Lo bueno, lo malo y lo feo de la nueva norma ambiental, a ojos de los expertos

A partir del 1 de julio, la Megalópolis tendrá una nueva norma ambiental, pero, ¿servirá? ¿será solo paliativa? Esto es lo que piensan los especialistas en el tema...
A partir del 1 de julio, la verificación vehicular se endurecerá en seis entidades del país.
¿Qué le depara a los automovilistas con esta nueva norma?  A partir del 1 de julio, la verificación vehicular se endurecerá en seis entidades del país.  (Foto: Getty Images/Archivo)
Andrea Deydén /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

A partir del 1 de julio, los conductores de la Ciudad de México y los cinco estados pertenecientes a la Megalópolis —Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Estado de México— deberán someterse a nuevos métodos de verificación vehicular establecidos por la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-167-SEMARNAT-2016, publicada este martes en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La medida emitida por el gobierno federal es de carácter emergente y tendrá una vigencia de seis meses, extensibles por otro periodo igual, antes de que se genere una normativa permanente.

Sin embargo, el anuncio de su implementación ya genera reacciones entre los especialistas, quienes consideran que “en el transcurso de su implementación van a surgir muchas circunstancias” y apuntan a los aciertos y desaciertos de esta normativa, que en un primer momento solo afectará a seis entidades pero podría convertirse en una medida de impacto para todo el país.

Lo bueno...

Para los especialistas en ambiente, la implementación de esta medida en la Megalópolis es el punto de partida para trabajar una norma a nivel federal e implica mejoras en la participación ciudadana en temas de medio ambiente. Además, consideran positivo el uso de la tecnología para medir las emisiones contaminantes en las calles.

“El uso de la tecnología le va a permitir a la autoridad tener mayor control y a nosotros como usuarios, mayor garantía” de que nuestro vehículo funciona adecuadamente, dijo el presidente del Colegio de ingenieros ambientales de México, Mario Montaño, a Expansión.

“Esta norma aplicada adecuadamente va a lograr la disminución de las emisiones y vamos a estar por debajo de los límites permisibles”, consideró. “Además, nos va a forzar a la participación en la cultura ambiental”.

Por otra parte, el vicepresidente del Colegio de Biólogos de México, Jorge Escobar Martínez, señaló que el principal acierto de la norma es que incorpora no solo a vehículos particulares o al transporte público local, sino también al servicio federal, de carga y foráneo.

Lee: 9 claves de la nueva verificación vehicular en la Megalópolis

Lo malo...

“La norma pretende abortar un tema que tiene orígenes multifactoriales, no es solo un problema de verificación sino que tiene muchas otras causas”, explicó Escobar Martínez a Expansión.

Señaló que es necesario atacar problemas como la mala calidad de los combustibles importados y la movilidad urbana para dar respuesta al problema de la contaminación, que se acentúa también por la geografía de la zona.

“Nuestro problema de calidad del aire no es solo un asunto de verificación vehicular”, dijo. “Esa es una visión de muy corto alcance” que podría acentuar la sobrepoblación de vehículos y agravar la situación de emisión de contaminantes.

via GIPHY


“No puedes tener este tipo de acciones (reforzamiento de la verificación vehicular) de manera aislada, si no viene acompañada de un programa fuerte de inversión en renovación de flota de transporte público, de revisión de transporte de carga”, estimó Gabriela Niño, vocera del Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

Además, incluso las medidas de verificación han demostrado ser insuficientes y “anticuadas”, ya que solo establecen “controles al final del túnel” y no acciones preventivas integrales, dijo Escobar.

Y l

o feo...

“El retraso en la aplicación de la norma nos tiene con los dedos en la puerta”, señaló Mario Montaño, quien explica que estas medidas debieron implementarse en 2006, “o máximo en 2010 y no sería tan tarde como ahora”.

Además, el diseño urbano, las vialidades insuficientes, el poco apoyo de la ciudadanía y la corrupción en los centros de verificación vehicular generan un problema difícil de resolver, de acuerdo con los expertos.

Lee: El gobierno federal revisará qe verificentros cumplan normas anticontaminantes

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Hasta que no logremos comunicar bien los beneficios de acciones como un programa de verificación como el Hoy No Circula o una mejora en el transporte público, no vamos a entender que es un asunto de salud pública y responsabilidad de todos”, indicó Niño a Expansión.

“La norma es una aspirina que solo va a retrasar y aletargar un poco el problema de la contaminación”, puntualizó Escobar.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×