Normalistas de Michoacán refuerzan acciones violentas por detenciones

Estudiantes detuvieron y quemaron un camión de Coca-Cola y una camioneta de Telmex, en respuesta a las detenciones de al menos 38 de sus compañeros este lunes.
Violencia en Michoacán  Una camioneta de la empresa Sonric's apareció frente a la Normal. Supuestos estudiantes la dejaron en el lugar después de robarla y vandalizarla.  (Foto: Cuartoscuro)
Por: DALIA MARTÍNEZ
MICHOACÁN (Expansión) -

La madrugada de este martes, estudiantes normalistas quemaron dos vehículos particulares en el kilómetro 280 de la autopista de occidente, a la altura del municipio de Huaniqueo, en protesta por la detención de varios de sus compañeros que permanecen en la Procuraduría General de Justicia del estado.

De los vehículos incendiados se sabe que fueron dos autos compactos, un tractocamión de la empresa Coca-Cola y una camioneta de servicio de la empresa Telmex, así como una camioneta repartidora de dulces.

También, durante la madrugada fue incendiado un tráiler y un camión tortón, en la misma carretera federal en el kilómetro 37 que conduce al municipio de Carapán en la meseta purépecha, pero hasta el momento las autoridades judiciales no han podido establecer si fueron los normalistas, ya que los conductores de estos vehículos declararon que les fueron arrebatadas las unidades por hombres encapuchados.

Recomendamos: El primer semestre de 2016, el más violento de los últimos 3 años

La Organización de Normales Oficiales del Estado de Michoacán (ONOEM) emitió este martes un documento para fijar su posicionamiento donde aclara que son 41 jóvenes y no 38 los detenidos el pasado lunes por los disturbios y el enfrentamiento que sostuvieron con la policía, de los cuales 18 son mujeres y 23 hombres.

En este sentido señalan que emprenderán "acciones radicales para respaldar a nuestros compañeros, hasta lograr su liberación y la caída de las reformas estructurales que pretenden desaparecer las normales”.

Además anunciaron que han sido convocados otros contingentes de estudiantes normalistas de los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, así como de otras comunidades del estado y el gremio magisterial, para realizar acciones de protesta que no son especificadas.

El empresariado pide sanciones

Por su parte, el gobernador Silvano Aureoles Conejo advirtió la mañana de este martes que “no se negociará con grupos que vulneren la tranquilidad y estabilidad de los michoacanos”, y rechazó que vayan a ser liberados en lo inmediato los estudiantes normalistas, que este lunes se enfrentaron con la policía.

“No habrá tregua para quienes actúan como delincuentes”, dijo y refirió que aunque no será fácil poner orden, no retrocederemos en garantizar la seguridad de los michoacanos”.

En tanto, los empresarios del estado han exigido al gobierno estatal que aplique “mano dura” a los estudiantes y vaya hasta las últimas consecuencias con quienes han protagonizado disturbios.

Arcadio Méndez Hurtado, presidente de la Consejo Coordinador Empresarial en Michoacán (CCE), ha declarado que las perdidas materiales ocasionadas por los disturbios de los normalistas y la sección 18 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), “es millonaria e irreparable”.

Por otra parte, la mañana de este martes un grupo de padres de familia de los estudiantes detenidos se manifestó afuera del edificio de la PGJ, donde declaran los estudiantes, a quienes se les atribuyen delitos que van desde obstrucción de vías federales de comunicación, hasta secuestro y daño en las cosas.

El lunes, un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Cherán fue detenido la tarde de este lunes luego de protagonizar en los últimos días una serie de disturbios, enfrentamientos, bloqueos y quema de vehículos en diferentes puntos del estado.

El gobernador Silvano Aureoles Conejo advirtió que los estudiantes “serán tratados como delincuentes porque se comportan como tal” y aseguró que “varios de ellos están siendo investigados por sus probables nexos con la delincuencia organizada y grupos guerrilleros”.

El secretario de Gobierno, Adrián López Solís, declaró al respecto que los normalistas tienen retenidos 170 vehículos entre camionetas repartidoras de productos, vehículos particulares y autobuses de pasajeros que han estado obteniendo de bloqueos carreteros, manifestaciones y que los vehículos son ocultados en las comunidades indígenas de Turicuaro, Arantepacua y Cherán, donde han hecho sus centros de operaciones, dijo.

De hecho, acusó a los estudiantes de usar prácticas “terroristas” y condenó el secuestro, los bloqueos y las tácticas que aseguró “buscan sembrar terror y desconcierto”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La semana pasada los estudiantes realizaron bloqueos carreteros, quema de vehículos, y manifestaciones, lo que provocó que empresarios del estado enviaran una misiva al presidente de la república, Enrique Peña Nieto, y al gobernador para exigir el cierre definitivo de las escuelas normales del estado (ocho).

Los empresarios consideraron que más que centros de estudios, “las normales son nidos de guerrilleros y caldo de cultivo del crimen organizado”, según declaró el titular de la Centro Coordinador Empresarial, Arcadio Méndez Hurtado.

Ahora ve
La búsqueda del submarino argentino perdido entra en fase crítica por el oxígeno
No te pierdas
×