Donald Trump quiere un muro, pero los expertos recomiendan una valla

Especialista dicen que el muro del presidente de EU sería más caro y una valla permitiría una mejor vigilancia, aunque consideran que lo difícil será convencer al mandatario.
Trump quiere una pared, expertos fronterizos una valla entre EU y México
Por: SCOTT BRONSTEIN, CURT DEVINE y DREW GRIFFIN
(CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere un muro a lo largo de toda la frontera con México. Sin embargo, CNN tiene conocimiento de que los funcionarios de carrera de las agencias estadounidenses más involucradas en el proceso van a recomendar una valla, una que abarcará sólo la mitad de la longitud.

CNN habló con más de dos docenas de fuentes y expertos, incluyendo algunos que son parte de las discusiones de alto nivel con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

Aunque ningún plan ha sido aprobado o ultimado, el DHS está trabajando actualmente en las recomendaciones que el secretario John Kelly presentará a Trump.

El presidente Trump ha estado examinando varios anteproyectos con sus asesores, dijo a CNN un alto funcionario de la administración. Y al final podría insistir en un muro de hormigón que cubriría toda la frontera, como lo ha prometido. Sería un proyecto mucho más grande y caro, y cualquier plan tendría que remitirse al Congreso para la aprobación de su financiamiento.

Lee: Una firma israelí quiere hacer realidad el muro de Trump

Un informe interno preliminar de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), consultado por CNN, describe varias opciones en etapas y utiliza las palabras "fence" y "wall/fence", es decir, “valla” y “valla/muro”.

También incluye una etapa final que pide cubrir más de 1,080 millas (1,738 kilómetros) adicionales de frontera con nuevas barreras que se extenderían de costa a costa, con un precio de 21,600 millones de dólares. Pero las fuentes calificaron esa opción como "mera fantasía" y dijeron que no está siendo considerada seriamente por funcionarios cercanos a las discusiones dentro del Departamento de Seguridad Nacional.

El muro de Trump va a romper el equilibrio de los ecosistemas

Otras etapas o propuestas del informe interno son mucho más modestas y baratas.

Un alto funcionario de la Patrulla Fronteriza estadounidense, que habló bajo la condición de anonimato, dijo a CNN que es crucial poder ver a través de la barrera fronteriza. "No lo llamo un muro porque estamos hablando de una valla que permita ver el otro lado. Eso es lo que necesitamos".

Otro funcionario de la Patrulla Fronteriza dijo a CNN: "Creo que las vallas nos han funcionado en el pasado, nunca quieres tener una barrera que obstruya tu visión, que te impida ver el otro lado de la frontera".

Cualquier presión de la Casa Blanca por un muro de cemento de punta a punta recibiría poco apoyo de los funcionarios de carrera dentro del CBP, afirma Seth Stodder, un exfuncionario del DHS dedicado a la seguridad fronteriza bajo los gobiernos de Obama y Bush.

"Estos son los organismos responsables de la seguridad. Cuando la Casa Blanca dice ‘Salta’, ellos dirán ‘¿Qué tan alto?’ Pero se acercarán al Congreso y les dirán en voz baja que no lo hagan", dijo Stodder a CNN.

Lee: Dinero para el muro de Trump peligra ante plan demócrata

Algunas fuentes refirieron a CNN que uno de los mayores retos será convencer al presidente para que modifique su promesa de campaña de un muro macizo y compacto.

"Será de hormigón endurecido, y estará hecho con barras de refuerzo y acero", dijo Trump en un mitin de diciembre de 2015. Repitió esa afirmación en una conferencia de prensa en enero de este año cuando le replicó a un reportero que le preguntó sobre la valla: "Sobre la valla… no es una valla. Es un muro. Acabas de informar mal. Vamos a construir un muro".

Pero las fuentes dijeron a CNN que la visión de Trump de un muro de concreto no es realista, debido al costo, los tiempos y la seguridad.

Así lo expuso un funcionario: Después de que los expertos convenzan a Trump de que el muro no funcionará y será una valla, "la Casa Blanca tendrá que encontrar la manera de presentarlo [al público]".

Un muro de concreto también plantea problemas ambientales, como riesgos de inundación y riesgos para las especies amenazadas.

