La adorada visa H-1B para trabajar en EU es deficiente. Estas son las quejas

El camino más popular para que los extranjeros trabajen en Estados Unidos es cuestionado porque las visas no se otorgan a los trabajadores más hábiles o se usan para obtener mano de obra barata.
Difícil proceso  Muchas startups desisten de hacer el proceso porque resulta caro e incierto.  (Foto: iStock/BanarTABS)
Por: SARAH ASHLEY O'BRIEN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La visa H-1B es el camino más popular para que los extranjeros trabajen en Estados Unidos. También se cree ampliamente que es un programa del que se abusa.

Entre las quejas más comunes: las visas no se otorgan simplemente a los trabajadores más hábiles. Las empresas usan las visas H-1B para obtener mano de obra barata desde el extranjero. Las startups pierden contra las enormes firmas de outsourcing, que engullen una partida desmesurada de visas.

El debate por el programa nunca ha sido tan importante u oportuno.

El presidente Donald Trump ha dicho que quiere combatir el uso inadecuado de las visas laborales. Un borrador de la orden ejecutiva que comenzó a circular en enero alteraría numerosos programas de visa, incluyendo al H-1B. Además, varios esfuerzos legislativos en el Congreso por parte de republicanos y demócratas buscan cambiar cómo funciona el programa.

Existen 85,000 visas H-1B disponibles anualmente, y en años recientes, la demanda por ellas ha superado ampliamente la oferta. Como resultado, las visas se otorgan por medio de un sistema de sorteo.

Todo tipo de empresas, desde el ámbito de la salud hasta los medios, usan las visas H-1B para ayudar a llenar su fuerza laboral. Pero el sector de tecnología es el que se asocia con mayor frecuencia a las visas H-1B.

Las firmas de tecnología, grandes y pequeñas, dicen que necesitan el programa H-1B para contratar al talento entrenado que no puede encontrar en casa. Los hechos alrededor de las H-1B son poco claros. Esto es lo que necesitas saber sobre tres grandes factores en el debate:

Queja #1: Las visas no se otorgan sólo a los trabajadores altamente calificados

Las H-1Bs son pensadas frecuentemente como una manera en que los trabajadores altamente calificados lleguen a Estados Unidos.

En realidad, la mayoría de los visados cuentan únicamente con títulos de licenciatura. En las tres empresas con más empleados con esta visa (Tata Consultancy, Cognizant Technology e Infosys), 80% de los visados solo son licenciados, de acuerdo con Ronil Hira, profesor asociado dela Universidad Howard que estudia el programa H-1B y la industria del outsourcing.

Los críticos dicen que es poco probable que las personas con licenciatura sean necesarias para llenar los llamados vacíos de habilidad y que estas personas simplemente están tomando empleos de los estadounidenses.

Lee: Los empleos mejor pagados en México en 2017

De las 85,000 visas otorgadas anualmente, 20,000 se reservan para personas con títulos avanzados. Pero no existe forma de dar prioridad con el sistema de sorteo. Eso significa que muchos de los trabajadores más educados podrían ser rechazados.

"Este es el punto de la cuestión que los legisladores han comenzado a atacar: cómo dar prioridad a quién debe obtener la visa H-1B y también asegurarse que los estadounidenses no sean desplazados por trabajadores que entren por el programa de visa”, dijo Neil Ruiz, director ejecutivo del Centro de Leyes, Economía y Finanzas en la Universidad George Washington.

Queja #2: Las visas H-1B permiten que los empleadores importen mano de obra barata

Los críticos temen que las H-1B abran camino para importar mano de obra barata. Pero existen algunas garantías que teóricamente previenen que eso suceda. Los empleadores requieren pagar a los visados como mínimo, el salario reinante para ese puesto, el cual depende de la descripción y ubicación del empleo.

El primer paso en el proceso es que los empleadores obtengan la aprobación del salario que pretenden pagar, y 80% de estas aprobaciones son para empleos de nivel inicial o ligeramente por encima, de acuerdo con Hira.

Esos pagos son “sustancialmente menores que el salario promedio que obtiene un trabajador estadounidense en esos puestos en esas ubicaciones”, dijo Hira. (No todas esas aprobaciones se convierten en solicitudes de H-1B.)

Como parte de una reforma integral de las visas, la representante Zoe Lofgren, una demócrata californiana que representa a Silicon Valley, ha propuesto cambiar el requisito de sueldo para los solicitantes de H-1B. Su propuesta de ley establecería el límite mucho más alto para expulsar a los empleadores que no pagan lo suficiente.

Un grupo de profesores que estudia cómo afecta la economía los portadores de visa H-1B usa la información de la burbuja del internet de entre 1994 y 2001. En un artículo en proceso, encontraron que los sueldos para los científicos computacionales fueron menores en 2001 como resultado del influjo de los visados H-1B.

Queja #3: Las startups salen perdiendo

El programa existente H-1B no trabaja exactamente en favor de los emprendedores con compañías en ciernes.

Algunas startups ni siquiera se molestan en hacer la solicitud a favor de empleados potenciales porque el proceso es tan costoso y no hay garantía de que serán elegidos en el sorteo.

Es imposible competir contra las grandes empresas de tecnología y firmas de offshore que con frecuencia presentan una cantidad enorme de solicitud, argumentan los emprendedores.

Los inmigrantes que quieren iniciar empresas también tienen dificultades bajo el sistema actual. Más de 50% de los unicornios estadounidenses (empresas privadas que valen más de 1,000 millones de dólares o más) cuentan con al menos un fundador inmigrante, de acuerdo con la Fundación Nacional para la Política Estadounidense. Y esas empresas han creado, aproximadamente, 760 empleos estadounidenses.

Lee: Le negaron la visa en EU y creó una empresa que ahora compite contra Amazon

Pero es difícil establecer una empresa dentro de Estados Unidos usando una visa H-1B, pues el programa requiere que los extranjeros puedan ser contratados, despedidos, pagados y controlados por un empleador, esencialmente, no pueden estar al mando de una compañía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Estados Unidos no cuenta con una visa especial para inmigrantes que quieren iniciar empresas. Como resultado, los emprendedores podrían iniciar sus empresas en países que sí cuentan con ese programa, como Canadá y Francia.

Muchos defensores en Silicon Valley han presionado al Congreso por años para establecer una visa para startups en Estados Unidos.

Ahora ve
Maduro dice que el triunfo del oficialismo es un “mensaje brutal” a Trump
No te pierdas
×