Día 3 del año: Donald Trump se pelea con Steve Bannon

Luego de que se revelaran extractos de un nuevo libro del exasesor del presidente de Estados Unidos, el mandatario arremete contra el exfuncionario.
Donald Trump asegura que su exasesor Steve Bannon “perdió la razón”
ESTADOS UNIDOS (AFP) -

El presidente Donald Trump aseguró este miércoles que su exjefe de Estrategia en la Casa Blanca, Steve Bannon, "perdió la razón" y no tiene influencia en el gobierno, en respuesta a pesadas críticas que figuran en un libro a ser publicado la próxima semana.

Bannon "no tiene nada qué ver conmigo o mi presidencia. Cuando fue despedido (de la Casa Blanca), no solo perdió su trabajo, sino que también perdió la razón", apuntó Trump en un comunicado.

Bannon afirma que la reunión entre altos funcionarios del grupo de Trump y una abogada rusa durante la campaña presidencial de 2016 fue una "traición".

La reunión mantenida por el empresario Donald Trump Jr con una abogada rusa en la Torre Trump en medio de la campaña electoral de 2016 fue una "traición", de acuerdo con el exasesor de la Casa Blanca.

El exJefe de Estrategia de la Casa Blanca arremetió también contra allegados del presidente, como su hijo Donald Trump Jr, su yerno Jared Kushner y su exjefe de campaña electoral, Paul Manafort.

Recomendamos: ¿Qué traerá 2018 al Estados Unidos de Trump?

Las explosivas declaraciones figuran en el libro "Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump", de Michael Wolff, que será publicado la próxima semana y que la edición estadounidense del diario británico The Guardian adelantó parcialmente este miércoles.

En junio de 2016, en plena campaña presidencial, Trump Jr y dos altos dirigentes del comité electoral se reunieron con una abogada rusa en Nueva York, con la aparente esperanza de obtener datos comprometedores sobre la candidata demócrata Hillary Clinton.

Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe

Además de Trump Jr, participaron de la reunión Kushner (quien aún es asesor del presidente) y Manafort.

Los tres recibieron en la Torre Trump a la abogada Natalia Veselnitskaya, pero la reunión no prosperó porque ella estaba interesada en discutir una legislación sobre adopción de menores rusos en Estados Unidos.

"Tres altos cargos de la campaña pensaron que era una buena idea reunirse con un gobierno extranjero dentro de la Torre Trump, en la sala de conferencias en el piso 25. Sin abogados", comentó Bannon, sin esconder el sarcasmo.

Bannon no ahorró palabras para expresar su opinión: "Aún si uno piensa que eso no era una traición, que tampoco era antipatriótico o que no era simplemente una mierda -y yo creo que fueron las tres cosas- uno debería avisar inmediatamente al FBI".

Una reunión de esa naturaleza, añadió, se debía realizar en algún hotel de "Manchester, New Hampshire", solo con la presencia de abogados que luego vertirían el contenido de la discusión a algún órgano de prensa.

Bannon se sumó a la campaña de Trump semanas después, y alega que solamente se enteró de esa reunión luego de las elecciones.

En su testimonio para ese libro, el controvertido exfuncionario dijo que los agentes del FBI que investigan la supuesta colusión de Trump con Rusia "van a quebrar a Donald Jr como un huevo, en horario central de televisión".

En el libro de Wolff, Bannon usa un lenguaje impiadoso contra Trump Jr, Kushner y Manafort por poner en riesgo al presidente al atraer la atención del FBI, no por sus eventuales contactos con rusos sino por sus negocios.

"El camino para cagar a Trump pasa por Paul Manafort, Donald Jr y Jared Kushner. Es tan claro como un pelo en la cara. Pasa por el Deutsche Bank y toda la mierda de Kushner. Toda esa mierda de Kushner es espesa", comentó.

De acuerdo con Wolff, de las entrevistas con numerosos funcionarios de la Casa Blanca se perfila un escenario de extremada tensión entre Bannon y el influyente dúo formado por Kushner y su esposa Ivanka Trump.

El libro incluso menciona testimonios (como el del exsecretario de Estado Henry Kissinger) que colocan esas tensiones en el contexto de una disputa entre los funcionarios judíos (como Kushner y su esposa) y los no judíos (como Bannon) en la Casa Blanca.

Bannon había alcanzado notoriedad como editor de un sitio web de ultraderecha y activista considerado próximo de los supremacistas blancos estadounidenses.

Sin embargo, se convirtió en un asesor de Trump en 2016 y después de las elecciones ocupó un cargo clave en el gobierno hasta que renunció en agosto de 2017.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde que dejó la Casa Blanca, Bannon se dedica a apoyar a los candidatos más a la derecha del Partido republicano, pero no esconde cierto distanciamiento del presidente Trump.

Lee: ¿Por qué Trump no tiene una mascota?

Ahora ve
Un artista proyectó 'shithole' en la fachada del Hotel Trump en Washington
No te pierdas
×