El plan más posible

Según estas mismas fuentes, un plan que sí está siendo considerado seriamente por la oficina de aduanas y protección fronteriza exige remozar partes significativas de las 654 millas (1,052.5) de vallado que se extiende actualmente a lo largo de la frontera, así como la construcción de nuevas vallas en áreas clave.

Esa opción incluiría unas 150 millas (241.40) de valla nueva en zonas aún por determinar, junto con 15 nuevas millas (24.14 kilómetros) valladas alrededor de San Diego y El Paso, y otras 12 millas (19.31 kilómetros) cerca del Rio Grande Valley, que incluye a Brownsville, Texas. El plan también requiere 272 millas (437.7 kilómetros) donde ya existe valla pero hay que reemplazarla.

Recomendamos: ¿Qué es lo que falta para construir el muro de Trump?

Bajo este plan, el área total de la frontera cubierta por valla sería de aproximadamente 831 millas (1,337.4 kilómetros), que incluye el vallado ya existente. De modo que la barrera total entre Estados Unidos y México cubriría aproximadamente 831 millas (1,337.4 kilómetros) totales de una frontera de casi 2,000 millas (3,218.7 kilómetros), ni siquiera la mitad, según las fuentes.

La valla nueva y la reemplazada costarían alrededor de 5,000 millones de dólares.

La nueva valla sería parecida a algunas de las fuertes fortificaciones construidas alrededor de las áreas de Brownsville, Nogales y San Diego. Se llaman "bollard-style" (estilo bolardo), "PV1", o "Normandy-style" (estilo Normandía), y esencialmente implican gruesas barras reforzadas o lamas de acero que miden comúnmente unos 18 pies de alto (5.5 metros), 6 por 6 pulgadas (15.24 centimetros) de ancho y llevan varilla y hormigón de refuerzo, y por lo general se fijan 6 pies (1.8 metros) por debajo del suelo para evitar que se hagan túneles.

Aunque las fuentes no coincidieron en la longitud o ubicación exacta de la nueva valla, todos dijeron a CNN que la protección de la frontera requerirá más vigilancia de alta tecnología y más detenciones. Y todos salvo uno de las más de dos docenas de fuentes consultadas por CNN coincidieron en que un muro de hormigón no es una buena idea.

Muchos funcionarios subrayaron la necesidad de contar con más agentes fronterizos, y uno de ellos dijo: "La tecnología y la valla sólo pueden hacer una parte; el personal tiene que estar allí para responder".

En una audiencia celebrada la semana pasada por la Comisión sobre Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, el secretario de Seguridad Nacional de EU, John Kellu, se sumó a varios otros declarantes que dijeron que la valla es más segura para los agentes fronterizos y pareció evitar la palabra "muro".

Así es como se podría construir el #muro de Trump entre Estados Unidos y México

Cuando el representante demócrata Filemón Vela le preguntó si "la promesa del presidente Trump de construir un hermoso muro de 2,000 millas" (3,218.7 kilómetros) era "una opción viable", Kelly respondió: "El presidente me ha pedido que estudie lo que necesitamos en la frontera suroeste y que le presente una recomendación. Sí, en este momento hay muchos lugares donde necesitamos algunos tipos de barrera física resguardados por hombres y mujeres en la protección fronteriza".

La Casa Blanca también parece ser más laxa en su definición oficial del muro. La orden ejecutiva del presidente Trump sobre el muro fronterizo dice: "Es la política del Poder Ejecutivo asegurar la frontera sur de Estados Unidos mediante la construcción inmediata de un muro físico en la frontera sur, supervisado y apoyado por personal adecuado a fin de impedir la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y de seres humanos, y los actos de terrorismo".

La orden especifica más adelante que ““Muro” se refiere a una pared física y contigua, u otra barrera física igualmente segura, contigua e infranqueable".

El empresario de Miami Jorge Pérez, que ha trabajado con Trump durante años, recibió un correo electrónico de la Organización Trump con una nota del propio presidente pidiéndole que participe en el proyecto fronterizo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

CNN pudo ver el correo electrónico con la condición de no mostrarlo. Contenía bosquejos de dos muros, un muro primario y un muro secundario con una carretera de seguridad en medio. Pérez, un demócrata, dijo que no va a involucrarse en el proyecto fronterizo.

Jeremy Diamond, Rene Marsh y Nathaniel Meyersohn contribuyeron en esta nota.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×