El cambio climático amenaza los caminos, puentes y túneles que planea Trump

Los expertos indican que los nuevos puentes, carreteras y túneles, que planean construirse en EU, deben adaptarse a las condiciones climáticas futuras y a los impactos del cambio climático.
El calor extremo podría hacer colapsar la infraestructura que el gobierno de Trump planea en Estados Unidos.
¿América, grande otra vez?  El calor extremo podría hacer colapsar la infraestructura que el gobierno de Trump planea en Estados Unidos.  (Foto: iStock)
DANIELLE WIENER-BRONNER
NUEVA YORK, Estados Unidos (CNNMoney) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, quiere que los caminos, puentes y túneles de Estados Unidos sean grandes de nuevo. Pero el plan de infraestructura de 1 billón de dólares del gobierno de Trump podría desperdiciarse si ignora los efectos previstos del cambio climático.

El calor extremo podría causar que las tuberías se quiebren, o que el asfalto se derrita. Los aeropuertos debajo del nivel del mar podrían inundarse. Las comunidades tendrían que ser reubicadas debido a la sequía o al calor, lo cual pondría presión sobre algunos sistemas de transporte y reduciría la relevancia de otros. El clima extremo podría causar la inundación de carreteras tierra adentro y las oleadas producidas por las tormentas podrían inundar las carreteras en las costas.

“La infraestructura ha sido diseñada, en gran medida, para las condiciones climáticas históricas”, explica Mikhail Chester, profesor asistente de Ingeniería civil, ambiental y sostenible en la Universidad Estatal de Arizona.

Hasta ahora los modelos nos han servido bien, pero los impactos potenciales del cambio climático podrían hacer que esos sistemas sean menos fiables en el futuro.

Los científicos del clima predicen más episodios de condiciones climáticas extremas y mayores oscilaciones en la temperatura, “lo cual trastoca nuestras ideas acerca del diseño”, añadió Chester.

La más reciente Evaluación Nacional del Clima, un estudio financiado por el gobierno federal publicado en 2014, detalla cómo es probable que el calentamiento global afecte a la infraestructura de los Estados Unidos en todo el país: muchos caminos, puentes y túneles serán presionados hasta el punto de quiebre.

Lee: México, lugar 68 entre más vulnerables al cambio climático

En algunos casos, los fallos de infraestructura previstos por los modelos climáticos ya han ocurrido. Por ejemplo, la Autoridad Metropolitana de Tránsito de Nueva York estima que el huracán Sandy, que inundó el sistema de metro de la ciudad de Nueva York, causó 4,750 millones de dólares en daños a la infraestructura.

La Gran Barrera de Coral sufre las consecuencias del calentamiento global

Existe cierto debate sobre si el huracán fue causado por el cambio climático, pero los científicos concuerdan en que podemos esperar ver acontecimientos climáticos como Sandy con más frecuencia, como resultado del calentamiento global, eso dificulta describir el daño hecho por Sandy como un hecho aislado.

Donald Trump no ha ofrecido detalles sobre sus planes de infraestructura, pero ha dejado claro que no continuará los esfuerzos del expresidente Obama para combatir y mitigar los efectos del cambio climático. Trump recientemente revocó una serie de acciones de Obama sobre el cambio climático, incluido el Plan de Acción Climática de 2013, que incluía un esfuerzo para preparar la infraestructura para el calentamiento global.

En suma, dejar de lado el cambio climático haría más difícil para los ingenieros hacer su trabajo.

Como dice Kate White, líder del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos para la Preparación y Resiliencia Climática: “Diseñamos esta infraestructura para operar lo máximo posible bajo las previsibles condiciones futuras”.

Recomendamos: Vuélvete vegano, salva al planeta

Sino se tienen en cuenta los desafíos planteados por el cambio climático, dice, “podríamos correr el riesgo de no cumplir con los servicios”.

Michael Meyer, asesor mayor de la firma de ingeniería y diseño WSP/Parsons Brinckerhoff, agregó: “a medida que mejoramos la infraestructura existente y planificamos nuevos puentes, carreteras y túneles, necesitamos estar muy conscientes de las condiciones climáticas futuras e incorporarlas al diseño”.

“Realmente se trata de adaptación”, dice, y agregó que los ingenieros deben estar preparados para los impactos a corto y largo plazo del cambio climático, empezando por el aumento del nivel del mar, que dictará la forma en que se diseñan los puentes para que duren un siglo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Meyer dice que en los últimos años se ha hecho mucha investigación sobre cómo incorporar la preparación para el cambio climático en la ingeniería de infraestructura.

“Creo que nos corresponde a nosotros tomar en consideración cosas como la Evaluación Nacional del Clima”, dice y espera que el actual gobierno esté de acuerdo.

×