Tomás Zerón de Lucio: una trayectoria 'sembrada' de dudas

Los casos Ayotzinapa, Paulette y Cananea, en los que el funcionario se ha desempeñado en puestos clave, han sido marcados por la polémica .
El actual director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.
Tomás Zerón  El actual director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.  (Foto: Agencias)
Ariadna Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

A su paso por instancias policiales y de procuración de justicia, la trayectoria de Tomás Zerón de Lucio ha quedado marcada por diversos casos polémicos.

El más reciente, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, fue cuestionada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) el pasado 24 de abril, cuando presentó un video en el que se ve al actual jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR) en el río San Juan, donde de acuerdo con la indagatoria oficial fueron arrojados los restos de los estudiantes, tras haber sido incinerados en el basurero de Cocula.

La visita de Zerón de Lucio, el 28 de octubre de 2014, acompañado por un supuesto integrante de Guerreros Unidos, generó suspicacias en torno a la investigación que hizo la Procuraduría, pues ahí fue donde se encontraron los restos del estudiante Alexander Mora, los únicos que han sido plenamente identificados, tras un estudio de la Universidad de Innsbruck (Austria).

Después de que se dio a conocer la grabación, Zerón de Lucio aseguró que no se había violado el debido proceso y que incluso estuvieron presentes representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en su visita a ese lugar. Esta versión fue refutada por ambas organizaciones internacionales, quienes informaron que no tuvieron conocimiento de la diligencia.

A raíz de este asunto, el funcionario es ahora investigado por la propia PGR, sin embargo, Zerón de Lucio ha reiterado que su actuación fue apegada a los procedimientos y que no dejará su cargo como lo exigen diversas organizaciones sociales y los padres de los estudiantes desaparecidos.

Lee: Nueve huecos del expediente Ayotzinapa detecados por el GIEI

¿Quién es?

Zerón de Lucio es licenciado en Administración Industrial por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y cuenta con estudios de posgrado en Ciencias Penales por la Universidad de España y México.

De acuerdo con su perfil, ha innovado el modelo tradicional de la Policía, es promotor del uso de tecnologías en investigación de delitos y ha implementado estrategias que han permitido la aprehensión de algunos de los criminales más buscados.

El funcionario llegó a la PGR en 2013 por desginación directa del exprocurador Jesús Murillo Karam. Su experiencia en temas de inteligencia lo convirtió en un hombre clave en la reestructuración de la Procuraduría.

Zerón de Lucio ya había estado en la Secretaría de Seguridad Pública federal, donde conoció a Genaro García Luna, y en la Procuraduría de Justicia del Estado de México, lugar en el que colaboró con Alfredo Castillo Cervantes. En ambos cargos pasados enfrentó diversos escándalos.

Paulette y Cananea

En el curriculum de Zerón de Lucio, coinciden otros casos inciertos e investigación con irregularidades, mientras él ocupa unidades estratégicas de seguridad, procuración de justicia e inteligencia.

Su semblanza, disponible en la página de la PGR, dice que se ha desempeñado como jefe de sección en la Policía Federal Preventiva y comisiario en jefe en la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSPf), hoy Comisión Nacional de Seguridad (CNS), y después pasó a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

La transición del gobierno federal al mexiquense ocurrió a raíz de un ataque de grupos armados en Cananea, Sonora, en 2007. Los enfrentamientos entre las autoridades y delincuentes dejaron cuatro presuntos criminales detenidos y 16 atacantes, cinco policías y dos civiles muertos.

Entonces bajo el mando de Genaro García Luna, titular de la SSPF, su cese se dio por falta de coordinación y estrategia, según información publicada entonces por El Universal.

Por el caso —además de Zerón de Lucio—, fueron destituidos otros funcionarios como Javier Garza Palacios, Héctor Luévanos Becerra, ambos mandos regionales; Carlos Gerardo Skorkich, Vidal Díaz León y Héctor Alejandro Moreno, también jefes de la extinta Policía Federal Preventiva (PFP).

El grupo —según el reporte de entonces— permitió que un comando de sicarios se adueñara de la ciudad y robara el cuartel de la PFP, sin que los elementos federales hicieran algo.

Pero, previo a su salida, Zerón de Lucio habría conocido durante ese periodo a Alfredo Cervantes Castillo, quien ha desempeñado cargos relacionados con la seguridad y la procuración de justicia en el gobierno de Enrique Peña Nieto y Humberto Castillejos Cervantes, asesor jurídico de la Presidencia de la República, cuando ambos fungieron como asesores del exprocurador Rafael Macedo de la Concha.

Zerón de Lucio también habría conocido en esa época al presidente Enrique Peña Nieto, entonces gobernador del Estado de México, de acuerdo con el diario La Jornada.

Después del incidente en Cananea, Zerón de Lucio fue coordinador de Investigación y Análisis de la PGJEM, instancia a la que llegó Alfredo Castillo Cervantes, tras la renuncia del exprocurador mexiquense Alberto Bazbaz, provocada por el escándalo de Paulette, la niña que desapareció el 22 de marzo del 2010 y días después fue encontrada muerta en su recámara, entre la cajonera y el colchón de su cama.

Sobre el caso, la PGJEM —al mando de Castillo Cervantes y su colaborador Tomás Zerón de Lucio— determinó que la causa de muerte de la menor había sido un accidente.

En 2013, el funcionario salió de la Procuraduría mexiquense para convertirse en director en jefe de la AIC de la PGR por designación directa del exprocurador federal Jesús Murillo Karam, quien dejó el cargo en medio de cuestionamientos de la oposición por la investigación del caso Ayotzinapa, al cual denominó "la verdad histórica".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Zerón de Lucio, hombre considerado cercano al mandatario mexicano, está siendo investigado por la PGR por la grabación en la que se le ve en el río de San Juan, aledaño al basurero de Cocula, Guerrero, donde según la “verdad histórica” fueron incinerados los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Recomendamos: La hora de grabación de un video, otras de las discrepancias entre la PGR y GIEI

Ahora ve
Los grupos radicales “no son del pasado”, dice periodista amenazada por KKK
No te pierdas
×