CNDH emite recomendación por la inhumación irregular de cuerpos en Tetelcingo

Los 119 cuerpos y bolsas con restos humanos, encontrados en una fosa en Tetelcingo, Morelos en 2015, fueron inhumados irregularmente, de acuerdo con la Comisión.
El descubrimiento de la fosa en Tetelcingo ocurrió en noviembre de 2015, tras la búsqueda de un hombre asesinado en 2013.
Hallazgo.  El descubrimiento de la fosa en Tetelcingo ocurrió en noviembre de 2015, tras la búsqueda de un hombre asesinado en 2013.  (Foto: Fotoarte )
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los 119 cuerpos y bolsas con restos humanos, encontrados en una fosa en Tetelcingo, Morelos en 2015, fueron inhumados irregularmente, por lo que este jueves, Enrique Guadarrama López, Segundo Visitador General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), emitió una recomendación a las autoridades de ese estado.

"Fueron inhumados irregularmente en dos fosas también irregulares, sin apego a los protocolos establecidos y sin que en la mayoría de los casos se realizaran acciones para conocer las causas de muerte e identificación de los cadáveres", indicó el segundo visitador del organismo defensor de los derechos humanos en un comunicado.

En noviembre de 2015 se descubrió una fosa en Tetelcingo a partir de la búsqueda que hizo la familia de un hombre secuestrado y asesinado en 2013 y cuyo cadáver, a pesar de haber sido identificado con pruebas de ADN, fue enviado a la fosa. Es usual que muchos fallecidos que no son identificados terminen en fosas comunes, pero esta fosa en particular no estaba regulada, de acuerdo con un reporte de Reuters de noviembre de 2015.

Del 24 de mayo al 3 de junio de este año, la Fiscalía General de Morelos, estado gobernado por Graco Ramírez, realizó la exhumación de los cuerpos hallados en la fosa. Al mismo tiempo, Visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) vigilaron la extracción de cuerpos de las fosas.

Guadarrama López señaló este jueves que se les negó a los familiares de cuatro víctimas el derecho de recibir los restos de sus seres queridos, pese a que identificaron los cuerpos y solicitaron su entrega. Además, los cuerpos fueron inhumados sin consentimiento de los parientes.

"Los restos mortales de todas las personas –expresó Guadarrama López— merecen ser tratados con respeto, y las circunstancias y condiciones de su fallecimiento deben ser determinadas por la autoridad, quien tiene la obligación de actuar para esclarecer los hechos cuando se presuma la existencia de un ilícito. Por otra parte, los familiares de una persona tienen derecho de conocer la verdad sobre la muerte de su ser querido, así como darle adecuada sepultura, conforme a sus creencias religiosas”, señaló la CNDH.

Además, solicitó al gobernador Graco Ramírez, a través de la recomendación 48/2016, que de manera coordinada con la Fiscalía General del estado brinde la reparación integral del daño, atención médica y psicológica a dichos familiares afectados.

También indicó que la Fiscalía General de Morelos “deberá continuar con la investigación de las muertes de cada uno de los cuerpos exhumados hasta su resolución”.

Por su parte, la Fiscalía General de Morelos, deberá inscribir a estos familiares al Registro Único de Víctimas del Estado de Morelos, para “que tengan acceso al fondo destinado a la reparación del daño”.

Además, la Fiscalía deberá emitir una disculpa pública institucional a las víctimas y sus familiares.

Lee: CNDH vigilará la exhumación de los cuerpos en las fosas de Tetelcingo, Morelos

La Fiscalía de Morelos ha dicho que los empleados serán investigados por "incumplimiento de funciones públicas, ejercicio indebido de servicio público, violación a las leyes sobre inhumación y exhumación de cadáveres" debido a la fosa clandestina.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La CNDH solicitó investigar las “responsabilidades administrativas y/o los delitos en que pudiese haber incurrido el personal que ordenó, y participó en la inhumación irregular de los cadáveres del 28 de marzo de 2014, del personal ministerial que actuó de forma irregular en las carpetas de investigación de las 119 víctimas inhumadas”.

"Los cuerpos estaban dentro de bolsas donde también había, aunque no en todos, una botella de plástico con el número de carpeta de investigación. Todos estaban en una sola enorme fosa", dijo un representante de la Comisión de Derechos Humanos del estado que prefirió omitir su nombre por no estar autorizado a declarar, de acuerdo con un informe de Reuters en noviembre del año pasado.

Recomendamos: Judiciales son implicados en entierros masivos en una fosa clandestina

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×