tienen la oportunidad de hacer valer su idea de acceso a la salud universal. Los nombres de la legislación de derogación proporcionan una idea sobre sus prioridades. La Primera Ley de Empoderamiento del Paciente, El Acta de Libertad, Empoderamiento y Accesibilidad al Cuidado de la Salud. El Acta del Cuidado del Paciente.

Recomendamos: ¿Cómo funciona la ‘Obamacare’?

Si bien los republicanos aún no presentan un plan detallado para reemplazar a Obamacare, muchas de sus propuestas comparten características similares.

CNNMoney las examina para el público como una guía a la batalla que se aproxima en el Congreso estadounidense.

Cobertura Universal vs. acceso universal:

Una meta principal del Obamacare era asegurarse de que todos los estadounidenses, o casi todos, obtuvieran seguro médico. Eso creó intercambios de salud para aquellos que buscaban cobertura individual y expandió Medicaid para los adultos de bajos ingresos.

Ofrecía una mezcla de incentivos y sanciones para que las personas se inscribieran.

Lee: El Senado de EU da el primer paso para derogar el Obamacare

Los Republicanos tienen una postura distinta. En lugar de enfatizar la cobertura, ellos apoyan el volver más accesible el seguro médico. Ellos prometen disminuir el costo de las primas para hacer que la cobertura será más asequible para que más personas puedan adquirir pólizas.

Beneficios completos vs cobertura simple:

Obamacare requiere que los aseguradores cubran muchos de los beneficios que eran difíciles de encontrar de entrada en el mercado individual. Por ejemplo: cuidado maternal, salud mental y medicamentos controlados. Bajo Obamacare, los estadounidenses pueden obtener servicios de prevención como chequeos anuales, monitoreo de colesterol y algunas vacunas de manera gratuita.

La ley también provee otras protecciones para los estadounidenses. La ley establece un límite sobre cuánto pagan de su bolsillo los consumidores cada año y terminó con la práctica de las aseguradoras de establecer un límite en dólares sobre cuánto pagaban anualmente o durante toda la vida.

Los Republicanos argumentan que el obligar a esos beneficios aumenta los costos. Ellos quieren dar más opciones a los consumidores. Ellos dicen que los estadounidenses deben ser capaces de elegir los beneficios que quieren, ¿Por qué debería pagar por beneficios de maternidad una pareja de 55 años?

Recomendamos: Derogar totalmente la ley Obamacare puede costar 350,00 mdd

Este incremento en la flexibilidad probablemente signifique primas menores, si bien eso también podría implicar deducibles más altos. Pero eso está bien para los republicanos que abanderan el concepto de cuidado de la salud dirigida por el consumidor. Mientras más tenga que pagar la gente de su propio bolsillo, tomarán decisiones más sabias. Si la gente tiene que desembolsar 75 dólares por un examen de sangre, pensarán dos veces sobre si en verdad lo necesitan o buscarán en dónde pueden obtenerlo por un menor costo.

Subsidios a las primas vs créditos fiscales:

Bajo Obamacare, el gobierno federal proporciona una ayuda a los inscritos de bajos y medianos ingresos en términos de subsidio a las primas, lo cual significa oficialmente créditos fiscales que se ofrecen por adelantado. Mientras menos gane una persona, mayor será el subsidio. Más de ocho de cada 10 personas en Obamacare obtienen subsidios que disminuyen el costo a menos del 10% de sus ingresos.

Los planes de reemplazo de los republicanos también proporcionan reducciones fiscales para cubrir las primas. Pero el tamaño del crédito republicano dependerá de la edad, no del ingreso. Los más jóvenes obtendrán menos subsidio que aquellos mayores de 50.

De igual manera, para ayudar a pagar la cobertura, los republicanos promocionarían el uso de una herramienta: las cuentas de ahorro de salud (HSA por sus siglas en inglés). Las HSAs permiten que las personas ahorren fondos libres de impuestos para uso en gastos médicos. Pero esta herramienta es usada principalmente por los estadounidenses de mayores ingresos que pueden darse el lujo de contribuir en ellas.

Prohibición por condiciones preexistentes vs seguro continuo:

Obamacare prohibió a las aseguradoras que discriminaran en contra de aquellos con condiciones preexistentes. Las aseguradoras no rechazarían a aquellos que habían estado enfermos ni les cobrarían más.

Los Republicanos dicen que protegerán a las personas con condiciones preexistentes si es que han mantenido una cobertura continua. eso significa que si hay un hueco en tu cobertura, digamos porque dejaste tu empleo y no podías costear el seguro en el mercado individual, puede que no estés protegido.

Aquellos que no están asegurados y enfermos podrían pagar más o tendrán que buscar cobertura en las listas estatales de alto riesgo que tuvieron una historia tormentosa antes de ser esencialmente eliminadas cuando abrieron los intercambios individuales de Obamacare en 2014.

Lee: Emprendedores piden a Trump no desaparecer Obamacare

Fiscalizar los planes de alto costo vs limitar la deducción fiscal:

Muchos legisladores de ambos lados del espectro político quieren limitar el costo de los planes financiados por los empleadores, los cuales cubren a 150 millones de estadounidenses. Estos planes ofrecen paquetes de beneficios que los empleadores utilizan con gusto, aumentando el gasto de la nación en el cuidado de salud.

Obamacare buscó instituir el llamado impuesto Cadillac. Este impone un impuesto del 40% sobre las primas de empleadores de más de 10,200 dólares para individuos y 27,500 para pólizas familiares. La idea es que los empleadores limiten sus paquetes de beneficios hasta cierto nivel, disminuyendo el crecimiento del gasto y uso de cuidados de la salud.

Pero, a pesar de que el impuesto Cadillac se encuentra en la reforma de salud del presidente Obama, no es apoyada universalmente por los Demócratas. De hecho, el congreso se reunió para atrasar la fecha en que entra en efecto el impuesto de 2018 a 2020.

Los Republicanos, por otro lado, limitarían el costo de los planes de los empleados al reducir la deducción de impuestos sobre las primas. La idea es que esto forzará a los empleadores a proporcionar pólizas menos generosas para que sus trabajadores no se vean inundados por pagos de impuestos.

Expansión de Medicaid vs subvenciones fijas:

Al mantener la filosofía de cobertura universal, Obamacare buscó expandir Medicaid a todos los adultos cuyos ingresos estaban bajo el 138% del nivel de pobreza. Antes de Obamacare, la mayoría de los inscritos eran niños, mujeres embarazadas, padres, personas con discapacidades y ancianos. El gobierno federal alentaba a los estados al cobrar el 100% del costo de los nuevos elegibles por tres años y disminuyó el reembolso al 90% con el tiempo.

Los republicanos han favorecido por mucho tiempo el convertir a Medicaid en un programa de subvenciones. Ellos proporcionarían a los estados un número fijo de fondos, conocido como subvención en bloque, o proporcionarán cierta cantidad de dinero para cubrir a cada inscrito. Esto ayudaría a reducir el costo del gasto de Medicaid y harán más predecible el costo para el gobierno federal. Pero los defensores del consumidor temen que los límites del financiamiento restringirán el número de individuos que se pueden inscribir y la calidad de cuidado que reciben.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×