El Ejército pide dejar el combate al crimen y regresar a los cuarteles

El titular de la Sedena dijo que los militares no estudian "para perseguir delincuentes", por lo que necesitan volver a sus funciones o, cuando menos, tener un marco legal que los respalde.
Diversas encuestas señalan que el Ejército es una de las instituciones más confiables para los ciudadanos. El titular de la Sedena cree que esa percepción está cambiando a raíz de sus labores anticrimen.
Imagen en riesgo  Diversas encuestas señalan que el Ejército es una de las instituciones más confiables para los ciudadanos. El titular de la Sedena cree que esa percepción está cambiando a raíz de sus labores anticrimen.  (Foto: Fotoarte )
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, hizo un llamado para que el Ejército sea retirado de las tareas de combate a la delincuencia en las que fue colocado hace 10 años. El general aseguró que esas labores corresponden a otras instituciones y los militares no se sienten “a gusto” desempeñándolas.

“Ninguno de los que estamos con ustedes aquí estudiamos para perseguir delincuentes. Nuestra idea, nuestra función es otra, y se está desnaturalizando”, dijo el jueves pasado en un encuentro con periodistas.

El general insistió en que el Ejército fue creado para velar por la seguridad nacional y, en caso de ser requerido para labores de seguridad pública, necesita un marco legal que regule su actuación y respalde a sus integrantes.

“Estamos pidiendo que se regularice la actuación de las Fuerzas Armadas, ya que los mexicanos quieren que estén en sus cuarteles, y yo sería el primero en levantar no una, sino las dos manos, para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales”, dijo.

Las declaraciones de Cienfuegos se producen al mismo tiempo que el Congreso discute normas que definan el margen de acción de los militares cuando asuman tareas de la policía.

Ve: ¿Lucha de cárteles en Veracruz tras agresión a Ejército?

Se trata de una legislación pendiente desde que, a finales de 2006, el entonces presidente Felipe Calderón lanzó una estrategia de combate frontal al crimen organizado, sustentada en operativos del Ejército y la Marina. El actual gobierno, encabezado por Enrique Peña Nieto, ha mantenido en las calles a soldados y marinos.

“No hay una sola ley que hable de seguridad interior”, dijo el general. “No es responsabilidad de la Defensa Nacional ni de la Marina, es responsabilidad de la Secretaría de Gobernación, de acuerdo con las facultades que cada uno tiene. Nosotros somos responsables de la defensa nacional. ¿Con esto qué quiero decir? Que es precisamente la Secretaría de Gobernación quien debe estar insistiendo en que esta ley se promulgue”.

Hasta ahora, sin embargo, los grupos parlamentarios en las cámaras no han alcanzado acuerdos sobre el tema ni sobre cuándo podría aprobarse.

Para el general, es indispensable que la ley se apruebe pronto, porque los militares están “en la incertidumbre” sobre qué pueden hacer y qué no, mientras enfrentan riesgos al estar cara a cara con los grupos delictivos, son señalados de violar derechos humanos y su imagen pública se deteriora.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Eso es lo que debe buscar esta ley, la ley la van a decidir los legisladores, ellos dirán hasta dónde sí y hasta dónde no, y nosotros acataremos lo que disponga el propio Congreso”, dijo el secretario.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) 2016, del Inegi, el Ejército es la segunda institución con el mayor nivel de confianza entre las autoridades encargadas de la seguridad pública, la seguridad nacional, la procuración y la impartición de justicia.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×